Política

CEESP; Gobierno debe destinar recursos a planes sociales de alta rentabilidad

La Cámara de Diputados de México tiene hasta el próximo 15 de noviembre para revisar y, en su caso, aprobar el proyecto de presupuesto del 2020

Por  Xinhua

CEESP; Gobierno debe destinar recursos a planes sociales de alta rentabilidad(Ilustrativa Pixabay)

CEESP; Gobierno debe destinar recursos a planes sociales de alta rentabilidad | Ilustrativa Pixabay

México.- El gobierno de México debe destinar recursos de la forma más eficiente posible hacia programas sociales con reglas claras de operación y de alta rentabilidad, consideró hoy el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su análisis económico semanal, el organismo sostuvo que la asignación de recursos a programas de asistencia sin reglas de operación y sin padrones claros, no ayudan a resolver el problema del país de bajo crecimiento económico.

"El hecho de que las autoridades insistan en canalizar recursos a programas con poca viabilidad, contribuye también a fortalecer la incertidumbre ante la poca claridad del beneficio de dichos programas", explicó el reporte.

En este contexto, es particularmente importante que la asignación de los recursos sea lo más eficiente posible", agregó el organismo, que depende del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La Cámara de Diputados de México tiene hasta el próximo 15 de noviembre para revisar y, en su caso, aprobar el proyecto de presupuesto del 2020.

El CEESP señaló que otro factor de importancia radica en que el gasto podría estar orientado a la reactivación de la inversión privada en áreas de infraestructura pública.

"Para ello, será indispensable el compromiso ágil y la acción rápida del gobierno federal a fin de permitir dicha inversión en áreas sensibles, como energía, y de utilizar toda su fuerza política para resolver los obstáculos que los proyectos enfrentan o puedan enfrentar por regulaciones o trámites en los tres niveles de gobierno", consideró.

México, la segunda mayor economía de América Latina después de Brasil, se encuentra en una fase de desaceleración en línea con el ritmo global.

El central Banco de México (Banxico) estima una expansión de entre un 0,2 y un 0,7 por ciento para este año, luego de que la economía mexicana se expandió un 2 por ciento en 2018.