Política

Gobernador de Jalisco exige a Pemex disculpa por explosiones de 92

Enrique Alfaro asistió al acto conmemorativo de la tragedia en el Jardín de San Sebastián de Analco en Guadalajara

Por  Carmen Villegas

Gobernador de Jalisco exige a Pemex disculpa por explosiones de 92. | Cortesía

Gobernador de Jalisco exige a Pemex disculpa por explosiones de 92. | Cortesía

Guadalajara.-El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro exigió a Petróleos Mexicanos (Pemex) una disculpa por las explosiones de gasolina que se registraron el 22 de abril de 1992 en Guadalajara, debido a que los afectados se encuentran abandonados y nadie después de 27 años ha asumido su responsabilidad.

En compañía de familiares de las víctimas que acudieron al acto conmemorativo de la tragedia en el Jardín de San Sebastián de Analco, el mandatario estatal dijo su gobierno asume el compromiso de cerrar todos los capítulos inconclusos que han dejado la tragedia, así como atender cada una de las demandas de los afectados y sus familias.

En su mensaje, Alfaro se refirió a las explosiones de gasolina en el sistema de alcantarillado que ocurrieron en 1992, y donde insistió que "Pemex le debe a nuestro Estado una disculpa de inicio y le debe sobre todo lo mínimo que se requiere en este tipo de asuntos que es asumir su responsabilidad".

Para concretar su propuesta, dijo que se requiere la creación de una comisión que en este mes tenga listo un documento final y que vaya dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, que en su discurso ha reiterado la idea central del perdón a las víctimas.

Comentó que su propuestas es clara y de todo corazón, aunque aseguró que está en destiempo después de 27 años de ocurridas las explosiones.

Peticiones de los familiares de las víctimas

Lilia Ruiz, presidenta de la organización 22 de abril en Guadalajara afirmó que Alfaro es el primer gobernador de Jalisco que acudió a recordar a las víctimas de la tragedia, y por ello, le entregó un documento con nueva puntos en donde piden varios apoyos para las personas afectadas por las explosiones.

Entre las que destacan atención médica vitalicia para los sobrevivientes de las explosiones; la creación de un fideicomiso para nueve personas y la indemnización de las familias de 10 personas que perdieron la vida.