Selecciona tu región
Policíaca

VIDEO: Así fue el asalto a comercio en el centro de Culiacán, Sinaloa ¡parecían estudiantes!

Por El Debate

-

Culiacán.- "Compañeros, compañeros, me acaban de asaltar", avisaba con voz apresurada un comerciante del Centro de Culiacán, Sinaloa.

Pese a un operativo especial puesto en marcha en el Centro de la Ciudad el lunes se registró un asalto a mano armada.

Eran chavos, menos de 30 años. Por su aspecto, podrían pasar desapercibidos en cualquier biblioteca. Uno de cachucha negra con blanco y camiseta gris manga larga y una mochila a su espalda, el otro, de camisa azul y pantalón Levi's azul claro.

Ambos de lentes, pero el primero los usa negros, haciendo que con la visera de la gorra poco se le viera el rostro, y su cómplice trae lentes con aparente graduación. Los dos parecían estudiantes.

En el video que circula en redes se les puede ver haciendo preguntas al encargado del negocio de celulares que atracaron, quien les mostró su mercancía, pero al minuto 4:30 sacaron a relucir el motivo real de lo que iban a realizar.

Casi en automático sacaron sendas armas de fuego, uno de la mochila que portada, el otro la tomó de su cintura. Y justo éste, el de lentes no oscuros, se fue contra el trabajador y lo amagó con una pistola como lo hacen los pandilleros en las películas de Hollywood, con el cañón apuntando al suelo y haciendo ademanes de bravo y gritando. 

Intercambiaron palabras con el encargado, amagaron, y la víctima no dejó de hablar en todo momento. De botín se llevaron 3 mil pesos y mercancía. 

Después, al minuto 5:16 los dos delincuentes se retiraron, en el negocio quedó la víctima y el miedo de que dos muchachos, que bien podrían estar en alguna escuela, lo pudieron lesionar a tiros en lo que parece su recién iniciada vida delincuencial.

Tras ser asaltada la víctima pasó el aviso a los demás comerciantes: “compañeros, compañeros, acabo de avisar al 911 me acaban de asaltar a punta de pistola”, dijo el afectado mientras describía a los atracadores. 

Leer más: Asaltan al secretario de organización de la ULCC en su negocio en el centro de Culiacán

Lo bueno es que el centro es seguro, por lo menos así lo dicen las autoridades: qué tal si no lo fuera.

Síguenos en