Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

“Encontramos a mi hermano muerto cubierto con una cobija blanca”

El pequeño Josué Alejandro, de 8 años, fue encontrado sin vida en el interior de un domicilio

Por: Mari­a Ibarra

“Encontramos a mi hermano muerto cubierto con una cobija blanca”

“Encontramos a mi hermano muerto cubierto con una cobija blanca”

Escuinapa, Sinaloa.- Josué Alejandro, de 8 años, salió de su hogar para jugar, como lo hacía durante las tardes, a escasos metros de su casa. Pero en esta ocasión no regresó. Su sonrisa infantil fue apagada por un hombre que abusó sexualmente de él y lo asesinó.

 Desaparición

Familiares de la víctima brindaron información de este trágico suceso, registrado en la colonia Pueblo Nuevo, entre las calles Río Fuerte y Río Quelite, en el municipio de Escuinapa, domicilio al que asistía Josué Alejandro a jugar, ya que es un lugar concurrido por muchos niños porque había máquinas de videojuego.

Lugar donde fue encontrado el pequeño.

“Mi hermano salió de la casa a jugar a las maquinitas y a los tazos, como a las 07:30 de la tarde. A los minutos fuimos a buscarlo, pero no lo encontramos. Nos asustamos y empezamos a preguntar a los vecinos.

En cuatro ocasiones fuimos a ese domicilio para preguntar por Alejandro, pero los señores se negaban diciendo que no sabían nada”, relató su hermana.

Después de buscarlo por varias horas, decidieron alertar a las autoridades y solicitar su apoyo.

Fue en el interior del domicilio ya señalado donde los familiares y autoridades localizaron al menor sin vida, cubierto con una cobija blanca.

El hallazgo

“A pesar de que fuimos en varias ocasiones a buscar a mi hermano en ese lugar (negocio de maquinitas), nos lo negaron, y fue encontrado, como a las 11:30 de la noche, que encontramos a mi hermano muerto en el interior, en el segundo cuarto, cubierto con una cobija blanca.

Tenía huellas en el cuello de que lo asfixiaron y rastros de golpes en diferentes partes de su cuerpo”, señaló su pariente.

Los familiares exigen justicia y que se detenga a la persona responsable, un hombre de aproximadamente 25 años, quien huyó del lugar después de cometer el homicidio.

 Sin detenidos

Juan Carlos Natarén Ovando, director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, informó que la corporación fue alertada de lo sucedido y se trasladó al lugar señalado,  donde se localizaba el cuerpo del menor y acordonaron el área.

Se manifiestan para pedir justicia.

Agregó que no hubo personas detenidas, por lo que implementaron un operativo para buscar al presunto responsable en coordinación con la Policía Militar durante la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Hasta las 08:00 horas de ayer no se había logrado detener al presunto responsable.

Autoridad

Como un hecho indignante y monstruoso calificó el alcalde Emmett Soto Grave el asesinato de Josué Alejandro. .

“Desde el primer momento en que tuvimos conocimiento de este hecho tan lamentable y que indigna a toda la sociedad, se iniciaron los apoyos al padre de familia, que es un trabajador de Ayuntamiento en el área de Obras Públicas.”

 Claman justicia

Con la exigencia de justicia y que el homicidio del pequeño Josué Alejandro no quede impune, un grupo de familiares y vecinos de la víctima se manifestó a las afueras de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal. 

Josué Alejandro, de 8 años, fue asesinado, y presuntamente abusado sexualmente, cuando acudió a jugar al domicilio de un vecino que tenía en su negocio máquinas de videojuegos.

“Mi mamá se quedó esperándome”, “Que este crimen no quede impune, ayúdenos”, “Ese abusador tiene que pagar”, “Pasó una vez, volvió a pasar, ¿y el gobierno dónde está?”, “Solo era un angelito de tan solo 8 años de edad, ¡justicia!”, eran algunas de las demandas que se leían en las pancartas que los manifestantes portaban a las afueras de la corporación policiaca.

Con voz desgarradora, María Luisa Morales exigía justicia para su sobrino.

En su exigencia lamentaba este homicidio que pudo haberse prevenido si las autoridades hubieran atendido las denuncias previas que se habían interpuesto en contra de esta familia por presuntos acoso sexual de menores.

Después de varios minutos de mantenerse la manifestación, Juan Carlos Natarén Ovando, director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, salió de la corporación.

De inmediato, los familiares le exigieron no dejar en libertad a las tres personas que habían sido detenidas durante la madrugada.

Al ver partir al jefe policiaco, los manifestantes se trasladaron al Ministerio Público para exigir a las autoridades competentes no dejar en libertad a estas personas, solicitud que fue ignorada, y salieron libres el papá, la mamá y una hermana del presunto responsable.

En esta nota: