Política

Beatriz Gutiérrez responde al INAI: gana más de $16,000 en BUAP

Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador negó que sea aviadora en la BUAP

Por  Carmen Villegas

Beatriz Gutiérrez responde al INAI: gana más de $16,000 en BUAP. | Twitter

Beatriz Gutiérrez responde al INAI: gana más de $16,000 en BUAP. | Twitter

Ciudad de México.-Ante la solicitud de información que realizó un ciudadano al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), respecto a su empleo en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, respondió con un documento a detalle que gana más de $16,822.00 (860 dólares) mensuales como profesora nivel A.

En su cuenta de Facebook se refirió a la petición de conocer su salario y escribió: "La ha propiciado una petición hecha al INAI, seguramente de alguien que codicia mi fracaso (¿o el de mi esposo?) o que nace a la luz de la tiniebla de quien se frota las manos pensando: “ya la cachamos, es aviadora”… Sí, quizá sea de este modo: me cacharon confesando que la carrera académica me ha dado sinsabores y desengaños, sobre todo cuando un despistado confunde mi profesión con su fobia política."

Asimismo, expresa: "Sin embargo, mi carrera académica me ha brindado satisfacciones y logros. En vez de decepcionarme este o aquel, me volvió más perseverante. El pago es malo pero tengo una certeza: si hago lo que me gusta, soy feliz. Y soy feliz, feliz, feliz. #vidañoña", agregó.

Comenta que la ley debe cumplirse sino por una convicción personal y destaca que la transparencia es pilar de una nación democrática y dijo que atiende a la petición porque "yo laboro en una institución de educación superior que se mantiene con recursos públicos —federales y estatales—, no tengo ningún inconveniente en compartir su contenido".

En la explicación que da al ciudadano, le dice que para poder ser profesor investigador titular de tiempo completo (PIT-PTC) en una universidad, lo más recomendable es ingresar a una institución pública de educación superior porque estas suelen pertenecer a una red federal acreditada (PNPC) o internacional, de posgrados de calidad.

Añade que es difícil alcanzarlo y lo atribuye a que hay poca oferta de plazas y muchos egresados en demanda de ellas, en donde narra que en las últimas décadas, el nivel de competencia se ha elevado, debido a que si antes los profesores universitarios obtenían esta plaza con solo una licenciatura, hoy en día, los nuevos PIT PTC han alcanzado, como mínimo, el grado de doctor.

Precisa que en 2014 se inscribió en un concurso de nombre: "Convocatoria Retenciones y Repatriaciones" que ofreció el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con la intención de que profesores que acreditaron un doctorado, se empleen en una institución que esté interesada en ‘retenerlos’ o ‘repatriarlos’ (porque, en efecto, hay mucha ‘fuga de cerebros’), menciona.

Fue de este modo que ingresó a la BUAP en enero de 2015 y posteriormente con base a la Ley Orgánica de la universidad, que da el derecho a los PTC de concursar por una plaza definitiva al cumplirse el quinto año de permanencia en la institución, por lo que cuando abrió la convocatoria «Concurso de Evaluación Curricular 2019» se inscribió al cubrir el principal requisito que pedían que es la antigüedad de cinco años.

Luego 171 académicos obtuvieron el contrato definitivo en la BUAP y le colocaron en el nivel A por lo que mi sueldo neto mensual es de $16,822.00 (unos 860 dólares).

Aunado a la docencia, aclara que muchos aumentan su carga de trabajo dedicándose de manera adicional a la investigación; esta no es exigida pero sí recomendada. Se trata de aportar nuevos conocimientos, no nada más de formar capital humano.

Por investigar manifiesta que "sí no hay paga extra (incluso, hay que ‘poner dinero’ porque escasamente las universidades financian nuestras investigaciones) pero sí las publicaciones de resultados permiten al maestro participar en convocatorias públicas para obtener estímulos o becas y hacerse de un algún recurso extra, que tampoco es tanto (una vez me dieron uno de $18,000 para un año)."

"El Sistema Nacional de Investigadores (SNI) me otorga un estímulo mensual de 10,000 (unos 530 dólares) durante tres años en el nivel Candidato (mi nivel actual). Y cada tres años debemos ser evaluados; si el investigador no alcanza estándares internacionales, pierde la distinción y, por tanto, ese ingreso pecuniario", enumera Gutiérrez Müller.

En la carta explica que ella no aceptó el nombramiento de Primera Dama y tampoco de dirigir el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), porque consideró que "ninguna mujer debe abandonar lo que le gusta o le interesa porque su esposo ahora tiene un nuevo empleo".

Para concluir, responde a la solicitud de información que se mantiene activa como profesora y "ninguna mujer debe abandonar lo que le gusta o le interesa porque su esposo ahora tiene un nuevo empleo".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo