Política

Avión presidencial regresa de Estados Unidos a México y sigue sin venderse

El avión presidencial bautizado como "José María Morelos" arribará a México luego de permanecer 19 meses en Victorville, California en busca de compradores

Por  Carmen Leticia Villegas Moreno

Avión presidencial regresa de EU a México y sigue sin venderse. | Reforma

Avión presidencial regresa de EU a México y sigue sin venderse. | Reforma

Ciudad de México.-Luego de permanecer 19 meses en Victorville, California, el avión presidencial TP-01 está a horas de retornar a México y aterrizaría en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), en donde Presidencia de la República contempla posiblemente que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) va a realizar una conferencia de prensa mañanera en el hangar presidencial en el cual quedará resguardada la aeronave.

El avión salió del país en diciembre de 2018 y hasta el momento sigue en venta, luego de que el mandatario mexicano tomó la decisión de que sería enviado para colocarlo en venta de aquellos interesados en adquirir esta aeronave de lujo. Hace quince días se precisó que se encontraba en mantenimiento y que en breve iba a regresar a territorio mexicano.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El avión bautizado como "José María Morelos" tiene su historia que inicio con el desplome del helicóptero que viajaba el entonces secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, quien murió tras el desplome de la aeronave que estaba a cargo del Estado Mayor Presidencial. Lo anterior llevó a se revisará las aeronaves y se encontraron que muchas de ellas ya estaban cerca de ser retiradas del servicio. El helicóptero accidentado era del año 1983.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa durante su sexenio recibió el exhorto de la Cámara de Diputados para impulsar la compra de un avión presidencial y renovar la aeronave "Presidente Juárez", que de acuerdo a los datos de fabricación corresponde a 1985 y prestaba los servicios a a Presidencia de la República desde 1988, situación que era un peligro para las personas que viajaban en ella.

El avión presidencial permaneció 19 meses en Estados Unidos y solamente se recibieron ofertas de algunos compradores. | Reforma

Esta trágica situacion llevó a que se formulara el planteamiento de la compra de un Boering 787-87, mismo que fue respaldado por la mayoría de diputados de San Lázaro, que estaba integrada en ese tiempo por legisladores del PRI y PAN, y que finalmente se concluyó con el proceso de adquisión del nuevo avión presidencial y que se esperaba su llegada a México en 2016.

Fue entonces que la compra se concretó mediante el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), debido a que se encontraba incluido en el Paquete Presupuestal de 2012 con las especificaciones solicitadas por el expresidente Calderón y que sería utilizado por aquellas personas que serían sus sucesores en la Presidencia de la República. De acuerdo a lo expresado entonces por el mandatario panista, este avión sería un tipo "búnker aéreo", que dará seguridad al mandatario mexicano para sus giras de él y de sus acompañantes, principalmente cuando se viajara al extranjero.

Se reveló que existe un fuerte adeudo por el avión presidencial. | Reforma

La aeronave  Boing 787-87 se compró a la empresa Boering por la suma de 114.6 millones de dólares, misma que se vendió a un precio menor por ser uno de los primeros aviones que fueron fabricados de este tipo de modelo, pero posteriormente se informó que se realizaron adecuaciones de ingeniería y se incrementó el monto de la adquisión que subió a 218.7 millones de pesos durante la administración de Enrique Peña Nieto, a quien finalmente se le entregó la aeronave.

Al asumir su gobierno, el presidente López Obrador decidió enviarlo a California, Estados Unidos, con el propósito de que se debía dar mantenimiento y colocarlo cerca de compradores del avión, pero que después de varios meses se conoció que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) comunicó que por el avión presidencial se debía la cantidad de  2 mil 724 millones de pesos.

Rifa del avión presidencial

Fue el pasado 7 de febrero cuando el Ejecutivo federal anunció que el avión TP-01 será sorteado en forma simbólica, y se iban a vender miles de cachitos a cargo de la Lotería Nacional, que serían el equivalente a los dos mil millones de pesos que costaba el avión para sortearse el 15 de septiembre; pero aclaró que seguía en busca de compradores en el extranjero.

Lo último que se conoce es el dato proporcionado por Banobras que en la conferencia mañanera comunicó que ya se habían vendido 1,35 millones de los 6 millones que se habían puesto en venta. Por el momento, ya se espera que el avión presidencial regrese a México y que en cualquier momento el presidente López Obrador lo anuncie que ya esta en el hangar presidencial.

Te puede interesar:

Niega Osorio tener bienes en la CDMX

Oaxaca y San Miguel de Allende son las dos mejores ciudades del mundo para visitar

"Devuélvanme a mi hijo completo": Juana pide ayuda para su hijo desaparecido

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo