Selecciona tu región
Política

Delitos cibernéticos se han incrementado este 2021 en México

Los delitos cibernéticos en México no están tipificados como tal e hizo hincapié en páginas web y mensajes de texto fraudulentos.

Por Lorena Caro

-

México.- Una notificación de compra desconocida por correo electrónico advirtió a Carmen de que algo no estaba bien con su tarjeta de crédito. Tanto la tienda departamental como el Banco Santander le anunciaron la compra de unos tenis con valor de 2 mil 900 pesos. Debido a que pudo notificar al banco que esa compra no era suya, este le respondió a su favor en un periodo de 15 días, no sin antes levantar aproximadamente cuatro reportes distintos. Se trataba de un robo de identidad para el uso de tarjetas bancarias.

No obstante, durante la primera semana de espera para una resolución, Carmen juntó todo las pruebas sobre los correos, las quejas hechas al banco e incluso obtuvo la dirección del delincuente, quien pretendía que el artículo llegará a un sitio específico y acudió al Ministerio Público a realizar la denuncia, sin embargo, la respuesta fue tajante, “mientras el banco no responda, no hay delito que perseguir, aun con la dirección de esta persona”.

Pero Carmen, que compartió su historia con Debate, es solamente una más de la larga lista de afectados, ya que durante el último año, los ciberdelitos, ciberfraudes o delitos por internet se han duplicado en México. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que, entre enero y mayo de 2021, se recibieron 8 mil 102 reclamaciones por posibles fraudes cibernéticos, un alza de 89 por ciento respecto al mismo periodo de 2020, en medio de la pandemia de covid-19.

Víctor Ignacio Buitrón Barros, licenciado en derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), explicó que, lamentablemente, los delitos cibernéticos en México no están tipificados como tal, sino que, de acuerdo a la naturaleza de la infracción, se busca una definición legal lo más cercana al caso. 

Leer más: Senado pide a Ssa incluir a menores de 12 a 17 años en plan de vacunación contra Covid-19

Aumento de casos

De acuerdo con el especialista, los crímenes también se transforman y adaptan, y esto se ha acelerado debido a la velocidad y el anonimato que ofrece internet. Uno de los más comunes, indicó, es el phishing, un método para engañar y hacer que las personas compartan contraseñas, número de tarjetas de crédito o débito y de información confidencial haciéndose pasar por una institución de confianza a través de correos electrónicos o llamadas telefónicas.

Otro, indicó, es el denominado smishing, que se refiere al envío de mensajes de texto dirigidos en forma aleatoria a usuarios de telefonía móvil en los que se difunden ligas electrónicas a sitios web fraudulentos, desde donde solicitan información confidencial a los usuarios. “Es una modalidad similar a la de phishing, pero en este caso utilizan diversos URL para cometer fraudes”, explicó.

Víctor Ignacio Buitrón Barros señaló que se debe verificar el URL de la página en la que se hacen pagos o en las que se coloca la información bancaria, ya que puede tener letras de más y eso indica que se trata de una página espejo, que está tomando todos los datos que se podrían usar indebidamente. 

Prevención

Al ofrecer la charla Prevención y Actuación en Delitos Cibernéticos, el perito en informática forense digital y criminalística en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México sostuvo que es prioritario concientizar a la comunidad para prevenir y procesar de manera idónea esas infracciones de las cuales pudieran ser víctimas.

Entre sus recomendaciones, detalló, está desconfiar de los mensajes de remitentes desconocidos y con faltas de ortografía, en inglés o que parezcan una mala traducción de inglés. Además, dijo que es importante estar alertas sobre las promociones o mensajes de empresas o servicios que la persona no haya utilizado con anterioridad. 

“Nunca facilites la información que pide el mensaje cuando se trata de datos personales, no des clic en los mensajes o descargues archivos adjuntos, esto puede generar que toda esa información la puedan hackear o exista un virus malicioso”, sostuvo. En el caso de los mensajes de texto, indicó que se pueden clasificar como spam, verificar el remitente, ya que muchas veces suplantan la identidad de un contacto o una empresa conocida.

“Si tienes duda del mensaje, has una búsqueda rápida en internet para descubrir si es una estafa o llama a la persona”, recomendó. 

En su último reporte hasta junio del 2021, la Condusef señaló que se presentaron un total de 5 mil 769 reclamaciones sobre transferencias electrónicas no reconocidas, lo que representó un incremento de 96 por ciento, comparado con el mismo periodo del año previo.

En el caso de consumos vía internet no reconocidos, se realizaron mil 905 reclamaciones, esto es, un aumento de 137 por ciento si se compara con las 801 quejas que el organismo recibió entre enero y mayo de 2020.

La Condusef agregó que entre los fraudes tradicionales y los fraudes cibernéticos, los usuarios de la banca en México presentaron un total de 25 mil 878 reclamaciones, esto es, un alza de 22 por ciento con respecto a las 21 mil 176 reportadas entre enero y mayo de 2020.

Leer más: Monreal propone reforma para impedir matrimonios forzados de niñas indígenas 

Para entender...

Ciberdelitos de índole sexual

Víctor Ignacio Buitrón Barros señaló que un delito cibernético muy utilizado es el grooming, que se refiere a una técnica de acoso que tiene como finalidad el abuso sexual en la que adultos se hacen pasar por niños o adolescentes para establecer una relación de confianza. Después, el agresor acaba por ejercer un control emocional del pequeño y, finalmente, pasa al chantaje con fines sexuales. Indicó que difiere del delito de acoso cibernético en el sentido de que en el grooming el adulto se hace pasar por un niño o adolescente para entablar una relación y crear empatía, y con frecuencia termina en un encuentro físico que puede derivar en otras violaciones, como la trata de personas, el abuso sexual y la pornografía infantil.

Video. Así salió AMLO de su hotel para dirigirse al Consejo de Seguridad de la ONU
Síguenos en

Lorena Caro

Reportera de Investigación

Desde el 2014 me uní al periódico EL DEBATE como reportera. Ese año me desempeñé en la sección de noticias México-Mundo para la edición impresa en Culiacán. Posteriormente, me desempeñé como reportera local en Guasave, donde cubrí la sección actualidad, sociales y policíaca. Ingresé a la sección digital como reportera web del portal Soy Carmín en soycarmin.com y posteriormente fui editora del portal En Pareja con la página enpareja.com. En ambos sitios escribí sobre temas relacionados al estilo de vida de la mujer, la pareja y la familia. Desde el 2017 soy reportera de la Unidad de Investigación para EL DEBATE, con enfoque en temas de transparencia y el combate a la corrupción, redes sociales e imagen pública; el sector agrícola y pesquero, salud, economía, legislación, indígenas, pobreza y vivienda. Previo a mi incursión en la prensa escrita, formé parte de Radio Sinaloa como locutora del programa juvenil “Poder Joven Radio”. He asistido a talleres nacionales sobre seguridad para periodistas, nuevo sistema de justicia penal, sistema electoral mexicano, manejo y análisis de movilidad urbana y urbanismo, diseño editorial y redes sociales. Soy además licenciada en Diseño Gráfico y Multimedia por la Universidad del Desarrollo Profesional y cuento con especialidad académica en Diseño Editorial.

Ver más