Selecciona tu región
Política

Fantasmas del pasado, al acecho de candidatos rumbo a elecciones en México

El pasado de los candidatos los acecha próximo al proceso electoral en México, estando bajo la lupa su vida y labor en el servicio público.

Por Lorena Caro

-

México.- En la búsqueda del poder en México, los políticos apuestan por la renovación; otros quieren mantenerse vigentes en contacto con la gente de la forma más moderna posible, y en esta competencia electoral los esqueletos en el armario suelen asomarse.

Si bien, no hay político que calle sus logros a lo largo de su carrera, poco impide que el pasado oscuro los persiga: desde algún exceso en el gasto público, gastos ostentosos en su vestimenta, represión a la prensa, cambios de partidos políticos o casos de peso legal, como demandas por corrupción o abuso sexual.

Para expertos en procesos políticos entrevistados por Debate, las redes sociales en 2021 tendrán en lupa la hoja de vida de los candidatos; y aunque estén cuidaditos y en su mejor perfil, las estrategias de sus contrincantes podrían cambiar su panorama.

Leer más: Ya chole de machos cómplices; responden feministas a AMLO por caso de Salgado

Víctor Manuel Alarcón Olguín, experto en procesos políticos y académico en la Universidad Autónoma Metropolitana, añadió que algunos otros son tan listos que “voltean la tortilla” y se victimizan de las acusaciones.

El juego político

Alarcón Olguín abundó que, en el sentido formal, se podría pensar que situaciones del pasado en la vida política de un candidato son de aspecto relevante, pero en la evolución reciente y con el peso de los medios de comunicación, así como la forma en la que muchas veces las campañas se están desarrollando, dijo que a veces esas mismas situaciones resultan ser factores que catapultan a los propios políticos.

“A veces tenemos esta suerte de victimización, de cómo ellos voltean las críticas en elementos favorecedores”, apuntó. 

Asimismo, detalló que, en muchos casos, este pasado dependerá del experto en comunicación política, pero ya ha quedado muy de manifiesto que incluso estas situaciones terminan siendo magnificadas e incluso como positivo para el individuo, ya que en la lectura, dijo, muchas actividades siguen siendo valoradas por la ciudadanía como las idóneas o las adecuadas. 

Alarcón consideró que se puede suponer que para el caso del morenista Félix Salgado Macedonio seguramente los grupos de feministas y de derechos humanos podrán ser una crítica a lo largo de la campaña y quizá los partidos que se opongan a esa candidatura puedan tomar eso como un estandarte; y, a lo mejor, con eso generar una competencia un poco más cerrada, dependiendo de quiénes sean los candidatos.

Sin embargo, muchas veces, añadió, ya después de un cierto tiempo, un solo argumento para desprestigiar o minimizar al adversario empieza a desgastarse, entonces empieza a ser minimizado.

Consideró que en el paso de la campaña los electores desgraciadamente también son muy veleidosos y ponen más atención a qué les van a dar, al clientelismo, la compra y la coacción del voto.

“Entonces, la campaña se va por otras cosas; y ese tema, que puede verse como un gran negativo, se termina minimizando o los mismos políticos hacen alianzas, pactan, sobornan, van logrando alianzas y, entonces, esa crítica va perdiendo peso, fuerza. De alguna manera, sí es un tema relevante, pero al menos que se sostenga por una demanda penal, por ejemplo”, opinó.

Desgraciadamente, reflexionó, el peso del pasado solo tiene un impacto cuando  haya una situación demasiado contundente, de mayores pruebas, elementos que pudieran ser disuasivos, pero terminan siendo, según insistió, relativizados.

“Y no nada más lo que pudiera darse en esta campaña, sino que regularmente en muchas ocasiones ya hemos visto cómo estos casos de violencia política, de género, o de fraudes o de presuntas vinculaciones con el narcotráfico, uno pensaría que en primera instancia fueran suficientes para descarrilar influencias familiares, etc., pero terminan relativizándose de una manera tal que forman parte, por desgracia, de nuestra cultura, de nuestra forma de ver los procesos sociales, que siguen estando muy arraigados en nuestra forma de concebir la política en nuestro país”.

