Selecciona tu región
Política

Candidatos al gobierno de Sinaloa se disfrazan de algo que no son

Durante el conservatorio de Debate también se observaron microexpresiones y actitudes que revelan parte de la esencia de los candidatos al gobierno de Sinaloa.

Por David Ortega

-

Sinaloa.- El manejo del discurso de los candidatos y candidatas, sus microexpresiones y hasta la parte superficial, que tiene que ver con la simbología y el análisis de su apariencia e imagen, nos dice mucho de ellos. Se puede saber si son confiables, seguros de sí mismos, respetan los protocolos o si son todo lo contrario. Pues la ciudadanía no solo elige con base en las propuestas, sino también a la imagen que proyectan los políticos. 

En entrevista para Debate, el consultor en comunicación, mercadotecnia y desarrollo organizacional a nivel internacional y maestro, entrenador y reconocido conferencista, Sergio Juárez, analizó a cuatro aspirantes a la gubernatura de Sinaloa. Observó el video del conversatorio organizado por Debate entre los candidatos: Rosa Elena Millán, de Fuerza por México; Rubén Rocha, de Morena y PAS; Sergio Torres, de Movimiento Ciudadano, y Mario Zamora, de PRI, PAN y PRD. Centrado solo en el conversatorio, como alguien que no conoce a los candidatos y que no tiene una orientación política, Sergio Juárez hizo interesantes hallazgos.

Victimizarse 

El experto consultado por este medio advirtió que no buscó información adicional de los aspirantes a la gubernatura, para evitar sesgar su opinión sobre la interpretación que hizo de cada uno. En general, dijo que uno de los graves errores que están cometiendo muchos asesores de los políticos es quererlos disfrazar de algo que no son, comentó, y consideró que en Sinaloa es bastante evidente esa estrategia, y a todas luces se vio que hay intereses escondidos.

Leer más: Salud y empleo son las principales demandas de los electores en Sinaloa

“Los cuatro candidatos tienen esqueletos en el clóset, o sea, tienen cosas que esconder y tienen dobles intereses y se ve cuando se les confronta”, comentó Sergio Juárez.

De acuerdo con el experto, la candidata de Fuerza por México, Rosa Elena Millán, estuvo durante el conversatorio en un papel que le ha funcionado mucho a los mexicanos a lo largo de la historia, pero que a la vez es un papel que ya está desgastado, y es el papel de la víctima.

En la percepción del maestro en ingeniería en consultoría en imagen pública, asesoraron mal a la candidata: “esta postura y motivador emocional de querer pertenecer, de querer ser aceptada e incluida y de basarse en una autovictimización, le restaron puntos a la candidata”, opinó.

En términos de su lenguaje corporal, Rosa Elena se notó muy insegura, tanto así que llegó a ser evidente que le enseñaron a mover el cuerpo y las manos y eso generaba ademanes repetitivos, que, si bien esos movimientos se les recomienda para comunicar claridad y poder, en este caso llegaron a verse un poco falsos, dijo Sergio Juárez.

En sus microexpresiones faciales se le pudo ver sufrimiento. “Encoge las cejas, lo que detona un sufrimiento importante”, dijo. Un detalle fue el collar de perlas que usó, ya que las perlas significan lágrimas y sufrimiento, de acuerdo con el consultor, un anclaje icónico que se tiene en México.

- Ella misma se victimiza.

- Por ser mujer, deberían los votantes de tener alguna consideración con ella, es lo que expresa su discurso, de acuerdo con el experto. 

- El puño cerrado y en repetidas ocasiones denota enojo.

- El uso de perlas denotan lágrimas y sufrimiento.

Agotado y cansado

El candidato Rubén Rocha Moya, de Morena y PAS, fue de donde más tela hubo para cortar, consideró. Sergio Juárez mencionó que a Rocha lo observó con una actitud derrotada, agotado, cansado, con una energía muy baja y oscura. El lenguaje corporal del candidato hizo muy evidente lo anterior, ya que durante el conversatorio donde se analizó su imagen se mantuvo sentado, recargando sus antebrazos sobre las rodillas, lo cual es un signo no verbal que expresa: “me quiero ir de aquí “y “estoy cansado, no tengo energía”, comentó.

Sobre sus constantes ataques entre él y Mario Zamora, opinó que se puede ser visceral, contestar a las agresiones o mostrarte como un ser humano, pero cuando demeritas la argumentación y la llevas a un alegato, es donde la persona se evidencia como alguien con poca inteligencia emocional. “Te puedo dar un ejemplo de alguien muy visceral, pero que incluso se convirtió en presidente de la República, que se llama Vicente Fox”, comentó.

Desaliño

En la cuestión de la imagen, destacó que la ropa y el arreglo del candidato parecen la marca registrada del partido Morena, consideró. Por un lado, el saco que usó, dijo, era enorme para su cuerpo, con las hombreras desaliñadas, el nudo de la garganta chueco, la camisa no era para usar con un traje y con un peinado también desaliñado, mal producido y cuidado.

En los puntos a favor, se vio al candidato bien rasurado, el traje se veía limpio. En su lenguaje corporal, comentó que Rocha Moya todo el tiempo respondió mirando al piso, lo que detona cero credibilidad.

“Hay un discurso vacío y hay un discurso fraguado en el ataque. Hay más estrategias para enfrentar un conflicto; la primera es argumentando, buscando alguna conciliación, y la segunda estrategia es demeritando la otra parte para que entonces tú seas el menos peor y creo que esta segunda estrategia fue la que siguió el candidato Rocha”, dijo el experto en imagen pública.

También, hizo referencia a que el aspirante morenista usó mucho su dedo, lo que es una pésima estrategia para señalar. También se vio inseguro, dubitativo, mientras que observó que denota furia y resentimiento.

“Creo que es una persona que no quiere estar ahí y que, si llega, va a ser lo posible para estar lo menos posible”, dijo el consultor certificado en lenguaje corporal sobre la imagen que proyectó Rocha en el Conversatorio de Ideas y Propuestas de Debate.

- Su postura encorvada denotó falta de energía y pocas ganas de estar en el lugar.

-  El consultor lo vio completamente desaliñado con sus prendas de vestir, que le quedaban muy grandes.

- Todo el tiempo respondió mirando al piso, lo que detona cero credibilidad. 

- Se vio inseguro, dubitativo, detona mucha furia y resentimiento.

Postura inadecuada

El candidato de Movimiento Ciudadano, Sergio Torres, cometió errores de acuerdo con Sergio Juárez, uno de ellos fue que se la pasó poniéndose y quitándose sus lentes, lo que no se puede hacer porque es un distractor, además de que los lentes le tapaban los ojos, pues el marco le quedaba a la mitad de ellos.

“Si vas a leer algo y no alcanzas a leerlo, que se lo impriman con una letra grande”, recomendó. En el uso de sus prendas, Juárez consideró acertada su combinación del traje con su corbata, además de que generalmente las camisas blancas comunican autoridad y seriedad. Su corte y arreglo de pelo también lo consideró adecuado, así como su arreglo físico en general, dijo. Sin embargo, su postura no le ayudó mucho. 

“No le enseñaron a sentarse derechito y, entonces, hay muchas tomas en las que se abre la cámara y se ve deforme, pero por su sentado, se ve demasiado desaliñado, y eso en realidad no es culpa ni del traje ni la camisa, sino es culpa de su postura”.

Ademanes despectivos

De acuerdo con el experto, el candidato Sergio Torres, desde que comenzó a hablar, lo hizo mal. “La primera cosa que dice es: ‘que las gentes que nos están viendo’ ¿gentes o personas?”, dijo Juárez. En esta misma intervención, el candidato mencionó que iba a hacer una reflexión, pero lo que hizo fue un ataque contra Rocha Moya y Mario Zamora.

Pero lo que más llamó la atención del experto fue que, mientras aseguraba ser la mejor opción, cuando dijo: “Aquí estoy yo, tú amigo Sergio Torres”, el candidato se mordió los labios, lo que denota mentira, y otro detalle a destacar fue que, al decir su propio nombre, agachó la mirada, lo cual es algo negativo también, compartió el consultor. “¿Cómo le crees a alguien así?”, cuestionó Juárez.

Torres también tiene una microexpresión en la que se le arruga la nariz y los músculos de los pómulos, la cual denota asco, explicó el entrevistado. Observó que Torres tiene muchos ademanes despectivos y de ataque frontal, sobre todo tiene un ademán repetitivo que es apuntar el dedo hacia el piso, lo que significa amenaza.

También, su entrecejo, generalmente está fruncido, y un tope arriba de sus cejas, algo característico de las personas que no toleran que les digan lo que tienen que hacer, afirmó.

“Evidentemente, a la larga, si él fuera gobernador, le costaría mucho trabajo hacer clic y hacer un enroque con la ciudadanía e incluso con su propio gabinete, eso lo lleva a ser una persona, hasta cierto nivel, voluntariosa e impositiva” y agregó: “Es arrojado, es echado para adelante”, pero habla más de lo que hace, opinó.

El candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura también hizo varias pausas innecesarias, lo cual lleva hacia dos interpretaciones muy malas: la primera pudiera ser que esa pausa es para preparar una mentira y, la segunda, podría decir que le cuesta trabajo coordinar el pensamiento con el cuerpo. De acuerdo con el experto, se ve que Torres quiere ser el más grande, el más fuerte, el que pega más duro, mientras que percibe coraje y venganza, afirmó.

- El candidato se mordió los labios, lo que denota mentira, y otro detalle a destacar fue que, al decir su propio nombre, Sergio Torres agachó la mirada.

- Usaba y se quitaba los lentes, lo cual fue un distractor a lo largo del evento. 

- Su corte y arreglo de pelo muy bien. Sin embargo, su postura no le ayudó mucho.

Inspiración en Fox y Obama

El niño problema y que no conserva los protocolos, así calificó Sergio Juárez a Mario Zamora, candidato de PRI, PAN y PRD, por lo que analizó de él durante este conversatorio.

“A lo mejor, por querer verse como alguien arrojado y echado para adelante, no entendió o nadie le explicó o quiso manifestarse como Fox se manifestó hace algunos años; pero lo que te puedo decir es que cuando Fox hizo estas cosas de manera irreverente, usando las botas, los pantalones de mezclilla, las hebillas, etcétera, quemó ese recurso, él era el único que lo podía usar, todos los que venían después y copiaron ese recurso, pues, evidentemente, se veían sobreproducidos, y eso fue lo que le pasó al señor Mario Zamora”, dijo.

El experto se preguntó: “¿cómo te presentas a un debate a la gubernatura sin corbata, sin traje?”. Aunque en el video se observa a Zamora portar primero un saco sin corbata, terminó quitándoselo para el resto del encuentro.

De acuerdo con Sergio Juárez, Mario Zamora se vistió de futbolista, pues pareció que quiso ponerse anuncios en su camisa, pues tenía escritas las frases: “¡Vamos a ganar! 6 de junio” y “Con las mujeres todo”. 

“¿Qué interpretas de alguien que ni siquiera puede mantener un protocolo de un debate serio? En donde evidentemente los otros candidatos hicieron el mayor esfuerzo por mostrar respeto; cuando tú rompes esos protocolos, más allá de verte como alguien echado para adelante y arrojado, más bien, te ves irrespetuoso, le faltas el respeto a tu audiencia, le faltas el respeto al lugar y le faltas el respeto a la gente que cree en ti”, opinó.

Zamora comenzó presentando a su familia, algo que no es un mal ejercicio, pero en ese caso fue demasiado enfático y ahí ya se vio forzado y falso.

“Alguien también le dijo: tienes que mostrarte como una persona de familia y en tu primera aparición da las gracias, hazle un homenaje y tráele mariachis y hazle un mole a tu esposa y a tus hijos”, dijo.  Por lo que le recomendó que, si quiere hacerlo, observe el mejor ejemplo que hay de esta estrategia: Barack Obama, expresidente de los Estados Unidos y su familia.

Leer más: INE avala usar mismo método para repartir diputaciones plurinominales 

Respecto a su imagen, mencionó que acudió con cabello pésimo, con “patillones”, mal peinado, con gallos, totalmente desaliñado.

- El candidato no hace uso de los protocolos. Fue el único que se presentó de mezclilla y sin corbata. Una estrategia que le funcionó a Vicente Fox, pero ya no es original, dijo el experto.

- El uso de su camisa con lemas de campaña, lo hicieron ver como a un futbolista con publicidad en su ropa.

- Al presentar a su familia e intentarse ver como un hombre de familia, se vio forzado.

Lo que dice el cuerpo 

Los seres humanos tenemos microexpresiones, un lenguaje corporal y una forma de presentarnos ante los demás, que pueden decir mucho más de nosotros que nuestras propias palabras.

Nombre: Sergio Juárez.
Profesión:  Maestría en ingeniería en consultoría en imagen pública.
Trayectoria: 22 años como profesional del marketing, imagen y la comunicación humana. Creador de teorías como la NeuroImagen y el Imageketing. Consultor en comunicación, mercadotecnia y desarrollo organizacional a nivel internacional. Maestro, entrenador y reconocido conferencista. Licenciatura en administración de empresas (ITESM). Especialidades: mercadotecnia (ITESM), dreamketing (Disney University), entrepreneurship coach (Harvard).
Certificaciones: Lenguaje corporal y lectura de rostro; análisis de comportamiento e interacción.
Foto: Cortesía 
Captan a hombres armados en calles de Los Mochis, Sinaloa
Síguenos en