Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

Abarroteros se protegen para no ser víctimas de robos

Los pequeños comerciantes de Pradera Dorada instalan rejas en sus negocios como medida de protección

Por: Roberto Gil Ríos Sánchez

Abarroteros se protegen para no ser víctimas de robos. Foto: El Debate

Abarroteros se protegen para no ser víctimas de robos. Foto: El Debate

Mazatlán, Sinaloa.- “Cuando era pequeño, me encantaba pedirle dinero a mis papás para ir a la tienda, nada más a comprar. Pasaba un largo rato buscando a ver qué se me antojaba, y haciendo cuentas para saber si me iba a alcanzar. Ahora que soy dueño de un abarrote, me siento mal de atender desde una reja, pero es que hay mucha inseguridad”, relata el señor Alfonso.

Prevenido

Don Alfonso atiende una de las tantas tiendas de abarrotes con la que cuenta el fraccionamiento Pradera Dorada, el cual se encuentra en estos momentos, estrenando su sexta etapa y se ve obligado a reforzar la seguridad en su negocio.

Al igual que la tiendita de don Poncho, son varios los negocios que se pueden apreciar en las mismas circunstancias, enrejadas; sobre todo, los que no están instalados en las avenidas principales.

Las tiendas que están por la entrada sí funcionan como las de antes, pero nada más cuando está la luz del día, porque por las noches, el peligro es para todos, señala Alfonso.

El tendero asegura que tomó la decisión de atender desde el cancel cerrado después de sufrir un asalto a plena luz del día en su comercio.

“No quise arriesgarme como otras personas que también tienen su tienda por aquí y hasta que los asaltaron tres veces hicieron adaptaciones para atender sin que la gente entre”, detalló.

A lo que el señor hacía alusión era a una tienda que se ubica a unas cuantas casas de la suya, la cual cuenta con una especie de mostrador para atender desde el interior, que se hallaba cerrada en esos momentos.

Seguridad

Francisca, quien también tiene una tienda, comenta que a raíz de varios hechos fuertes que han acontecido en el lugar, la vigilancia es cada vez mayor y que no ha sabido que en días recientes se presente algún asalto a comercio, pero está a favor de tomar medidas preventivas, como lo han hecho en las otras tiendas.

Sé que es muy molesto tener que comprar así, pero hay que ayudarse uno como pueda, tal vez esto me baje ventas porque la gente prefiera caminar hasta un Oxxo o al Kiosko, pero el sol sale para todos”, comentó.

En esta nota: