Política

AMLO arranca el programa Sembrando Vida en Durango

El programa Sembrando Vida se aplicará en 19 entidades federativas, entre ellas Sinaloa, que tendrá un presupuesto de 600 millones de pesos durante el 2019 en todo el país

Por  Jorge Luis Lozano

Andrés Manuel López Obrador, durante su discurso frente a miles de simpatizantes.(Víctor Hugo Olivas)

Andrés Manuel López Obrador, durante su discurso frente a miles de simpatizantes. | Víctor Hugo Olivas

Durango.- Al ser la entidad con mayor reserva de biósfera y territorio en todo el país, Durango fue elegido por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para arrancar ayer el programa Sembrando Vida.Serán 25 mil hectáreas las que se empezarán a sembrar, y los recursos madereros que en ellas existen serán aprovechados para beneficiar a los mismos ciudadanos.

No obstante, el mandatario presumió que por gestiones directas del gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, el programa abarcará otras 25 mil hectáreas más el próximo año. Con ello serán 50 mil hectáreas en total que en Durango serán aprovechadas para beneficiar a los sectores más desprotegidos, principalmente comunidades indígenas históricamente marginadas por las anteriores administraciones federales. 

De acuerdo con el plan estratégico de la Secretaría del Bienestar, el programa Sembrando Vida tendrá un presupuesto de 600 millones de pesos durante el 2019 en todo el país.

AMLO saluda al gobernador de Durango. Foto: Víctor Hugo Olivas

Las metas 

Durante su intervención, la secretaria del Bienestar, María Luisa Albores González, explicó que el programa Sembrando Vida tiene como principal objetivo lograr que vivir en el campo mexicano deje de ser un sinónimo de pobreza y marginación.

El programa incentivará a los productores agrícolas a establecer sistemas productivos agroforestales que combinen la producción de los cultivos tradicionales en conjunto con árboles frutícolas y maderables, y el sistema de milpa intercalada entre árboles frutales. Con ello se pretende contribuir a generar empleos, a la vez que se incentiva la autosuficiencia alimentaria, se mejorarán los ingresos de las y los pobladores y se recuperará la cobertura forestal de un millón de hectáreas en el país. 

El presidente atiende de manera directa a algunos simpatizantes. Foto: Víctor Hugo Olivas

Los apoyos se otorgarán a los habitantes de las zonas rurales que posean de 2.5 hectáreas disponibles para ser trabajadas en un proyecto agroforestal. 

Los beneficiarios recibirán un apoyo mensual de 5 mil pesos, de los cuales 500 pesos eran para un fondo de ahorro. Además de ello, los productores inscritos en el programa recibirán insumos forestales, herramientas y un programa de asesoría personalizada. 

Los apoyos serán entregados de manera directa, sin intermediarios de instituciones u organizaciones, como lo había prometido López Obrador desde su etapa de campaña. 

El programa tiene la meta de generar 10 mil fuentes de empleo este año, y la cifra se duplicará en el 2020 en Durango. Lo anterior significa una inversión de 50 millones de pesos mensuales. En su primera etapa, el programa Sembrando Vidas se aplicará en 19 entidades federativas, entre las que se encuentra Durango y Sinaloa. 

«Sembrando Vida busca la justicia social y refrenda el compromiso de garantizar el bienestar social de las comunidades rurales y los ejidos», explicó una material audiovisual proyectado durante la presentación del programa, realizada en el estadio de beisbol Jesús S. Silos, de El Salto, cabecera municipal del municipio de Pueblo Nuevo. 

El Salto, cabecera municipal de Pueblo Nuevo, se llenó de simpatizantes. Foto: Víctor Hugo Olivas

Durante su visita, López Obrador anunció, además, una inversión de 200 millones de pesos para mejorar las carreteras de la entidad y la aplicación del programa ganadero de Crédito a la Palabra, la construcción de la Universidad Benito Juárez en Pueblo Nuevo y otra más en Tamazula, la cual tendrá además un internado integrado para evitar que los jóvenes tengan que gastar en el transporte desde sus hogares al plantel.

La carretera más cara del mundo

Durante su visita a El Salto, Andrés Manuel López Obrador refirió que Durango tiene un ejemplo del tipo de corrupción que su administración pretende resolver. 

Mencionó que debido a la corrupción, la construcción de la autopista de cuota Mazatlán-Durango costó diez veces más de lo que debió hacerlo: «La carretera de Durango-Mazatlán claro que es una gran obra, pero costó diez veces más que lo que debió haber costado.

Es la carretera más cara del mundo por la corrupción», señaló el mandatario. Prometió que ese tipo de prácticas se van a terminar durante su administración, y para ello ha empezado a cumplir sus compromisos. 

Señaló que entre los gobiernos aún hay costumbres arraigadas que deben ser desterradas y funcionarios que no quieren entender que las malas prácticas deben terminarse. 

El mandatario mencionó como ejemplo que ya giró instrucciones para que el Infonavit termine con los embargos de viviendas. 

Además, presumió que ya cumplió con el compromiso de derogar la reforma educativa y aseguró que instruyó para el inicio de la regularización de los maestros del Cendi, que, en el caso de Durango, debe iniciar el secretario de Educación Pública. 

Nueva sede 

Durango será la sede de la Comisión Nacional Forestal, anunció el presidente de la República durante su discurso. Mencionó que la asignación de la dependencia es porque la entidad cuenta con la mayor reserva de biósfera y recurso maderables que la hace capital para la definición de las nuevas políticas de aprovechamiento y protección ambiental. Su titular será Jorge Castaños, cuyo origen es Durango, y es el mayor experto en México en vinculación con el sector social forestal.

Rosas Aispuro, un aliado 

Durante su intervención, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, agradeció el apoyo del presidente de la República para ampliar los programas sociales para la generación de empleos, la creación de oportunidades para los jóvenes y el impulso de los emprendedores.

Dijo que está seguro de que con la atención que la administración del Gobierno federal está poniendo, Durango saldrá del rezago histórico en el que se le ha mantenido. Al iniciar su discurso, el gobernador recibió algunas rechiflas y gritos de desaprobación por parte de grupos que asistieron a la reunión masiva con el presidente de la República.

l gobernador de Durango recibió algunas rechiflas. Foto: Víctor Hugo Olivas

Este respondió dando el apoyo a Rosas Aispuro. Dijo que Rosas Aispuro es un buen gobernante y para justificarlo mencionó que fue gracias a su gestión que se amplió el programa Sembrando Vida y se integró a la entidad al programa ganadero de Crédito a la Palabra. 

Larga espera 

El discurso de López Obrador se alargó por más de 40 minutos. No obstante, los miles de simpatizantes y beneficiarios que acudieron a escucharlo debieron espera más de tres horas. El encuentro se había programado para iniciar a la 13:00 horas, hora local. Sin embargo, el presidente de la República arribó al estadio pasadas las 15:00 horas. 

Al verse limitados a los lugares más alejados, un grupo de maestros provenientes de varios lugares de la entidad rompió a gritos y empujones varios de los cinturones de seguridad con los que se separó a la audiencia y logró acceder a las zonas más cercanas al templete en el que estuvo López Obrador: «Venimos a apoyar al presidente de la República. Queremos verlo y darle nuestro apoyo, nada más», explicó una de las maestras que debió ser llamada al orden por parte de personal representante de la Secretaría del Bienestar. 

Los maestros, algunos de los cuales portaban banderines del Cendi, se dedicaron a gritar porras de apoyo a las políticas del mandatario y aplaudieron cuando este les dijo que estaba por iniciar el programa de regularización. 

López Obrador se dejó besar, abrazar y apapachar por cientos de asistentes. Recogió las propuestas y demandas que les entregaban en documentos y dialogó brevemente en directo con algunos representantes de los grupos étnicos que viajaron por varios días para hablar con él.