Política

Es más probable que asteroide impacte la Tierra, a ganar avión presidencial

Académico de la Ibero analiza la probabilidad y simbolismo de la rifa del avión presidencial, luego de que el presidente López Obrador considera como una opción vender 6 millones de cachitos o boletos a 500 pesos cada uno para lograr venderlo

Por  David Ortega

Desde 2015, el Gobierno federal fue advertido por empresas especializadas sobre la dificultad de vender el avión presidencial Boeing 787(Reforma)

Desde 2015, el Gobierno federal fue advertido por empresas especializadas sobre la dificultad de vender el avión presidencial Boeing 787 | Reforma

Ciudad de México.- El avión presidencial comprado en el Gobierno de Felipe Calderón en varias ocasiones ha sido tema de polémica desde que el ahora presidente, Andrés Manuel López Obrador, prometió no usarlo y venderlo a como diera lugar.

Hace unos días de nueva cuenta se volvió viral el tema de la venta del avión, pues el tabasqueño mencionó que podía ser una posibilidad el rifarlo a través de la Lotería Nacional, en 500 pesos por cachito, siendo un total de 6 millones de boletos.

En ese sentido, el doctor Alfredo Sandoval Villalbazo, académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana e Investigador Nacional nivel dos (SNI-Conacyt) se dio a la tarea de realizar una comparación entre la probabilidad de que una persona gane el sorteo y la probabilidad de que ocurran otro tipo de sucesos. «Esta idea motiva al desarrollo de un divertido e instructivo ejercicio de cálculo de probabilidades», comentó el matemático.

El interior del lujoso avión presidencial que el Presidente pretende vender después de negarse a utilizarlo. Foto: Reforma

Probabilidades de ganar

Sandoval Villalbazo explicó que, en primer término, se debe considerar el precio propuesto para el boleto y el número de boletos a considerar. Si se logran vender 6 millones de boletos con un costo de 500 pesos cada uno, el ingreso total sería de 3 mil millones de pesos. Al considerarse un tipo de cambio de 18.75 pesos por dólar (el cual, desde luego puede variar), el ingreso sería equivalente a 160 millones de dólares.

Un ejercicio aritmético simple permite hacer ver que, si el costo de cada boleto se redujera a cien pesos, el mismo monto podría reunirse con 30 millones de números diferentes

Señaló Alfredo Sandoval.

Para realizar este nuevo sorteo únicamente se requerirían un par de urnas para extraer un total de ocho esferas. Una de ellas sería idéntica a las utilizadas en los tradicionales sorteos de la lotería y de ella se extraerían siete esferas; cada una de ellas correspondiendo a un número entre el cero y el nueve.

La segunda urna contendría esferas con números del uno al tres, de forma que el total de resultados posibles será de 3 x 107 = 30 millones.

«Comparativamente, el sorteo con el costo de 500 pesos contemplaría la extracción de un total de siete esferas, seis de ellas de una urna conteniendo los dígitos del 0 al 9 y una última esfera en la cual la urna contendría esferas con números del uno al seis. En este caso el número de posibilidades sería de 6 x 106 = 6 millones», señaló.

Esto quiere decir, una probabilidad de uno en 30 millones (boleto de 100 pesos). Corresponde a una quinta parte de la probabilidad de ganar con respecto al caso de uno en 6 millones (boleto de 500 pesos).

De hecho, al pagar una quinta parte de los quinientos pesos, las probabilidades de ganar se reducen en la misma proporción. En cualquiera de los casos, la probabilidad de ganar es notoriamente inferior a la de ganar en la Lotería Nacional. Si se considera un sorteo tradicional de 80 mil números diferentes, resulta que es 75 veces más probable ganar el “gordo” de la Lotería que obtener el avión presidencial. Esta proporción crece a 375 con el costo reducido a 100 pesos

Detalló el experto.

El interior del lujoso avión presidencial que el Presidente pretende vender después de negarse a utilizarlo. Foto: Reforma

Sandoval mencionó que es interesante notar que estas probabilidades son notoriamente inferiores a la probabilidad de que el asteroide Bennu impacte la Tierra en algún momento entre los años 2169 y 2199.

«Bennu impactaría nuestro planeta con una energía equivalente a 80 millones de bombas atómicas como la empleada en Hiroshima. El evento posee una probabilidad de 1 en 2700 veces de ocurrir. Es un poco más de dos mil veces más probable que el apocalipsis alcance a la Tierra, a que una persona específica gane el avión presidencial al comprar su cachito. En cualquier caso, el singular sorteo resultaría emocionante y cambiaría el destino de la persona ganadora», destacó.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo