Política

AMLO le responde a Trump y decide que no quiere pelear

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respondió a su homologo Donald Trump y dijo que su gobierno no caerá en provocaciones

Por  EFE

AMLO le responde a Trump y decide que no quiere pelear(amlo.org)

AMLO le responde a Trump y decide que no quiere pelear | amlo.org

México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), respondió este miércoles a su homólogo estadounidense, Donald Trump, que México no caerá en "ninguna provocación" y que ambos países no van a pelearse.

"Lo más importante es decirle que no vamos a pelarnos con el Gobierno de Estados Unidos", dijo el mandatario mexicano al ser cuestionado en su rueda de prensa matutina sobre la nueva amenaza de cierre de la frontera hecha por Trump.

El mandatario mexicano afirmó que su Gobierno no va a "caer en ninguna provocación" y reiteró su intención de mantener una "relación respetuosa y de amistad" con su vecino del norte.

El presidente estadounidense amenazó a través de Twitter con cerrar la frontera para frenar a los migrantes, un hecho que López Obrador desconocía, por lo que su asesor de comunicación tuvo que interrumpir la conferencia para mostrarle los mensajes.

En esta red social, Trump argumentó que los soldados de México "recientemente sacaron armas" contra los efectivos de la Guardia Nacional estadounidense, lo que dijo que "probablemente" fue una táctica de distracción para los traficantes de drogas en la frontera.

Mientras Jesús Ramírez Cuevas le mostraba los tuits del mandatario estadounidense, se pudo escuchar cómo le decía a López Obrador que en ese evento "no hubo disparos".

Vamos a hacer la revisión del caso, a tomar en cuenta lo que él está señalando y asegurarle de que va a haber siempre por parte nuestra una actitud responsable y de respeto al Gobierno y al pueblo de Estados Unidos, aseveró López Obrador.

Además, aseguró que el Gobierno mexicano "va a actuar de conformidad con la ley y en el marco de nuestra soberanía".

A principios de abril, Trump cedió en su amago de clausurar la frontera con México, al afirmar que dará al país vecino un año para detener el flujo de drogas, o de lo contrario impondrá aranceles a sus automóviles antes de decidir si clausura la zona limítrofe.

Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador. Foto: Archivo

El gobernante reconoció entonces que su amenaza de gravámenes podría interferir en el renovado acuerdo comercial entre EE.UU., México y Canadá, conocido como T-MEC y pendiente de ratificación por los Legislativos de los tres países.

Trump dio así marcha atrás a su amenaza de cerrar el linde en esa semana, unos días después de exigir que México detuviera "de inmediato" el flujo de inmigrantes indocumentados que atraviesan su país hacia EEUU, o de lo contrario clausuraría esa zona limítrofe.

Al inicio de la Administración de López Obrador, en diciembre pasado se empezaron a repartir visas humanitarias para todos los migrantes centroamericanos que cruzaban la frontera con Guatemala.

Sin embargo, desde enero comenzaron las restricciones para los migrantes y el Gobierno mexicano los está intentando contener en el suroriental estado de Chiapas.