Desde su punto de vista, en la mayoría de estos casos, dijo, los políticos no buscan verse bien portados, sino que hay un nivel de cinismo en el que varios de ellos dicen “sí, sí paso, pero ya pasó el tiempo”, o fingen demencia o dicen que se malinterpretaron las cosas o dicen “pobrecita, está loca”, ejemplificó.

“Lamentablemente, muchos políticos incluso terminan como vanagloriándose de esto. No tienen el menor pudor y muestran un nivel de cinismo verdaderamente lamentable. Que además termina generando un proceso de identidad sorprendente que la gente termina aplaudiéndoles”, destacó.

En otras partes del mundo, Víctor Manuel Alarcón Olguín, experto en procesos políticos y académico en la UAM, indicó que un escándalo mínimo en figuras políticas les cuesta no solo la candidatura, sino el retiro y la disculpa pública o la renuncia del puesto del gabinete. “En cambio, aquí en México no. Todo se relativiza, se vuelve un asunto de complot, se victimizan, se invierten los papeles y ellos son los ofendidos”.

Lo vio en un caso recientemente, destacando a Manuel Bartlett Díaz, senador por el Partido del Trabajo y actual director de la CFE, quien en 2019 fue acusado de enriquecimiento ilícito, aunque finalmente la Secretaría de la Función Pública lo exoneró al respecto.

O de otros políticos, quienes, dijo, realmente no tienen ningún problema en exhibir su prepotencia y, por el contrario, terminan hasta burlándose de aquellos que tratan de cuestionarlos o enfrentarlos. “Creo que, desgraciadamente, es un elemento que me parece a mí que más lesiona y deja en impotencia a segmentos muy importantes de la sociedad”, apuntó.

Efecto redes

Para el analista Jaime González, se tiene que razonar muy bien que en la actualidad ya no importa tanto la sigla del partido por el que alguien vaya a competir en un proceso electoral, aunque tengan el voto duro, sino que muchas personas optan por analizar al candidato, no importando qué partido lo esté postulando. 

El especialista mencionó que eso lo saben perfectamente los partidos. Tan lo saben, apuntó, que se creó la alianza del PAN, PRI y el PRD, antagonistas históricos, con declaración de principios contradictorios.

“Sin embargo, saben ellos que lanzando un candidato con una buena hoja de vida la gente votará por él. La gente de sus partidos”, consideró. 

Al respecto, mencionó que los candidatos no solo deben estar cuidaditos y cuidadosos, sino que tienen que tener la certeza de que tienen una hoja de vida limpia. “Imaginémonos, nada más en el entorno local, que este señor Chapman (presidente de Ahome por Morena) obtenga la candidatura a diputado federal de su partido, pues habrá quienes con todos los elementos legales puedan impugnar esa candidatura ante las circunstancias correspondientes, ante los órganos jurisdiccionales para que no llegue y sí va a ser una afectación (para él), por supuesto”, comentó. 

El pasado que pesa en Morena es recientemente el de su senador Félix Salgado Macedonio, quien se registró como precandidato de ese partido a la gubernatura de Guerrero, aun cuando tiene tres demandas por abuso sexual, lo que ha provocado una serie de protestas de feministas y defensoras en derechos humanos en contra del político.

En ese sentido, el analista político Jaime González mencionó que se tiene que analizar su tema legal. Abundó que quien tenga una sentencia penal o que haya quedado firme con una pena privativa de la libertad, es decir, que tenga antecedentes penales, no puede ser candidato, e incluso los propios partidos establecen en sus estatutos una serie de limitantes para eso.

Sin embargo, consideró que quienes lo han lanzado son incluso de los que ahora están protestando, ya que el político fue presidente municipal, diputado federal, local, por partidos de izquierda y ahora varios lo están objetando.

“Esto que le están haciendo de publicitar estos problemas en los que él se ha visto involucrado, creo que le va a afectar bastante en su proyecto de ser un candidato ganador. Si su partido considerara que sigue siendo un buen proyecto, le están apostando a eso, o le están apostando que está siendo apoyado por alguien de mucho más nivel. Entonces, no les interesa que esos grupos feministas estén trabajando en contra de la candidatura de esa persona”.

