Política

Dinero de fideicomisos va a medidas contra Covid-19 y hospitales, aseguran senadores

El presidente del Senado de la República, Eduardo Ramírez reiteró que los beneficiarios de los fideicomisos recibirán directamente sus recursos de la Tesorería de la Federación (Tesofe)

Por  Carmen Leticia Villegas Moreno

Dinero de fideicomisos va a medidas contra  Covid-19 y hospitales, aseguran senadores. | AFP

Dinero de fideicomisos va a medidas contra Covid-19 y hospitales, aseguran senadores. | AFP

Ciudad de México.- Eduardo Ramírez Aguilar, presidente del Senado de la República, destacó que, con la finalidad de canalizar más recursos al rubro de la salud, especialmente para atender necesidades urgentes relacionadas con la pandemia por el Covid-19 y la carencia de insumos hospitalarios, el pleno de la Cámara Alta aprobó la extinción de 109 fideicomisos y fondos públicos.

Estos fideicomisos -dijo- son instrumentos financieros, que originalmente fueron destinados a garantizar recursos para cuestiones específicas, políticas públicas e incluso para algunas instituciones; no obstante, al paso del tiempo se vieron deteriorados en su propósito, con una opacidad en su administración, dando lugar a actos de corrupción.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Ramírez Aguilar explicó que las instituciones, órdenes de gobierno y sectores de la población que se beneficiaban de esa manera, seguirán recibiendo recursos presupuestales para realizar sus actividades con transparencia, pero sin organizaciones intermediarias.

Ahora ese presupuesto será administrado con transparencia por las distintas áreas de Gobierno para ayudar de forma directa a los distintos beneficiarios como, deportistas, familiares de víctimas por desaparición forzada, cineastas, víctimas de desastres naturales, entre otros, comentó.

Finalmente, el legislador chiapaneco señaló que, la supervisión de la Auditoría Superior de la Federación será decisiva para que los recursos se canalicen y ejerzan de manera correcta, con apego a la ley, de forma transparente y honrada.

Por su parte, Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara Alta aseveró que van a seguir atendiendo a científicos, académicos, cineastas, deportistas, defensores de derechos humanos y todos los que eran beneficiados con esos fideicomisos, pero ahora se realizará mediante la Tesorería de la Federación (TESOFE).

El legislador aseguró que confía en la palabra del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien afirmó que ninguno de los beneficiarios se quedará sin ese apoyo. “Yo le creo al Presidente”, puntualizó.

Además, detalló que la eliminación de esos mecanismos traerá dos grandes ventajas: una cuantitativa, ya que no se erogará en gastos de administración cantidades extraordinarias de hasta el 30 por ciento anual de los recursos; y una cualitativa, pues habrá transparencia y rendición de cuentas en el gasto público.

El senador Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, explicó que con esta reforma se permitirá una bolsa superior a los 68 mil millones de pesos para atender los efectos de la pandemia. Dejó en claro que no se acabarán los apoyos dirigidos a diversos sectores de la población.

Al presentar el dictamen, señaló que en el periodo 2000-2018 se aprobaron leyes de ingresos de la Federación que en su conjunto significaron una fuente de saqueo de 3.8 billones de pesos, los cuales no se acreditaron, “pero sí se destinaban a fideicomisos públicos en 70 por ciento”.

Así, acusó, nace en México el sistema de saqueo fiscal y presupuestal que se crea con los fideicomisos públicos y que generó una industria con empresas fantasma que en ese periodo emitieron 9 millones de facturas apócrifas. El legislador de Morena aseguró que con esta reforma “concluye hoy esa fase de saqueo en el país” y “se acaba el arte de desaparecer el dinero público”.

La senadora Ana Lilia Rivera Rivera, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, afirmó que no se afecta a la población que actualmente es beneficiaria, como lo pretenden hacer creer mediáticamente. La extinción de un fideicomiso no imposibilita al Estado para atender directamente a su objeto, explicó.

El Senado precisa que las revisiones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a los fideicomisos señalan la falta de control, supervisión y fiscalización de los recursos públicos federales involucrados, que hacen que éstos se conviertan en una suerte de “dinero público invisible”.

Aunado a ello, la ASF halló que los fideicomisos no tienen la obligación de ser transparentes, rendir cuentas y registrar egresos e ingresos en la cuenta pública, en el Presupuesto de Egresos ni en ningún otro registro público, además encontró discrecionalidad y abierta opacidad en su manejo, lineamientos y entrega de información sin estructura, entre otras observaciones.

En el texto, se deja en claro que la extinción de estas figuras de ninguna forma significa erradicar los apoyos y el destino de recursos hacia distintos sectores de nuestro país. La propuesta está orientada a erradicar la opacidad y corrupción que se utilizó a través de la figura del fideicomiso, se subraya.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo