Selecciona tu región
Política

Falta de liderazgo en Morena podría costarle en las próximas elecciones

Desde 2018, que ganaron la Presidencia de México, en Sinaloa hace falta una dirigencia estatal con arraigo, interesada en los problemas políticos y sociales, afirman columnistas, quienes ven complicada la construcción de acuerdos con miras a los comicios del 2021

Por Francisco Castro

-

México.-  Atorados aún en la definición de su dirigencia nacional, Morena en Sinaloa adolece de la falta de un liderazgo fuerte que aglutine y encabece al partido hacia un objetivo claro y sin fracturas para la elección del 2021, y así lo señalan columnistas de este diario, quienes consideran que la actual delegada, Carol Arriaga, ha pasado de noche en la entidad, condición que podría cobrarles factura en los comicios del próximo año.

En esta segunda entrega sobre el momento político que vive Morena, durante una mesa de análisis realizada por DEBATE, Fernando Zepeda, autor de la columna «En el Blanco»; Héctor Ponce, autor de «Cuartel Político», y Tomás Chávez, quien escribe la columna «Ojo Indiscreto», coincidieron en que al interior de Morena no han entendido ni sabido canalizar el poder de sus simpatizantes, no de sus militantes, sino de esos millones de personas que hartos de Administraciones priistas y panistas llevaron al triunfo a Andrés Manuel López Obrador en 2018.

"Como en el país, en el estado pareciera que a Morena le sobra pueblo y le falta quién lo dirija, pero este es un problema que vienen arrastrando desde que ganaron la elección de 2018. Tienen un gran apoyo popular, pero no lo han sabido aprovechar ni manejar", afirma el columnista mazatleco Fernando Zepeda.

Reconoce que en las redes sociales y en los grupos de activistas están los de Morena, «pero los simpatizantes, que fueron los que le dieron el triunfo, esos que votaron por el hartazgo de Administraciones anteriores, esos nomás están viendo pasar las cosas, pero no están siendo atendidos». Y advierte que ese será el problema que enfrente Morena en varios estados, como en Sinaloa, por lo que anticipa un cobro de factura en la próxima elección.

¿Y la delegada estatal?

El también columnista Héctor Ponce Tizoc recordó que, para empezar, Carol Arriaga, actual delegada de Morena en Sinaloa, pertenece al grupo de Yeidckol Polevnsky, quien se quedó en la carrera por la presidencia nacional del partido, y llega a Sinaloa en un momento en que Ramírez Cuéllar, contrario a Polevnsky, dirige el partido en el país, con evidentes choques entre ambos y un efecto negativo para la entidad: "Internamente no están bien, y eso se nota. Carol, que vive en la Ciudad de México, solo viene a dar declaraciones.  Evidentemente no está trabajando, no está recorriendo el estado ni reuniéndose con los grupos ni a calmar los ánimos. Un delegado debería ser un facilitador, alguien que viene a calmar los grupos, a realizar acuerdos y negociaciones, pero solo viene a realizar declaraciones mediáticas, y se va, y eso no ayuda a Morena", añadió.

Ponce advierte que Morena no debería estar tan relajado ni creer que la elección el próximo año será como la de 2018, cuando muchos candidatos ni si quiera hicieron campaña y fueron beneficiados por la ola lopezobradorista: "Ahora sí tienen que ponerse de acuerdo, poner candidatos rentables, y no estar con tanta división".

Para Zepeda, la delegada estatal de Morena ha pasado de noche en Sinaloa. Aunque recordó que del delegado anterior tampoco mucha gente se acuerda: Raúl Elenes, quien ahora está en Conapesca. "Él dirigió a Morena, y pareciera que a los que manejan Morena poco o nada les interesa tener delegados con raíces propias en los estados, que vivan ahí y estén pendientes de la situación que se vive política y socialmente, que los delegados también se conviertan en vigilantes de los programas sociales que enarbola López Obrador, pero no los vemos, hay una carencia tremenda de presencia de los delegados, en especial en Sinaloa", indicó.

Por su parte, Tomás Chávez, considera que Morena nunca ha tenido cabeza y no es un partido en Sinaloa, sino un movimiento. Cuestiona también la participación de Carol Arriaga como delegada, quien llegó a Sinaloa —afirma— echándole pleito a Muñoz Ledo, pero vive en México.

Esto porque el pasado 3 de octubre, Carol Arriaga, quien aspiraba a la Secretaría General, pero no pasó la primera fase de conocimiento, ofreció una conferencia en Culiacán, en la que arremetió en contra de los aspirantes a la presidencia nacional de su partido (Mario Delgado, Muñoz Ledo y Polevnsky), y aseguró que ninguno representaba el orden y la unidad que Morena necesita rumbo al 2021. También negó pertenecer al grupo político de Yeidckol —como se le atribuye—, y se pronunció en contra de la presencia de «tribus».

El autor de la columna "Ojo Indiscreto" insiste en que Carol Arriaga no tiene arraigo en Sinaloa y pertenece a un grupo nacional, por lo que solo trae ese chip grabado en la mente y solo defiende a su grupo: "Llega y choca en Sinaloa, no le interesa cumplir con la misión aquí. Es ave de paso. Viene como turista. Le va a pesar mucho a Morena. Se ve caos. No tienen cabeza estatal ni en los municipios. Necesitan legitimarse".

¿Mario Delgado o Muñoz Ledo?

Sobre qué personaje conviene más como presidente nacional del partido a los morenistas de Sinaloa, de cara a las definiciones de candidaturas para el 2021 y justo cuando Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado Carrillo terminaron en empate técnico en la reciente encuesta y tendrán que ir a una tercera ronda, los tres columnistas coinciden en que, a la mayoría, incluidos los senadores Rubén Rocha Moya e Imelda Castro, les conviene un triunfo de Mario.

Tomás Chávez considera que no solo en Sinaloa, sino también a los morenistas a nivel nacional conviene más la llegada de Delgado Carrillo, pues lo considera un político negociador, que además le ha sacado a López Obrador todos los acuerdos que le ha pedido en la Cámara de Diputados: "(Mario) Es capaz de negociar con otras corrientes; en tanto que Muñoz Ledo ya está ´chocheando´. Él fue una figura del PRD, pero es muy ego. Hizo berrinche, y se divorció de la 4T. Sería un personaje en contra de Morena, por su egocentrismo y porque trataría de estar por encima de López Obrador, además su edad ya no le daría para el ajetreo que requiere un partido, como por ejemplo frente a Marko Cortés, del PAN, y Alito Moreno, del PRI".

Zepeda considera que, aunque Porfirio Muñoz Ledo es uno de los políticos más completos del país, un intelectual de la política, por su edad de pronto se saldría de las líneas del presidente Andrés Manuel López Obrador. Además, insistió en que "el asunto es cómo va a quedar la Dirigencia Nacional después de esta contienda, y como y en qué tiempo se pondrán resolver las cicatrices, porque el tiempo está encima, la elección ya viene, y será una elección atípica, nada que ver con la de 2018".

Ponce identificó a Yadira Marcos y al diputado Pedro Lobo como los cercanos al grupo de Muñoz Ledo.

Una elección de alianzas

Zepeda, Ponce y Chávez advierten que la contienda por la gubernatura de Sinaloa podría ser una pelea entre dos grandes alianzas, por un lado Morena aliado con el PT y el Partido Verde, y por otro el PRI, junto con el PAN, PRD y, probablemente, el PAS.

"La lógica es que Morena va a irse con el Verde y el PT. Lo interesante será cómo el PRI logre una alianza política fuerte, porque solamente así se meterá a la pelea con Morena en Sinaloa. El mismo Melesio Cuen me comentaba telefónicamente que ya ha tenido varias reuniones para ir analizando y avanzando una posible alianza con el PRI, y junto con ellos podría ir el PRD y muy probablemente el PAN", mencionó.

Ponce aconseja no perder de vista al PAS, ver con quién va, si con Morena o con el PRI, pues es un partido que puede inclinar la balanza y «recientemente estuvo en Palacio Nacional viendo temas de alianzas».

Prevén conflicto para el reparto de candidaturas

Ante la ausencia de liderazgos y la presencia de una serie de grupos que han sido calificados como «tribus» al interior de Morena, analistas políticos de esta casa editora advierten riesgos de un serio conflicto por el reparto de las candidaturas con miras a la elección del 2021.

Incluso, afirman que aunque la candidatura a la gubernatura pudiera estar casi definida, el posible arribo de Muñoz Ledo a la presidencia nacional de Morena pudiera complicarles todo.

Síguenos en
Más sobre este tema