Consideró que ese tipo de situaciones afectan la imagen y credibilidad no solo del candidato, sino del partido o de la alianza que lo está postulando.

En el caso de las redes sociales, indicó que a un político siempre le puede impactar salir en una de ellas, como Facebook, Instagram, Twitter o WhatsApp, por algo que alguien dice, pero que no lo demuestra.

Calumnias y campañas

“Podemos poner un ejemplo cualquiera:  alguien que aspiró a ser candidato a gobernador de un partido o una alianza. Alguien dice ‘no, es que se robó 200 millones de pesos cuando tenían tal función’, y lo dicen nada más, pero no lo prueba ni proporciona elementos de buscar un lugar para ver si es cierto o no”, ejemplificó.

En ese caso, dijo que se usa aquella máxima que dice “calumnia, que algo queda”, siempre queda la mancha.

Roberto Soltero, analista político, mencionó, por su parte, que es muy importante el comportamiento durante el paso del servicio público. Hizo hincapié en el exalcalde de Culiacán y ahora precandidato a la gubernatura de Sinaloa por Movimiento Ciudadana Sergio Torres, a quien, dijo, se le habría señalado de excesos en su administración municipal y que habría anotaciones o observaciones por parte de la autoridad superior del estado. De tal manera que consideró que lo importante es comportarse bien, respetar las reglas del juego y no pasarse de listos.

“Indudablemente, los registros ahí quedan, y la ciudadanía tiene conciencia de ello y lo señala posteriormente”, apuntó.

Sin duda alguna, coincidió al opinar que la presencia de las redes sociales juegan un papel muy importante en la actividad política, por lo que el funcionario o servidor público debe de comportarse a la altura de las circunstancias y no violentar las disposiciones jurídicas de orden público que le permitan hacer su tarea como servidor. 

No escatimó en mencionar que el pasado de varios candidatos en México se convertirá en carne de cañón para las campañas que vienen. “Van a analizar las debilidades de los contrarios, y no tenga la menor duda de que van a utilizar este tipo de pasado para señalarlos, denostarlos y hacerlos ver como malas personas ante la sociedad”, adelantó.

En Sinaloa, del 17 al 26 de marzo del 2021 se llevará a cabo la confirmación de registros para los candidatos a la gubernatura, y el inicio de las campañas será el próximo 4 de abril.

Registro

Denuncia de abuso sexual a aspirante de Morena

Pese a las denuncias en su contra por violación y acoso sexual, el senador mexicano Félix Salgado Macedonio fue registrado como candidato a gobernador por el estado de Guerrero, por parte del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“Quiero hacer un reconocimiento público a la mujer guerrerense, porque las mujeres y los jóvenes son el motor de la Cuarta Transformación (como llama a su gobierno el presidente Andrés Manuel López Obrador)”, dijo Salgado Macedonio tras presentar su solicitud. 

Poco antes de la entrega de la solicitud, en la Ciudad de México integrantes de grupos feministas protestaron en el Zócalo capitalino para exigir al presidente López Obrador frenar la candidatura del senador. 

Las manifestantes criticaron el apoyo y señalaron que “en un hecho sin precedentes”, el presidente respaldó la precandidatura de Salgado Macedonio argumentando que son situaciones “partidistas y producto de la temporada (electoral)”. 

Leer más: Candidatos no deben violentar a mujeres: Sánchez Cordero sobre Salgado Macedonio 

Pero refirieron que no tomó en consideración que aún se encuentra vigente la denuncia por violación realizada en 2016 y ratificada en 2017, así como una queja de acoso que data del año 2007 ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero. El aspirante a gobernador de Guerrero enfrenta denuncias formales de varias mujeres, quienes lo acusan de violación y acoso sexual.

Por estas razones, está citado a comparecer este martes ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, partido que fundó el presidente López Obrador.  (EFE)

El equipo de Rubén Rocha
Síguenos en