Política

Gobierno decide no más dinero a medios para favorecer al presidente

Andrés Manuel López Obrador dio conocer los lineamientos apegados a la ley que conducirán su relación con los medios de comunicación

Por  David Ortega

Gobierno decide no más dinero a medios para favorecer al presidente(Cortesía)

Gobierno decide no más dinero a medios para favorecer al presidente | Cortesía

Ciudad de México.- Garantizar el pleno ejercicio a la libertad de expresión sin ningún tipo de coerción o de presión a los periodistas, transparencia gubernamental, empoderar a la ciudadanía, así como no realizar erogaciones a los medios de comunicación, sea cual sea este, para obtener notas favorables, entrevistas, señalamientos, etcétera, son los objetivos de la política de Comunicación Social del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa de este miércoles, el presidente López Obrador dio conocer los lineamientos apegados a la ley que conducirán su relación con los medios de comunicación y los recursos que se otorgarán en publicidad.

“Vamos a actuar con austeridad en el manejo de los fondos dedicados a la propaganda, la publicidad, de acuerdo a nuestra propuesta de austeridad. Se disminuye el gasto de publicidad en un 50 por ciento con relación a lo que se ejercía anteriormente”, afirmó el presidente.

AMLO afirmó que habrá equidad con una distribución de este gasto de manera horizontal, para que no se concentre y alcance para todos. Dijo que se actuará en función de criterios transparentes, “que se sepa quién es quién en los pagos por servicios de publicidad”.

Foto: Cortesía

“No utilizar los recursos públicos para premiar o castigar a ningún medio, que no sea un mecanismo de coerción, de castigo el presupuesto; al final de cuentas, nosotros somos simplemente administradores de los dineros del pueblo, eso somos. El presupuesto es dinero del pueblo”, puntualizó el presidente.

Jesús Ramírez, coordinador general de Comunicación Social y Vocero de la presidencia informó que desde este miércoles se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Política de Comunicación del gobierno federal, cumpliendo así con los requisitos que marca la ley.

Ramírez Cuevas, destacó que el centro de esta política son los ciudadanos, para rendir cuentas,  informar, acercar la información esencial que requieren los ciudadanos y también con fines informativos, educativos y de carácter informativo.

“Esta conferencia, que es un ejercicio extraordinario, democrático, como se ha venido demostrando a lo largo de estos meses, pues es inédito en el mundo, inédito en la historia de este país que un presidente, un mandatario rinda cuentas, que un gobierno todos los días”, destacó.

El vocero explicó que pese a que existe un marco legal, establecido en el artículo 134 de la Constitución, que señala que la publicidad gubernamental deberá tener un carácter institucional con fines educativos, informativos o de orientación social, es un marco legal todavía incompleto.

Explicó que aún falta la Ley General de Comunicación Social, que sea acorde a lo que la opinión pública, los periodistas, los medios de comunicación, especialistas y académicos han demandado, como el tener un padrón único de medios de comunicación que no existe en el país.

“Tenemos que llegar a una estandarización para que pueda haber un piso parejo para todos y podamos proceder con equidad en materia de publicidad y de recursos de comunicación”, afirmó.

Ramírez aseguró que se publicará en los portales de transparencia la información relativa al gasto de campaña de Comunicación Social de las dependencias como a nivel de la Coordinación de Comunicación Social de Presidencia en tiempo real; conforme se va ejerciendo el gasto.

RECOMENDACIÓN INFORMATIVA

El vocero dejo claro que queda prohibido hacer propaganda gubernamental para presionar, castigar, premiar, privilegiar o coaccionar a los comunicadores. “Una práctica del pasado que nunca más va a ocurrir”. También aclaró que son falsas las versiones de algunos medios de comunicación que han mencionado que ha habido llamadas a redacciones o a directivos para presionar a los comunicadores.

“Este gobierno y en particular la Coordinación de Comunicación Social nunca hará ninguna recomendación informativa a los medios de comunicación ni recomendará a ningún periodista en el ejercicio de su profesión. Entonces, esto no es real, queremos señalar que, al contrario, que no, que está prohibido algún tipo de coerción o de presión a los periodistas”, insistió.

Dejo claro que queda prohibido también, de acuerdo a la Política de Comunicación actual del gobierno, realizar erogaciones a los medios de comunicación, sea cual sea este, para obtener notas favorables, entrevistas, señalamientos o visualización de funcionarios.

CONTRATACIONES

Ramírez Cuevas indicó que para la contratación de publicidad gubernamental el primer punto a considerar será que los medios utilizados para la definición de las campañas deberán tener una relación con la penetración con los ciudadanos, dependiendo la región, el tipo de población objetivo al que va dirigido los mensajes gubernamentales. También que cuando la publicidad deba dirigirse a un público específico deberá de ser alcanzado por medios locales.

Foto: Cortesía

“Se seleccionará a los medios conforme a criterios objetivos, no de favorecer o vetar a algún medio por razones políticas, o de filias o fobias personales, sino al contrario, será solo con criterios objetivos, tomando en cuenta las características, las tarifas, los destinatarios, la cobertura y las especialidades o nichos que tiene cada medio de comunicación.”

Ramírez Cuevas expuso que en el último gobierno, el de Enrique Peña Nieto, no sólo aumentó el gasto gubernamental, sino que del presupuesto aprobado por el Congreso prácticamente en algunos casos casi se duplicó o se triplicó este gasto de manera extraordinaria y sin justificación. Señaló que para el Presupuesto 2019, existen cuatro mil 711 millones de pesos para gastos gubernamentales en publicidad y del cual no se pedirá ninguna ampliación y se mantendrá por primera vez en lo aprobado por el Congreso, dijo.

Destacó que la disminución del gasto de comunicación a la mitad de lo que se gastaban los anteriores gobiernos, también que no se harán contratos anuales con los medios de comunicación, como en las administraciones anteriores, pues se va a contratar la publicidad acorde con las necesidades de comunicación y se va a hacer puntualmente campaña por campaña, que serán más de 300 campañas para este año y serán a partir de las necesidades mismas de comunicación como se contratará esta publicidad a los medios en todos los niveles: electrónicos, radio y televisión, medios impresos, así como medios digitales y nuevas plataformas.

“No se podrá gastar más de cinco mil 800 millones. No está previsto esto, pero de todos modos está marcado que hay un límite legal para impedir que incluso el Congreso pueda aprobar un gasto mayor, una ampliación presupuestal en materia de comunicación”, afirmó. Por lo anterior queda prohibido que un medio de comunicación, dentro de los criterios que se tienen para la contratación de publicidad, en ningún caso ningún medio de comunicación, por preponderante que sea en la zona, puede tener más del 25 por ciento de una campaña, sostuvo el coordinador de Comunicación Social de Presidencia.