Política

Conacyt derrocha 15 millones de pesos en comedor gourmet para empleados

En medio de la política de austeridad pública, el Conacyt derrochó 15 millones de pesos en un comedor gourmet para sus empleados

Por  El Debate

Edificio del Conacyt en la Ciudad de México.

Edificio del Conacyt en la Ciudad de México.

CDMX.- Haciendo a un lado la política de austeridad del nuevo Gobierno, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ha gastado más de 15 millones de pesos sólo para proveer de platillos gourmet a su personal desde el pasado 22 de abril, de acuerdo

A pesar de los recortes aplicados al presupuesto destinado a ciencia y el discurso de austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Organismo contrató un servicio de comedor por la cantidad de 15 millones 78 mil 457 pesos que incluye un menú gourmet conformado únicamente por productos orgánicos y agroecológicos, así como un chef y un nutriólogo para diseñar y supervisar los platillos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Según el expediente de contrato 1890904 de la plataforma de gobierno CompraNet, la empresa Pigudi Gastronómico S.A. de C.V. fue contrada por la institución que encabeza María Elena Álvarez-Buylla a través de una licitación pública nacional, indicó El Universal.

Se trata de un proveedor que tuvo contratos por 25 millones de pesos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Conacyt pagó más de 15 millones de pesos sólo para alimentar con platillos gourmet a sus empleados. (Foto ilustrativa)

El contrato estipua que la empresa elaborará desayunos y comidas bajas en grasas y orgánicas para al menos 120 trabajadores de lunes a viernes, del 22 de abril al 31 de diciembre de 2019.

El contrato expedido está colmado de exigencias y especificaciones por parte del Organismo, como el hecho de que sus alimentos sean de primera calidad, la preparación de un menú vegetariano, la prohibición del uso de alimentos enlatados y con jarabe de alta fructuosa de maíz.

Por si fuera poco,  se exige que los alimentos sobrantes sean desechados en su totalidad, que cada trimestre se realicen análisis bacteriológicos a los empleados y que los platillos programados en el menú no se repitan por lo menos cada dos meses.

Esta noticia se da a la luz luego de que el Conacyt sufriera un recorte presupuestal de 3 mil millones de pesos (alrededor del 12%) y la directora Álvarez-Buylla justificara el acto asegurando que "harían más con menos", a pesar de que desde el inicio de su administración se retiraron apoyos a academias y sociedades científicas.


 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo