Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Abstencionismo electoral, el rival a vencer en Sinaloa. Foto: El Universal

Abstencionismo electoral, el rival a vencer en Sinaloa. Foto: El Universal

Política

Abstencionismo electoral, el rival a vencer en Sinaloa

En promedio, durante las elecciones del 2016, un millón 52 mil 899 ciudadanos, de acuerdo con la lista nominal, no emitieron su voto. Los presidentes municipales obtuvieron el peor índice de abstención

Por: El Debate

Abstencionismo electoral, el rival a vencer en Sinaloa. Foto: El Universal

Abstencionismo electoral, el rival a vencer en Sinaloa. Foto: El Universal

Sinaloa.- Los comicios del 2016, cuando los sinaloenses eligieron gobernador, diputados locales, presidentes municipales, síndicos procuradores y regidores, registraron un abstencionismo electoral del 51 por ciento, aproximadamente, que representa a un millón 52 mil 899 ciudadanos de los 2 millones 065, de acuerdo con la lista nominal de dicho año. 

Los expertos en política cuestionados por esta casa editorial aseguraron que las precampañas del 2018 no distaron de llevar el mismo enfoque de apatía, puesto que los precandidatos no prenden, los esfuerzos y los desafíos por convencer al electorado son insuficientes y tienen de frente el peor rival: el abstencionismo, «y, por lo que vemos, será el gran ganador», señaló Héctor Ponce, analista político. 

Imagen Especial/EL DEBATE

Con base en el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa, el cargo que presentó mayor abstención del voto electoral en el estado durante el 2016 fue el de los ayuntamientos, con el 51.59 por ciento de ausencia del voto, de acuerdo con el total de la lista nominal, logrando menos del millón de votos, con 999 mil 355, de los cuales 32 mil 361 fueron nulos. 

La elección a gobernador que mantiene hoy en el cargo a Quirino Ordaz Coppel cautivó en todo el estado un millón 025 mil 370 votos, de ellos 27 mil 518 fueron nulos, obteniendo un porcentaje de participación ciudadana del 49.67 por ciento, y de abstencionismo se registró el 50.33 por ciento, de acuerdo con la lista nominal. 

En el caso de diputaciones locales, en mayoría relativa votaron un millón 016 mil 682 sinaloenses, obteniendo con ello un porcentaje de abstención al voto del 50.75 por ciento; mientras que en el caso de las diputaciones por representación proporcional votaron un millón 024 mil 782 ciudadanos: el 49.64 por ciento. 

Comienza INE impresión de 279 millones de boletas electorales. Foto: El Universal
Foto: El Universal

Participación social

Octaviano Moya Delgado, especialista en política, señala contundentemente que a los partidos no les interesa erradicar el abstencionismo, ya que en algunos casos puede resultar muy benéfico, todo dependiendo del partido en el poder y la fuerza de los más posicionados: «La naturaleza es siempre distinta. Cuando hay elecciones intermedias, concurrentes, donde se empatan los organismos locales, estas últimas tienden a subir la participación electoral. A veces en elecciones de este tipo vota el 54 o el 56 por ciento, que es casi 5 porcentuales», explicó. De igual forma, reconoció que el abstencionismo no solo es un problema de los partidos políticos y sus candidatos. El Instituto Nacional Electoral, y en su caso el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa, no ha trabajado lo suficiente para erradicar la apatía por el voto, esto a pesar de que —dijo— cada vez los órganos electorales acceden a más financiamiento. 

De hecho, en las elecciones del 2016, el IEES contó con un presupuesto de 176 millones 083 mil 410 pesos; mientras que para el 2018 accederán a 201 millones 586 mil 187 pesos. «Pero hay que ser claro. Si bien es cierto que los órganos electorales son los encargados de trabajar las elecciones, la responsabilidad de las elecciones es un tema de interés público y es un tema que compete a todos por general», dijo. 

Rechazo y factores digitales 

Las elecciones concurrentes de este primero de julio pretenden emparejar dichos comicios con la elección federal. 

Héctor Ponce, columnista político, agregó que ni en las elecciones del 2016 ni con las ya iniciadas precampañas de este año se ha logrado dar una oferta electoral atractiva y que llame la atención: «Hay mucho rechazo a los políticos y no hay propuestas. De hecho, en la pasada elección (2016) no hubo mucho. Los independientes fracasaron; el gobernador ganó, pero con muy pocos votos y casi no tuvo ni competencia», añadió. 

Héctor Ponce. Foto: EL DEBATE

Los resultados del abstencionismo podrían ser incluso una estrategia, sostuvo el especialista, quien detalló que las precampañas han sido malas y con malas propuestas; la competencia débil y no surgen personajes que atraigan a los votantes: «Por ejemplo, en el caso de Guasave, el más fuerte de la oposición es Jesús López Rodríguez, pero no lo manejan, y está en veremos. Los partidos deben tener sus mejores cuadros. Creo que deberían pensar ya en una segunda vuelta o hacer algo, porque es mucha la gente que no sale a votar», enfatizó. 

Aunado a esto, Moya Delgado agrega que, a diferencia de las elecciones pasadas, factores externos como las noticias falsas, las redes sociales y el internet se vuelcan en una desconfianza e indecisión del voto que puede influir con mayor fuerza el primero de julio: «Los medios digitales tienen una capacidad para influir en la formación por cómo se informa. El gran problema es que corren en todas direcciones, y mucha información es falsa o tendenciosa y genera impactos, y también son distintos con efectos mínimos, tanto en el ciudadano que ya tiene su elección como en aquel que todavía se cuestiona», finalizó.

En esta nota:
  • Elecciones 2018
  • Rumbo a 2018
  • INE
  • Votaciones
  • Sinaloa