Política

Demócratas estadounidenses pueden poner en jaque a la 4T: Lila Abed

De llegar Joe Biden a la Casa Blanca o lograr el control del Congreso estadounidense, es altamente probable que los demócratas pidan rendición de cuentas a López Obrador en temas de seguridad, violaciones a derechos humanos y feminicidios, advierte internacionalista

Por  Francisco Castro

AMLO visitó y depositó una ofrenda en los monumentos a Abraham Lincoln y de Benito Juárez. Estados Unidos comparó la relación AMLO-Trump con la de Lincoln-Juárez.(Foto: Gobierno Federal)

AMLO visitó y depositó una ofrenda en los monumentos a Abraham Lincoln y de Benito Juárez. Estados Unidos comparó la relación AMLO-Trump con la de Lincoln-Juárez. | Foto: Gobierno Federal

México.- Tras afirmar que la visita de AMLO a Estados Unidos es un triunfo para Donald Trump, que busca incrementar sus preferencias de cara a la elección presidencial del 3 de noviembre, donde se juega su reelección, la politóloga e internacionalista Lila Abed advierte que, de llegar a la Casa Blanca el candidato demócrata Joe Biden, podría poner en jaque a la Cuarta Transformación (4T) mediante la exigencia de rendición de cuentas en varios temas internos en los que Trump no ha interferido porque no son de su interés.

En entrevista telefónica para EL DEBATE, la maestra en Estudios Latinoamericanos y Gobierno de Georgetown University consideró que al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la 4T les beneficia tener cuatro años más de una Administración de Trump porque solo se mete en temas bilaterales con México que le benefician electoralmente y que puedan incrementar su nivel de aprobación.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Recordó que, ya en campaña, Trump una vez dijo que el TLCAN era el peor tratado de la historia y que lo iba a renegociar o que se iba a salir de él en su totalidad: «Ya lo renegoció, ya lo firmó, y ese es un logro para él».

El otro tema —dijo— es el migratorio, en el que dobló a México con la construcción de un muro con la Guardia Nacional en el sur del país y han frenado el flujo de esas grandes caravanas que venían principalmente de Centroamérica.

Sin embargo, Lila Abed advierte que de llegar el demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, es altamente probable que le pida rendición de cuentas a López Obrador en temas de asuntos internos que no ha podido enfrentar de manera eficiente en México, como temas de seguridad, violaciones de derechos humanos, asesinatos, feminicidios, crímenes de periodistas y varias ideas antidemocráticas implementadas desde que llegó al poder, y considera que «ahí sí se metería en un problema, por la presión de su vecino del norte en asuntos internos que pueden poner en jaque a la Cuarta Transformación».

Demócratas estadounidenses pueden poner en jaque a la 4T: Lila Abed
Lila Abed
Profesión: politóloga e internacionalista
Perfil: maestría en Estudios Latinoamericanos y Gobierno de Georgetown University; y licenciatura en Estudios Internacionales, Estudios Hispánicos y Chino por Boston College, bajo el programa de honores, donde fue galardonada con la distinción Magna Cum Laude. Es analista política en Radio Fórmula y El Heraldo de México.
Foto: Cortesía

Relación de mutuo beneficio

La politóloga sostiene que la relación AMLO-Trump es de mutuo acuerdo y mutuo beneficio, y mientras López Obrador pueda cumplir las peticiones muy precisas que le llegan de Trump y que le benefician, el mandatario estadounidense no se meterá en temas internos de México: «Creo que Andrés Manuel lo entiende, Marcelo Ebrard lo entiende, y me parece que por eso vemos una reunión con muy poca sustancia, muy planchada, no se salen del guion, y de la cena empresarial la mitad de la comitiva son dueños de medios de comunicación. Si la razón era celebrar el T-MEC, en realidad menos de la mitad de los empresarios que asistieron estuvieron involucrados en el tema y en la sustancia del tratado», refirió.

Insistió en que esta visita es un favor hecho por López Obrador, e insistió en que si llega un presidente demócrata, México enfrentará una relación bilateral sumamente complicada.

La internacionalista por el Boston College recordó que el próximo 3 de noviembre no solamente será electo el presidente en los Estados Unidos, también serán elegidos 435 miembros de la Cámara de Representantes y 35 de los 100 escaños del Senado, y enfatizó que todas las encuestas proyectan que los demócratas mantengan su mayoría en la Cámara Baja, incluso pueden lograr la mayoría en la Cámara Alta, porque nada más necesitan recuperar cuatro escaños en el Senado: «Aun si gana Trump, pero hay un Congreso demócrata, México se las verá muy difícil, porque, aunque el Poder Ejecutivo en los Estados Unidos tiene mucha maniobra para hacer y deshacer, el Congreso es un gran contrapeso al Poder Ejecutivo, y eso le puede representar problemas a México».

Parte de la lectura a la visita

Si bien es cierto que se planteó que en esta reunión se iba celebrar la entrada en vigor del tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, la ausencia del primer ministro Justin Trudeau causó que esta reunión se convirtiera en una netamente bilateral, admite Lila Abed.

Sin embargo, asegura que más allá de lo que se haya podido discutir, el hecho de que la visita se haya dado es ya un triunfo para Trump. Y recordó que «un día antes de que llegara a Estados Unidos el presidente mexicano, por medio de su cuenta de Twitter, Trump lanzó fotos caminando frente al muro fronterizo y dijo que ya se estaba construyendo en los distintos estados fronterizos.

Sobre la conferencia en conjunto de ambos mandatarios en la Casa Blanca, la especialista en Estudios Latinoamericanos considera que no se salieron del guion: «Me queda claro que estaba muy planchada la reunión y la conferencia. Muchos me han preguntado qué significa que (Trump) no haya atacado a Andrés Manuel, creo que eso ya sería un golpe muy bajo. Parece que el hecho de que esté ahí con Trump le da las herramientas necesarias para él aprovecharse electoralmente de esta visita».

Para la analista de política internacional, la visita de López Obrador en estos momentos es un favor que le cuesta muy caro a México. Incluso hace referencia al favor de Estados Unidos cuando asumió barriles de petróleo en las negociaciones de la OPEP Plus (Organización de Países Exportadores de Petróleo) a nombre de México. «En ese sentido, no es que queden a mano, pero ya se le dio un favor que dada la desaprobación que tienen Trump desde que inició la crisis sanitaria, luego la crisis económica y su mal actuar ante la crisis social desatada por la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco en la ciudad de Minneapolis, el presidente Trump está desesperado por repuntar en las encuestas».

También recordó que el vicepresidente Joe Biden lleva una ventaja de 9 por ciento en la elección federal, lo que interpreta como una ventaja sustancial en todos los estados clave que marcan el triunfo en el Colegio Electoral.

No obstante, reconoce que Trump aprovecha esta visita porque con ella da gusto a su base electoral que le ha sido fiel desde su campaña, diciéndoles «aquí está el presidente Andrés Manuel, nos ha concedido y nos ha cumplido todas las medidas unilaterales», mismas que —aclara— han sido con mano dura y mediante amenazas, como fue en su momento la amenaza del cinco por ciento de aranceles a las importaciones mexicanas y que podía incrementar hasta un 25 por ciento si México no frenaba el flujo migratorio hacia Estados Unidos, por lo que al final se desplegó a la Guardia Nacional en la frontera sur de nuestro país.

El T-MEC como instrumento de presión

Lila Abed considera que no solo se puede meter en problemas la relación bilateral por cuestiones de resentimiento y enojo porque el Gobierno mexicano está por segunda ocasión abiertamente apoyando la candidatura de Trump, pues recordó que en 2016 visitó en Los Pinos a Peña Nieto y justo después se fue a Arizona a dar uno de esos famosos discursos antiinmigrantes, lo que lo fue posicionando cada vez más como un candidato real con credibilidad de que podía ser un jefe de Estado.

Recordó que la renegociación del T-MEC se frenó en gran parte en la Cámara Baja con la mayoría demócrata, porque precisamente estos congresistas querían asegurar la implementación de la reforma laboral del 2019 en México, y que los derechos laborales en este país estuvieran bien protegidos, además de integrar un capítulo de medioambiental para que México se atenga a ese nuevo marco jurídico regulatorio.

«No solamente será una relación difícil por el resentimiento, sino que habrá demandas laborales, demandas de medio ambiente. Aparte, Andrés Manuel le ha quitado gran parte del presupuesto al tema del medio ambiente».

Señaló que la política exterior de AMLO ha sido de contradicciones e incongruencias desde el inicio de su sexenio, pues recordó que aunque él ha dicho que uno de los pilares de su política exterior es la no intervención, afirma que su visita a Trump, sabiendo que le puede dar una ventaja electoral, y no buscar una reunión en paralelo con Joe Biden, es intervenir de forma abierta en los asuntos internos de Estados Unidos. «Esa es una contradicción», añadió.

Campaña de Trump usa video de AMLO

El equipo de campaña de Donald Trump en español utilizó este miércoles un video del discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador donde agradece al mandatario de Estados Unidos por su comprensión y respeto.

Esto, en respuesta a un mensaje de Twitter donde el virtual candidato demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, recuerda los insultos de Trump a los mexicanos.

«De hecho, Joe, mientras tú llevas décadas haciendo promesas vacías a los hispanos, el presidente Trump le ha cumplido a nuestra comunidad», publicó, en inglés, la cuenta de Twitter de Equipo Trump. «Es por eso que el presidente López Obrador dijo que Trump ha tratado a los mexicanos con comprensión y respeto», agregan.

La cuenta de Twitter de Equipo Trump está dirigida a la comunidad hispanohablante para hacer campaña a favor del mandatario de cara a las elecciones presidenciales del 3 noviembre. [Alejandro Gael Montie/Agencia Reforma]

Demócratas estadounidenses pueden poner en jaque a la 4T: Lila Abed

Antecedentes

  • Connacionales.- En EUA viven cerca de 12 millones de personas nacidas en México y 26 millones de segunda o tercera generación, cuyas remesas sumaron 36 045 millones de dólares en 2019.
  • Los insultos.- Donald Trump en su primera campaña llamó «violadores» y «criminales» a los mexicanos, y se ha empeñado en construir un muro en la frontera común de 3 mil 100 kilómetros.
  • El mensaje.- «Lo que más aprecio es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía», dijo López Obrador a su homólogo Donald Trump en la Casa Blanca.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo