Política

Abren posibilidad de anular captura de Gastón Azcárraga

Gastón Azcárraga, extitular de Mexicana de Aviación, recibe amparo para anular su captura

Por  Agencia Reforma

Procuraduría General de la República(Agencia Reforma)

Procuraduría General de la República | Agencia Reforma

Ciudad de México.-Un tribunal federal ordenó resolver nuevamente la solicitud de la extinta Procuraduría General de la República (PGR) para cancelar la última orden de aprehensión contra Gastón Azcárraga, girada por supuestamente ocultar y rendir información financiera falsa sobre la quiebra de Mexicana de Aviación.

El Sexto Tribunal Colegiado Penal en la Ciudad de México otorgó al empresario un amparo que obligará a un Magistrado federal a pronunciarse sobre la cancelación de la captura, solicitada por la PGR en los últimos días del sexenio pasado.

El fallo podría implicar una victoria judicial definitiva para Azcárraga, pues el colegiado impuso resolver dicha petición "sin incidencias o requisitos adicionales a los estrictamente señalados" en el artículo 200 del Código Federal de Procedimientos Penales.

Dicho apartado legal refiere que el Ministerio Público puede solicitar la cancelación de dichos mandamientos judiciales con acuerdo del Procurador o del funcionario que corresponda, por delegación de aquél, lo que en este caso es así.

Deberá resolver de plano la solicitud de cancelación de la orden de aprehensión, y pronunciarse sobre tal tópico sin plenitud de jurisdicción", dice la sentencia del colegiado.

El responsable de resolver la solicitud de cancelación de aprehensión es el Magistrado Manuel Bárcena Villanueva, a cargo del Segundo Tribunal Unitario Penal.

Conforme a la resolución del colegiado, Bárcena también deberá observar si la naturaleza de este asunto amerita su desechamiento definitivo o, en su defecto, la continuación de la averiguación previa, independientemente de que la aprehensión sea cancelada.

El 28 de agosto de 2018 la entonces PGR pidió cancelar esta aprehensión, argumentando que había nuevas pruebas que no habían sido consideradas cuando se solicitó su captura, en específico, unos peritajes contables y el testimonio de un auditor contable.

Sin embargo, el juzgado determinó que dichas evidencias carecían de valor, ya que habían sido objetadas por la propia PGR y habían sido materia de análisis de un tribunal.

Al empresario le imputan dos conductas del delito de violación a la Ley del Mercado de Valores, ocultar y rendir información financiera falsa sobre Mexicana de Aviación al mercado bursátil y sus accionistas.

La información señalada de falsa es la que Grupo Posadas, del que Azcárraga era director general, rindió al mercado bursátil en el Reporte Anual 2008. Este documento señala que el valor de su inversión o participación accionaria en Mexicana, de 30.41 por ciento, tenía un valor de cero.

Un reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores reportó que el valor de las participaciones era de 71 millones 452 mil y con base en ello se estableció la presunta falsedad.

Sobre este aspecto, en un amparo, Azcárraga presentó el testimonio de un auditor externo que admitió haber sido él y no Azcárraga el responsable de darle valor cero a las acciones.

Pero además, el auditor dijo que había dictaminado el valor cero porque las obligaciones y pasivos de Mexicana a corto plazo excedían al monto de sus activos circulantes y sus pérdidas eran de más de dos tercios superior a su capital social.

Respecto a la conducta del ocultamiento, supuestamente consistió en que Grupo Posadas -comprador de la aerolínea- supuestamente no informó al público inversionista que Mexicana de Aviación había entrado en un proceso de concurso mercantil, pese a tratarse de un evento relevante.

La norma considera como evento relevante al acontecimiento que representa cuando menos el 5 por ciento de los activos, pasivos o capital total consolidado de la emisora, o el 3 por ciento de sus ventas totales consolidadas.

De los ingresos señalados por Grupo Posadas por 124 millones 781 mil pesos, su gran mayoría, más de 85 por ciento, no le habían sido pagados por Mexicana, es decir, las cuentas por cobrar eran de 99 millones 580 mil pesos.

Azcárraga por ello reclamó que las cuentas por cobrar estaban contenidas también en el rubro de ingresos totales, habían sido sumadas dos veces y el monto real estaba por debajo de lo que la norma obliga a reportar como evento relevante.

La PGR realizó su propio peritaje y llegó a la misma conclusión. Dicho dictamen lo incluyó en la misma petición al juzgado para cancelar la orden de aprehensión.

Azcárraga huyó a Estados Unidos desde antes de que en 2014 se ordenara su aprehensión y, pese a los intentos de la PGR para extraditarlo a México, las autoridades del país vecino nunca dieron trámite a las solicitudes para repatriarlo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo