Política

Evaden normas para pipas con filial de Pemex

La Presidencia de la República detalló este lunes la ruta que tomó para realizar la compra de los auto-tanques, por un monto de casi 100 millones de dólares y sin necesidad de una licitación

Por  Claudia Guerrero

La Presidencia de la República detalló la ruta que tomó para realizar la compra de los auto-tanques(Agencia Reforma)

La Presidencia de la República detalló la ruta que tomó para realizar la compra de los auto-tanques | Agencia Reforma

Ciudad de México.- El Gobierno federal decidió utilizar una empresa filial de Pemex, con carácter privado, para evitar que la compra de 612 pipas para combustible cumpliera con lo establecido en la Ley de Adquisiciones de la Administración Pública Federal.

A través de un documento, la Presidencia de la República detalló este lunes la ruta que tomó para realizar la compra de los auto-tanques, por un monto de casi 100 millones de dólares y sin necesidad de una licitación.

"La estrategia para incrementar los autotanques consistió en que Pemex, a través de su empresa filial III Servicios S.A. de C.V., adquirió dichos vehículos, bajo las especificaciones técnicas establecidas por Pemex Logística", refiere.

"III Servicios S.A. de C.V., filial de Pemex regulada bajo el derecho privado, es decir no le aplica la Ley de Adquisiciones de la Administración Pública Federal, suscribió los contratos con los fabricantes seleccionados, con las unidades y fechas de entrega definitivas".

Foto Agencia Reforma

En otro apartado del informe se reconoce que los proveedores seleccionados para la compra de las pipas no cumplieron con los compromisos establecidos inicialmente en los contratos.

"La suscripción de los contratos concluyó el 13 de febrero de 2019, hubo dos convenios modificatorios posteriormente que disminuyeron las unidades adquiridas, debido a que el proveedor no pudo cumplir con los compromisos originales", se afirma.

Es importante destacar que el mercado de autotanques no cuenta con inventarios, éstos se fabrican bajo pedido.

Inicialmente, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la meta era conseguir las unidades para garantizar el traslado de 200 mil barriles diarios de combustible, por carretera.

Según el documento, la meta inicial fue de 571 autotanques, para la transportación de 117 mil barriles.

Posteriormente, refiere, se suscribieron dos Memorandas de Entendimiento adicionales para conseguir el traslado de 150 mil barriles diarios, vía terrestre.

Sin embargo, al 22 de abril, la adquisición resultó en 612 autotanques, con una capacidad equivalente a 134.5 miles de barriles diarios, por un monto de 100 millones de dólares, es decir, unos mil 900 millones de pesos.

El reporte detalla que, hasta la fecha, el Gobierno ha logrado poner en operación 462 pipas.

Las otras 150 unidades aún deben pasar por procesos de acondicionamiento como calibración, aseguramiento, emplacamiento, permiso de la Comisión Reguladora de Energía, rotulación de Pemex Logística y de la Secretaría de Defensa Nacional, responsable de la operación.

Esta nota incluye información de: Agencia Reforma