Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un presunto robacarros muere y otro sale herido en persecución

POLICIACA

Paramédicos ingresan con el herido al hospital.

Un presunto robacarros muere y otro sale herido en persecución

Culiacán, Sin. Un presunto robacarros murió y otro más resultó herido tras una persecución que culminó junto a un conocido supermercado que se encuentra en la colonia Infonavit Barrancos.

Autoridades identificaron al occiso en el lugar como Arturo Velarde García, mientras que el herido resultó ser Ramón Velarde García, de 22 años.

El joven herido señaló a la policía, que era sobrino de Arturo y que tenían su domicilio en la colonia Ruiz Cortines, pero que eran originarios de San Ignacio.

Los hechos. El reporte se registró aproximadamente a las 15:10 horas de ayer, por la calle Artículo 115, entre las avenidas Macario Gaxiola y Benjamín Hill, del sector antes mencionado.

A decir de las autoridades, Arturo y Ramón habían intentado despojar un vehículo Nissan Versa, a una mujer, en una de las calles del fraccionamiento Azucena, ubicado a unas cuadras del lugar.

En ese mismo sitio, ambos jóvenes fueron interceptados por sujetos armados, quienes los persiguieron hasta un conocido supermercado ubicado junto a una cancha de futbol y la iglesia del 'Padre Jeringas'.

En dicho lugar, los sujetos armados le dieron alcance a los jóvenes y les dispararon en repetidas ocasiones con armas de grueso calibre.

Arturo quedó muerto boca arriba, mientras que Ramón siguió corriendo hasta llegar a un sushi, ubicado por la avenida Benjamín Hill.

Los agresores huyeron sin poder ser localizados.

Minutos después arribaron paramédicos, quienes confirmaron el deceso de Arturo y tras aplicar los primeros auxilios a Ramón Velarde, lo trasladaron a un hospital donde quedó internado.

Ramón Velarde García presentó varias heridas de bala en el pecho y la espalda.

Policías de las diferentes corporaciones acudieron al lugar para recabar información.

Personal investigador recabó como evidencia en el lugar 16 casquillos de bala, 11 de ellos calibre 9 milímetros y cinco más calibre .45.

El cuerpo de Arturo Velarde quedó sobre la calle entre el estacionamiento del supermercado y la cancha de futbol.

Al lugar acudió la afectada quien reconoció al occiso como el que, momentos antes, había intentado despojarla de su automóvil.