Selecciona tu región
Política

Estado evade diagnosticar las causas de las desapariciones en México

Desafortunadamente, en México el enfoque ha sido, más que buscar a los desaparecidos en el país, mirar a las mamás cómo los buscan.

Por Lorena Caro

-

México.- Lejos de observarse una reducción en casos de desapariciones en México, las cifras continúan al alza. Tan solo en junio del 2021, el Gobierno federal apuntaba que 89 mil 488 personas tenían estatus de desaparecidas y no localizadas, pero para este 1 de septiembre esa cifra alcanzó 91 mil 410 personas con el mismo estatus, es decir, mil 922 personas más desaparecidas en dos meses y reconocidas como tal de forma oficial.

Para Michael Chamberlin, maestro en derechos humanos y democracia, en los últimos sexenios, por lo menos de Felipe Calderón hasta AMLO, el tema de la desaparición forzada se ha tomado muy desde las orillas, poco más enfocado a la atención, si acaso, de las víctimas.

“Considero que es más una Administración de las víctimas y menos del punto de la problemática central, de las desapariciones”, indicó para Debate.

El especialista opinó que, en general, hay una evasión por intentar diagnosticar cuál es la causa de las desapariciones y poder actuar en consecuencia, lo que consideró que provoca que sigan acumulándose las desapariciones y se siga sin entender el problema.

Las cifras y las Fiscalías

Michael Chamberlin, quien fue miembro del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, añadió para esta casa editorial que, desafortunadamente, el enfoque ha sido, más que buscar a los desaparecidos, mirar a las mamás cómo los buscan.

“Las dos preguntas que son importantes de responder, creo yo, no se responden, es decir: ¿dónde están y cómo hacemos para que ya no suceda? Por eso digo que estamos en las orillas, viendo los colectivos, las madres atendiendo algunas necesidades, como las comisiones de atención a víctimas o descubriendo fosas clandestinas, pero acumulando cuerpos”, lamentó.

Insistió en que no hay realmente una atención de fondo y consideró que eso tiene que ver con entender cómo funciona el poder criminal en el país y cómo hay vínculos entre los grupos criminales, empresarios y autoridades.

Chamberlin añadió que no hay una obligatoriedad ni tampoco una forma de registro único, en el caso de desapariciones por parte de las Fiscalías.

Actualmente, señaló que siguen siendo estas instituciones las que tienen abiertas averiguaciones previas o carpetas de investigación, quienes, a su vez, proporcionan las cifras al Gobierno federal, pero indicó que los casos que no tienen una carpeta de investigación o que no son reportados tampoco llegan a registrarse en las cifras nacionales.

“Y eso hace que necesariamente esta cifra de los 91 mil y poco más sea, necesariamente, un subregistro. Si uno considera, por otro lado, que hay una cifra negra de casi noventa y tantos por ciento, también es muy posible que las víctimas sean muchas más de las que sabemos”, sostuvo.

Falta de recursos

Michael Chamberlin consideró que las comisiones locales de búsqueda, si bien tienen ese papel, hasta ahora no han desarrollado las capacidades de búsqueda, primeramente, para registrar y, segundo, para coordinar y recopilar e intercambiar información a nivel nacional.

“Es difícil también, por ese lado, saber cuántas personas desaparecidas hay realmente en México”, sostuvo. Durante los últimos años, estas comisiones han denunciado la falta de apoyo económico por parte de la autoridad.

Al respecto, Michael Chamberlin indicó que no solamente se trata de ausencia de recursos financieros. Por ejemplo, apuntó que una fuerte crítica que se renueva a propósito del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, es la falta de capacidades de las comisiones de búsqueda de personas, lo cual implica que tengan suficiente equipo, suficiente personal, pero también suficientes facultades para poder hacer estas búsquedas.

Voluntad política 

“Yo conozco comisiones estatales de búsqueda que tiene hasta equipos submarinos, para búsqueda de personas y no tienen personal o no tienen las facultades para poder hacer las búsquedas, porque necesitan de la Policía o del público para que vaya un juez, pida una orden de cateo, pida una intervención telefónica, pida una custodia del video, donde se mira, donde llevan a la persona desaparecida, de tal manera que pueda darse un seguimiento”, explicó.

Al respecto, añadió que dichas comisiones de búsqueda tienen recursos jurídicos muy limitados, además de los recursos técnicos, humanos y financieros que hacen falta. Para el maestro en derechos humanos y democracia, eso es claramente una falta de voluntad política por atender el tema de fondo.

Leer más: "Es una invitación a titulo personal": Quirino Ordaz responde a Alejandro Moreno, dirigente del PRI

Para entender...

Crisis en Semefos

Otro ejemplo que destacó Michael Chamberlin fue la falta de recursos para la identificación de cuerpos acumulados en fosas comunes o en los Semefos, alrededor de 52 mil en custodia del estado, de acuerdo con las más recientes cifras, según indicó. Por lo tanto, añadió que los recursos también hacen falta para regresar estos cuerpos identificados a sus familias. “Y no lo hay, simplemente no lo hay, me parece que son cosas no muy difíciles de entender, sin embargo, dejamos que se siga acumulando esta crisis forense y la crisis de impunidad”, concluyó.

Semidesnudo, maniatado y con un letrero, hallan a un hombre deambulando por el malecón nuevo de Culiacán
Síguenos en