Policiaca

Supuesto payaso mató a Gabriel en la 10 de mayo, Culiacán

El hecho ocurrió en calles de la colonia 10 de Mayo; presuntamente el hoy occiso trató de correr, pero no alcanzó a salvar su vida

Por  Hernán Alfáro

Después de revisar las heridas de bala que presentó la víctima, retiraron el cuerpo para que se le practicara la autopsia.(El Debate)

Después de revisar las heridas de bala que presentó la víctima, retiraron el cuerpo para que se le practicara la autopsia. | El Debate

Culiacán, Sinaloa.- 30 años tenía Gabriel N. cuando la noche del pasado viernes un individuo, quien según iba vestido de payaso, llegó para privarlo de la vida al encontrarse afuera de una vivienda en la colonia 10 de Mayo, al sur de Culiacán.

El responsable logró evadir la acción de la justicia.

El desenlace

El ambiente en el sector era más que nada familiar. Vecinos apostaron por estar descansando en casa, pero jamás imaginaron que en cuestión de minutos una serie de balazos causara zozobra en el barrio.

Primero se resguardaron en los inmuebles, y cuando el generador de violencia se fue, salieron a ver qué había pasado.

Un joven conocido como una persona tranquila, según sus amistades, quedó lesionado a balazos junto a un camión urbano cuando estaba por la calle Girasol.

Su camisa de resaque color blanca al final lució toda ensangrentada. Se solicitó apoyo de policías y personal de auxilio.

Paramédicos de Cruz Roja fueron para confirmar que Gabriel ya no presentaba sus signos vitales, por lo que lo taparon con una delgada sábana azul para no quedar a la vista de las decenas de personas que trataban de observar el cuerpo.

Extraoficialmente se dio a conocer que probablemente el joven convivía con un grupo de amigos afuera de una casa.

Pero en el momento menos pensados se le acercó un hombre vestido de payaso con un arma en su mano.

Después de revisar las heridas de bala que presentó la víctima, retiraron el cuerpo para que se le practicara la autopsia. Foto: El Debate

Gabriel se habría levantado rápidamente al sentirse amenazado e intentó correr. El agresor impidió que escapara disparándole, al parecer, con revólver.

El joven cayó al pavimento, y su teléfono celular fue a quedar debajo del camión.

Al final

Los trabajos periciales iniciaron momentos después, cuando personal de la Fiscalía atravesó la zona acordonada.

Posteriormente supervisaron la escena del crimen, pero no hallaron cascajos.

Policías investigadores del área de Homicidios Dolosos tomaron el caso para tratar de resolverlo en un tiempo aún no determinado.

Los forenses realizaron algunas fotografías como parte del protocolo de ley. Cuando finalizaron se llegó a la determinación de que se llevaran el cadáver al anfiteatro para realizarle la autopsia que marca la ley.