Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

Misa de bautismo acaba en tragedia; matan a tío y sobrino en iglesia

El párroco de la iglesia colocó una veladora al pie de uno de los difuntos

Por: El Debate

Las personas fueron privadas de su vida. Foto El Debate

Las personas fueron privadas de su vida. Foto El Debate

Mazatlán, Sinaloa.- Una misa de bautismo terminó en tragedia la tarde de este sábado, tras ser ejecutados dos de los asistentes en el exterior de la iglesia de la colonia Adolfo López Mateos.

El ataque armado ocurrió a unos metros de la caseta de la Policía Municipal que se encuentra en ese sector habitacional. 

Lee también:  Biblia y vela albergaban droga con destino a California

Los vecinos se mostraron incrédulos y temerosos por el hecho sangriento, pues nunca habían vivido una situación similar afuera del recinto religioso.

 LAS VÍCTIMAS

La información que se obtuvo con fuentes policiales señala que una de las víctimas es un menor de edad. Este se llamaba Alan Alejandro, quien tenía 17 años. El adulto fallecido fue identificado por sus familiares con el nombre de Francisco Javier, de 38 años, residente de la comunidad de El Palmito, Concordia. 

Otra persona de 41 años resultó herida por esquirlas de bala en la rodilla izquierda. Paramédicos de Bomberos Veteranos acudieron al llamado de emergencia, y a su arribo, confirmaron que el adulto y el menor de edad fallecieron por disparos de arma de fuego. Presentaron heridas de bala en el pecho, rostro y cabeza.

Las víctimas fueron ultimadas a balazos.

Lee también: Detienen a presunto homicida, estaba viendo casas de forma sospechosa

 A PROTEGERSE

Algunos testimonios coincidieron en que ese momento fue de terror.  Minutos después de las 18:00 horas, el bautismo de una niña había concluido y los padres, compadres e invitados se disponían a abandonar la iglesia de San Felipe de Jesús, ubicada en privada Felipe Riveros casi esquina con Gabriel Leyva, en la referida colonia.

Se disponían a tomarse las fotos del recuerdo cuando una serie de detonaciones de arma de fuego causaron  alarma y los presentes entraron en pánico. Niños, jóvenes y adultos corrieron hacia todas direcciones para ponerse a salvo. Después escucharon el ruido del motor de un auto que se retiraba a toda velocidad. Sobre la privada Felipe Riveros, por un lado de un auto blanco, quedaron tendidos los cuerpos de dos varones, de quienes se dijo, eran tío y sobrino.  

 LA INVESTIGACIÓN

Policías municipales, militares y federales arribaron al lugar del doble homicidio para acordonar el área y esperar a que personal de la Vicefiscalía realizara la investigación de campo y recolectara casquillos de arma de fuego como evidencia. 

En esta nota:
  • Ceremonia religiosa
  • Mazatlán
  • Violencia