Política

AMLO lanza juego perfecto en el estadio de Algodoneros de Guasave

Más de siete mil asistentes ovacionaron de pie a López Obrador en agradecimiento por su promesa cumplida: regresar el beisbol a Guasave

Por  Lorena Caro

Andrés Manuel López Obrador abandonando el evento, junto a Estrada Ferreiro.(Foto: El Debate)

Andrés Manuel López Obrador abandonando el evento, junto a Estrada Ferreiro. | Foto: El Debate

Sinaloa.-A las 19:14 horas de ayer, las puertas del estadio Francisco Carranza Limón, en Guasave, se abrieron para recibir en el campo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Por más de tres minutos la afición guasavense ovacionó de pie y con aplausos al gobernante que les cumplió la promesa: traer de vuelta a los Algodoneros de Guasave a la Liga Mexicana del Pacífico. 

«¡Presidente!, ¡presidente!», gritaban desde niños y adultos, mientras que el mandatario alzaba su mano triunfal. Apareció en el campo vistiendo una casaca algodonera y se hizo acompañar por el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, así como por la presidenta de Guasave, Aurelia Leal; sin embargo, estos últimos recibieron algunos abucheos del respetable. 

Andrés Manuel fue puntual a su llegada, pero pasó alrededor de siete minutos en el túnel de acceso al terreno de juego junto a los funcionarios antes mencionados, así como con Omar Canizales Soto, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico; el director de Probeis, Édgar González; el presidente del club Algodoneros, Alfredo Arámburo; el presidente del consejo de la LMP, Joaquín Vega Inzunza, y el empresario Francisco González. 

Pese a que no contactó de cerca a la ciudadanía durante su visita, la cual duró alrededor de una hora, tres de sus asistentes portaban más de una decena de carpetas con peticiones, mismas que fueron recabadas desde la entrada del funcionario hasta su salida. 

Aurelia Leal, Andrés Manuel López Obrador, Quirino Ordaz, Édgar González, Alfredo Arámburo, Francisco González y Joaquín Vega. Foto: Vicente Guerrero / El Debate

Ovaciones a AMLO

Tras realizar los honores a la bandera y con el gusto que ha caracterizado tener por el beisbol, el presidente jugó con la pelota en el campo, la lanzó en cuatro ocasiones, aunque dos de ellas no pudo atraparlas. Eso le bastó para levantar la mano y obtener la ovación, una vez más, de los más de siete mil asistentes. 

Entre los políticos que estuvieron acompañando a AMLO en todo momento en el campo estuvieron, además de los antes mencionados, el senador Mario Zamora y el presidente de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro. Por fuera se pudo ver a otros funcionarios, como el senador Rubén Rocha Moya y algunos secretarios de gobierno, como el de Obras Públicas, Osbaldo López Angulo, y el superdelegado, Jaime Montes. 

Solo un reducido y certificado grupo de personas lo acompañaron en el campo. Foto: Vicente Guerrero / El Debate

Aunque se esperaba que Andrés Manuel López Obrador permaneciera por lo menos dos entradas para ver el juego, este abandonó el lugar al terminar el espectáculo de pirotecnia. 
Solo un soldado vistiendo como tal acompañó al presidente como seguridad oficial, pero más de 10 personas lo rodeaban como civiles. 

Al salir por un acceso restringido el presidente siguió acompañado de todos los funcionarios, y, además de platicar, se tomaron algunas fotografías. 

En este punto AMLO solo atendió a un aficionado que clamaba por una fotografía con él. Después de esto se subió en una camioneta Suburban gris de modelo reciente y se fue a toda prisa. 

A pesar de que el evento estaba programado para el 13 de octubre, el gobierno federal, en conjunto con el estatal y la Liga Mexicana del Pacífico, acordaron adelantarlo para el 11, esto con la finalidad de contar con la presencia del primer mandatario. Aunque no se culminó la remodelación prevista al 100 por ciento para el Carranza Limón, se logró poner en marcha las instalaciones.

Promesa

Durante su campaña, Andrés Manuel prometió a los guasavenses el regreso del beisbol, y en su primer año de gobierno cumplió.