Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Terror en Culiacán, dos muertos tras balacera

Uno de ellos fue declarado muerto en una clínica privada de la colonia Chapultepec

Un hombre sin vida  junto a una camioneta y otro más en una clínica privada del sector Chapultepec fue el saldo de una balacera ocurrida la noche de ayer en calles de la colonia Obrero Campesina; solo trascendió la identidad oficial de una de las personas asesinadas.

EL REPORTE
Las autoridades que acudieron al lugar mencionaron que cerca de las 22:00 horas de ayer fueron alertados vía radio sobre múltiples detonaciones de arma de fuego sobre la avenida Galaxia y calle Satélite, en la colonia Obrero Campesina, a unos metros de la escuela primaria del sector. Al llegar al sitio se confirmó el hecho, detallando que en el lugar se hallaba una persona sin vida, a quien solamente conocían con el nombre de David, pero no fue confirmado.

Se desconocía su edad y el domicilio. Asimismo, se mencionó que otro hombre había sido trasladado a un hospital privado de la colonia Chapultepec a bordo de un automóvil Nissan Versa blanco, quien respondía al nombre de  Guadalupe N., de 30 años, y residía en el mismo sitio en donde ocurrió la refriega.

LOS HECHOS
En el lugar se indicó que la agresión tuvo su origen junto a una camioneta GMC color perla de modelo 2017 de la que presuntamente descendían estas personas. De los responsables no se dio información, ya que ninguna persona salió, pues al escuchar las detonaciones de arma de fuego decidieron refugiarse para ponerse a salvo.

El cadáver de David quedó bocabajo junto a la unidad motriz, y a su alrededor se localizaron decenas de casquillos percutidos de bala, al parecer calibre 9 milímetros y 7.62x28, utilizado en el rifle de asalto AK-47, conocido como “cuerno de chivo”.

En pocos minutos la zona se pobló de autoridades municipales y de militares, minutos después llegaron al sitio los agentes periciales y de investigación de la Fiscalía General del Estado para llevar a cabo los trabajos de campo necesarios, en donde levantaron las evidencias, y al concluir se trasladaron a la clínica particular, donde estaba la otra víctima para realizar los peritajes. Luego de culminar con las pesquisas, se ordenó que ambos cuerpos fueran trasladados al anfiteatro local y la camioneta fue remolcada a una pensión.