Policiaca

Tras 10 días de búsqueda encuentran a hombre muerto en Culiacán

Tan solo quedaba una madre llorando, esperando el cuerpo de su hijo llegara a su casa

Por  Marco Millán

Tras 10 días de búsqueda encuentran a hombre muerto en Culiacán

Tras 10 días de búsqueda encuentran a hombre muerto en Culiacán

Culiacán, Sinaloa.- Fueron 10 largos días, de sufrimiento, impotencia, coraje, pero también esperanza, una esperanza que solo unos padres pueden tener al buscar a su hijo desaparecido.

La búsqueda fue en caminos, callejones, baldíos, áreas como el ya famoso camino al dique de la primavera, zonas donde la delincuencia usa para tirar a sus víctimas sin vida. Todos esos lugares fueron revisados. Pero después de 10 días ayer miércoles aproximadamente a las 23:30 horas una llamada anónima al 911 alertaba a las autoridades, la cual indicaba que por el libramiento Benito Juárez mejor conocida como la costerita a la altura de barrancos se encontraba un hombre tirado junto a la carretera y quien al parecer habría sido atropellado.

De inmediato una patrulla de la policía municipal se acercó al lugar, fue entre la maleza aún costado de la carretera que localizaron el cuerpo ya sin vida de un hombre. La noticia llegó rápido también a oídos de funerarios quienes al llegar a la escena del crimen y ver la vestimenta de la víctima notaron que coincidía con la que Luis había sido privado de su libertad por un grupo armado en la comunidad de Portacelis perteneciente a El Dorado. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

De inmediato el padre así como más familia llegaban al lugar del hallazgo. La búsqueda había terminado, el cuerpo ya sin vida de Luis Enrique estaba ahí, con los pies y manos encintados y rastros de sangre sobre su rostro. 

El reporte del hallazgo se registró a las 23:30 horas del miercoles. Foto: Marco Millán 

Todo indicaba que a Luis lo tuvieron privado de su libertad todos estos días, y que según la versión de los investigadores fuera ayer miércoles que le arrebataran la vida por el estado en que se encontraba el cuerpo, quien presentaba heridas de bala en el rostro. 

Tan solo quedaba una madre llorando, esperando el cuerpo de su hijo llegara a su casa.