Policiaca

Viven con la incertidumbre de ser víctimas de ladrones

Los habitantes del Fovissste Playa Azul señalan que se han registrado robos domiciliarios y asaltos

Por: Rubén Navarro

Viven con la incertidumbre de ser víctimas de ladrones. Foto: Ruben Navarro

Viven con la incertidumbre de ser víctimas de ladrones. Foto: Ruben Navarro

Mazatlán, Sinaloa.- Una aparente calma se respira al transitar por las calles del Fovissste Playa Azul. Casi no se observan personas caminar, pese a que es mediodía. Quizá la mayoría de los habitantes está trabajando o prefiere estar encerrados en casa ante el temor de sufrir un asalto

Lea también: Los panteones municipales están que dan miedo

Sin embargo, la aparente tranquilidad contrasta con los robos que se han presentado en este sector ubicado al norte de la ciudad. 

El argumento de los vecinos es que tienen muy cerca las vías del ferrocarril, por donde a diario transitan personas que van de paso por la ciudad y que también delinquen.

Es durante la tarde-noche cuando observan a individuos agrupados en las vías del tren, situación que les atemoriza, pues se han dado casos de asalto y robos domiciliarios.

Inseguridad

Hace poco que personas desconocidas ingresaron a la casa de una de las vecinas y se apoderaron de un lote de joyas valuado en varios miles de pesos. 

La mujer narra que los desconocidos retiraron de su lugar un aire acondicionado de ventana, y por ese orificio ingresaron.

Se llevaron la mercancía con la cual obtenía recursos para los alimentos y necesidades básicas. 

Pese a que denunció ante las autoridades ministeriales, hasta el momento no sabe de la investigación. 

En ese mismo sector vive un pequeño comerciante que fue víctima de los ladrones hace menos de un mes. Señala que a pleno día lo asaltaron, y pese a que denunció ante la Policía, no atraparon a los ladrones. A raíz de esto, decidió unirse al grupo que cuenta con seguridad privada.

Medidas

Ante la inseguridad que priva en ese sector, algunos habitantes han optado por contratar seguridad privada, y con ello, al menos disminuir el índice de robos domiciliarios pues, según dicen, la presencia de policías es nula. 

Los vecinos aportan 10 pesos cada uno diariamente para cubrir el sueldo de los vigilantes, que recorren las calles en moto las 24 horas del día. 

Esta medida les ha dado un poco de tranquilidad, pues dicen que los guardias retiran a personas sospechosas. 

Los habitantes piden a las autoridades municipales que envíe a policías a realizar rondines de vigilancia y con ello reforzar los recorridos que hacen los civiles contratados como guardias.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • Ladrones
  • Playa Azul