Política

Alejandro Acuña, el reportero que no pudo ver la mañanera de AMLO

Su última voluntad era venir a la mañanera, así lo dijo Nancy Rodríguez luego de que reclamara a AMLO que su equipo de comunicación negó el acceso a un periodista que padecía cáncer

Por  David Ortega

Alejandro Acuña, el reportero que no pudo ver la mañanera de AMLO(amlo.org)

Alejandro Acuña, el reportero que no pudo ver la mañanera de AMLO | amlo.org

Ciudad de México.- La reportera Nancy Rodríguez informó al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante la conferencia matutina de este martes que el informador Alejandro Acuña, de 38 años, falleció cáncer sin poder cumplir su última voluntad; asistir a la mañanera.

Su última voluntad era venir aquí, a la conferencia de usted y, de haber sido posible, él tenía el deseo de hacerle a usted una pregunta, si así hubiera sido el caso.

Se lo prometió a su hija que tenía nueve años y que la dejó, le dijo al presidente.

Rodríguez explicó a AMLO que Alejandro trabajaba en el semanario Zeta, quien pese a su “precaria salud” viajó desde La Paz, Baja California Sur a Palacio Nacional, con esa ilusión. Dijo que el periodista arribó al lugar de las mañaneras desde las 05:30 de la mañana, se formó como todos los demás periodistas, pero le negaron la entrada.

“Desafortunadamente, el personal de Comunicación Social no le permitió la entrada. Habló él directamente con Nohemí Beraud y le suplicó, literalmente, incluso hay un video donde él dice que por favor le permita entrar, que su condición era muy precaria. Pero le fue imposible”, afirmó.

Rodríguez confesó al presidente que ella habló directamente con Nohemí Beraud para tratar de sensibilizarla, pero no fue posible pues incluso la amenazó de que si insistía tampoco ella tendría acceso a la conferencia, aseveró la reportera.

Al respecto el presidente López Obrador mencionó desconocer por completo la situación.

“Lamento que haya fallecido este compañero periodista. Y esta situación que se presentó, por lo que corresponde al gobierno que represento, al gobierno de la República, nuestra disculpa, nuestro perdón post mortem, y también para su familia si se le afectó en sus sentimientos y en sus derechos”, contestó el presidente.

El tabasqueño recordó que siempre ha planteado que debe de alentarse una nueva corriente de pensamiento fincada en el respeto, la fraternidad, el amor al prójimo. Indicó que todos tenemos que humanizarnos, entender que el poder -de manera especial los servidores públicos- sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

Ver a partir del minuto 9

 

El poder no es prepotencia, no es fantochería, no es abuso de autoridad, y esto se da en el gobierno y se da en la sociedad en su conjunto. Hay directivos, trabajadores de empresas privadas, también caracterizados por el maltrato a sus semejantes. Regañan mucho para sentirse importantes”, dijo.

Por lo que el presidente destacó que dichas actitudes deben ir cambiando, ser fraternos, amables, respetuosos, amorosos.

López Obrador aseveró que en el caso de su gobierno, la mayoría de los que laboran en el, tienen ese distintivo, debe de haber quienes todavía no se ajusten a la nueva política, pero es un proceso. “Se va a ir entendiendo que debemos ser amables y que debemos ser siervos de la nación, como decía Morelos”.

AMLO destacó que en el caso del área de Comunicación Social le tiene mucha confianza a quienes están a la cabeza de dicho departamento, Jesús Ramírez Cuevas, vocero de prensa y a Jesús Cantú, ya que ambos son periodistas que han ejercido un periodismo crítico, objetivo, apegado a la verdad.