Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Un vecino de Barrancos muere acribillado en una persecución

CULIACÁN

La primera agresión se registró a unos metros de la entrada del Cobaes 60.

El automóvil quedó manchado de sangre.

Tres impactos de bala presentó la camioneta de la benemérita Cruz Roja.

Un vecino de Barrancos muere acribillado en una persecución

Culiacán, Sin.- Un grupo de sujetos armados balearon a una persona frente al Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa (Cobaes) 60, que se encuentra en la colonia Antonio Rosales y tras una breve persecución lo remataron a la entrada de la benemérita Cruz Roja, que se encuentra por el bulevar Ciudades Hermanas.

El occiso fue identificado mediante una licencia de conductor como Yoshi Salvador López González, de aproximadamente 40 años de edad, quien tenía su domicilio en el fraccionamiento Infonavit Barrancos.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/hGOhZzpNKpA?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Los hechos. El atentado fue reportado aproximadamente a las 09:30 horas de ayer, frente al plantel educativo antes mencionado.

La información recabada establece que López González circulaba de norte a sur sobre el bulevar Albert Einstein a bordo de un automóvil Camry color gris, placas GBN-3304 de Durango.

Al pasar frente a la escuela fue interceptado por un grupo de sujetos armados que viajaban en un vehículo de color blanco, quienes sin mediar palabra le dispararon en repetidas ocasiones con rifles 'cuerno de chivo'.

López González, malherido, aceleró la marcha del vehículo, en un intento por salvar su vida, y se dirigió a las instalaciones de la Cruz Roja que se encuentran sobre el bulevar Ciudades Hermanas.

La víctima estacionó la unidad a la entrada de la benemérita y al bajar del automóvil fue acribillado por los mismos delincuentes que lo venían persiguiendo.

Tras cometer el atentado, los sujetos se dieron a la fuga sin poder ser localizados.

El cuerpo de Yoshi Salvador quedó destrozado a balazos a un lado del automóvil en el que viajaba.

El vehículo quedó con la puerta del chofer abierta y la música del estéreo a todo volumen.

La carrocería de la unidad presentó decenas de impactos de bala, y el cristal de la puerta del chofer quedó destruido a balazos.

El automóvil quedó manchado de sangre en el asiento y la puerta del chofer.

Instantes después, un medico que se encontraba de guardia en la Cruz Roja salió para revisar los signos vitales de la víctima, pero sólo confirmó que ya había fallecido a consecuencias de los múltiples impactos de bala que recibió en distintas partes del cuerpo y la cabeza.

Posteriormente, el sitio se llenó de decenas de agentes de las diferentes corporaciones policiacas, quienes acordonaron el área donde se registraron los hechos.

El atentado fue presenciado por decenas de estudiantes que se encontraban en clases en el Cobaes 60, y de civiles que circulaban por el lugar y personas que se encontraban atendiendo su puesto de vendimia al momento del atentado.

Tanto la avenida Einstein, así como el carril que circula de oriente a poniente del bulevar Ciudades Hermanas, fueron cerrados a la circulación vehicular mientras se realizaban las diligencias.

Durante el atentado, una camioneta Suburban color blanco, propiedad de Cruz Roja, resultó dañada con tres impactos de bala en la carrocería, la llanta derecha delantera quedó ponchada por uno de los disparos y el parabrisas resultó dañado por una de las esquirlas de bala.

Parte de la banqueta que se encuentra a la entrada de la institución altruista presentó decenas de impactos de bala.

Evidencias. A unos metros de la entrada del Cobaes 60, donde se registró la primer agresión en contra de López González, peritos de la Procuraduría General de Justicia aseguraron 26 casquillos de bala calibre 7.62x39, para rifle AK-47, 'cuerno de chivo'.

Junto al automóvil, a la entrada de Cruz Roja, en Ciudades Hermanas, fueron asegurados 43 casquillos más del mismo calibre.

Al revisar la unidad de la víctima, autoridades también aseguraron una mochila color rosa.

Luego de realizar las diligencias, un agente del Ministerio Público especializado en investigar homicidios dolosos ordenó el traslado del cuerpo al Semefo, donde se le practicaría la necropsia de ley.