Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

Le arrancan el dedo a mordidas durante riña en Chihuahua

El afectado acusa a un empleado de la Fiscalía de haberlo agredido supuestamente por faltarle al respeto a su esposa

Por: El Debate

El afectado denunció que su vecino lo agredió a golpes y le arrancó el dedo a mordidas.(Temática/ Pixabay)

El afectado denunció que su vecino lo agredió a golpes y le arrancó el dedo a mordidas. | Temática/ Pixabay

Chihuahua, Chihuahua.- Un hombre acusa a un empleado de la Fiscalía de haberle arrancado el dedo a mordidas durante una riña el pasado sábado 1 de septiembre en la colonia Franja La Villa, al norte de la ciudad.

El afectado dijo ser vecino del presunto agresor, quien trabaja como custodio del Centro de Readaptación Social para Adolescentes Infractores (Cersai), y explicó que los hechos ocurrieron en la intersección de la calle Insurgentes, esquina con Avelina Gallegos.

Lee también: Ejecutan a psicóloga del Tribunal Superior de Justicia

Según informó El Heraldo de Chihuahua, el agredido, Arturo "N"., detalló que había mandado a su hijo, de 7 años de edad, a que fuera por agua con un familiar que vive cerca de su casa, cuando fue amedrentado por su vecino, Emmanuel "N"., custodio del Cersai.

Arturo señaló que el problema se suscitó porque Emmanuel dijo que le había faltado al respeto a su esposa, situación que el agredido niega rotundamente.

Claro que no, yo tengo a mi esposa y ami hijo, y yo les debo respeto. Él llegó a mi casa y amenazó mi vida, y yo le dije que sin armas lo que quisiera, relató.

Lee también: Genera movilización abuelita que recogió del kínder al nieto equivocado

Fue así que ambos vecinos llegaron a los golpes y posteriormente llegaron la esposa del custodio, su hermana y una mujer más a ayudarlo, y presuntamente comenzaron a patear a Arturo.

Para ese momento, el niño de 7 años ya había regresado de hacer su encargo y presenció los violentos hechos.

Según la versión, la esposa de Arturo también llegó a la pelea para quitarle a las mujeres de encima, pues no le parecía justo que se metieran, sin embargo también resultó golpeada.

“Cuando comienza a golpearme su esposa, él me mordió el dedo y me sujetó del cuello para tirarme; cuando estaba en el suelo siguió pegándome con el pedazo de mi dedo en su boca. Su esposa también seguía pegándome, por lo que mi señora se metió para quitármela, fue cuando llegaron su hermana y otra familiar de él a golpearla”, indicó el afectado.

Ambos fueron detenidos tras la riña y llevados a la comandancia donde les elaboraron el reporte del hecho. Arturo recibió atención médica por la situación de su dedo, y dijo que cuando volvió ya habían liberado a su vecino.

“Antes de que se fuera me dijo: 'yo no quiero más pleitos', por lo que me dio una hoja para firmar, en la que cada uno se hacía responsable de sus lesiones y gastos; después de haberme amenazado en varias ocasiones con que esta era la última vez y que si me llevaban al Cereso me iban a matar, mejor la firmé”.

Finalmente, Arturo comentó que su vecino es una persona muy agresiva en varios ocasiones ha molestado a otros habitantes del sector, ya sea con su arma o presumiendo que es empleado del penal.

Si esto me hizo a mí, siendo alguien grande, no sé qué le pueda hacer a los niños bajo su cuidado, concluyó.

En esta nota: