Política

Guía práctica para entender el caso Salvador Cienfuegos

A estas alturas, ya no se sabe qué sorprendió más: si el arresto de un alto mando militar mexicano o que inesperadamente fuera liberado de los cargos que se le imputaban en EE UU para ser investigado en México

Por  El Debate

Punto por punto: desde la detención de Salvador Cienfuegos hasta su repatriación a México(EFE)

Punto por punto: desde la detención de Salvador Cienfuegos hasta su repatriación a México | EFE

México.- Un hecho nunca antes registrado en la historia de México sucedió el pasado 15 de octubre de 2020 cuando en los Estados Unidos fue detenido Salvador Cienfuegos Zepeda, quien fuera el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto. Un día después,  se dio a conocer que el motivo de esta aprehensión fue que se le culpaba de tener vínculos con grupos dedicados al narcomenudeo en territorio mexicano. Un mes dos días luego de ser detenido, el exfuncionario fue repatriado a su tierra natal.

A estas alturas y mirando con perspectiva el desarrollo de los hechos, ya no se sabe qué fue más sorprendente; que se arrestara a un alto mando de las fuerzas militares mexicanas o que, de forma inesperada, fuera liberado de todos los cargos que se le imputaban en la nación norteamericana para que, de ese modo, se pudiera investigar y, en dado caso, juzgar en México.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Leer más: (Asegura Christopher Landau que Salvador Cienfuegos fue devuelto sin ninguna condición)

Salvador Cienfuegos fue repatriado a México para que se iniciara una investigación en su contra con las pruebas presentadas por el Departamento de Justicia de NY
Salvador Cienfuegos fue repatriado a México para que se iniciara una investigación en su contra con las pruebas presentadas por el Departamento de Justicia de NY/ Fuente: EFE

Transcurrido un día de que fuera arrestado a la orden de la Administración y Control de Drogas (DEA), el 16 de octubre el Departamento de Justicia de los Estados Unidos informaba que Salvador Cienfuegos era acusado de 4 delitos relacionados al lavado de dinero y al narcotráfico. De acuerdo a lo declarado por el fiscal de Distrito Este de Nueva York, Richard Donogghue, el exfuncionario estuvo involucrado en la producción, comercio y distribución hacia la nación estadounidense de, por lo menos, 1.000 kilogramos de marihuana, 500 gramos de metanfetamina, 5 kilogramos de cocaína y kilogramo de heroína.

Conforme a lo referido en la acusación, los delitos se llevaron a cabo entre el 2015 y el 2017, tiempo en el que Cienfuegos Zepeda estaba a la cabeza de la Sedena. Según el informe, haciendo uso de las facultades que el cargo le confería, el hombre logró acomodar un cédula del cártel de los Beltrán Leyva, la cual era liderada por el narcotraficante Juan Francisco Patrón, el "H2", quien le proporcionó dinero a cambio de que no se interpusiera en las operaciones del cártel.

Pasadas casi dos semanas de su arresto, el 2 de noviembre Salvador Cienfuegos fue presentado ante la Corte Federal de Brooklyn, ubicada en Nueva York, en la cual habría de hacerle frente al proceso penal imputado en contra de su persona. Tres días más tarde, durante su primer comparecencia, el extitular de la Sedena se declaró inocente. 13 Días después, los fiscales estadounidenses hicieron la petición para que se le fueran retiradas las acusaciones a Cienfuegos Zepeda, anunciando que este sería regresado a México para que ahí se emprendiera una investigación del caso.

Un día anterior, el 12 de noviembre se había hecho público un comunicado conjunto de la FGR y la Fiscalía de los Estados Unidos en el que se daba a conocer que tanto en México como en Estados Unidos la ley se aplicaba de forma sólida, el Departamento de Justica había decidido repatriar a Cienfuegos para que se siguiera el debido proceso por las autoridades mexicanas correspondientes.

En el comunicado se destacaba la cooperación bilateral con la que ambas naciones estaban comprometidas, tanto para el caso especifico del extitular de la Sedena como en la aplicación de la Ley en general. En este sentido, puntualizaba el texto, estaba enmarcada la decisión de dejar libre a Cienfuegos. Además, enfatizaba que la relación en materia de seguridad aumentaba la seguridad de los ciudadanos. 

Pasadas unas horas de que se publicara el escrito, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confirmaba lo que en este se refería: Salvador Cienfuegos sería regresado a México para que, una vez que este tocara tierras aztecas, fuera investigado por la FGR siguiendo las pruebas presentadas por la Fiscalía de Nueva York.

En aquella ocasión, Ebrard declaró ante los reporteros de distintos medios de comunicación que al exfuncionario se le aplicarían las leyes mexicanas en el caso de que fuera encontrado culpable de los cargos que se le inculpaban en la nación norteamericana. El canciller mexicano enfatizó que la decisión de las autoridades judiciales del país vecino era vista con "simpatía", puesto que se consideraba que era positiva para la nación, recalcando que está no debía ser  vista como "camino a la impunidad", sino, por el contrario, como "acto de respeto a México".

En esa misma oportunidad, Ebrard informaba que no había, hasta ese momento, una petición formal y legal para que Cienfuegos Cepeda fuera extraditado, puesto que, como ya o había mencionado el presidente Andrés Manuel López Obrador en México no se estaba llevando a cabo ningún proceso de investigación en contra del general.

El 18 de noviembre Salvador Cienfuegos retornó a México, momento en el que la FGR hizo de su conocimiento que existía una investigación en la que él se encontraba implicado y la cual fue  comenzada por la dependencia con la información que le había proporcionado el Departamento de Justicia de EE UU.

Leer más: (Esto dice la nota diplomática que la SRE envió a Estados Unidos por caso del general Cienfuegos)

A casi dos meses de que el militar regresara a México gozando de una plena libertad, el día de hoy el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, había hecho de conocimiento público que, contrario a lo que muchos pensaban, Cienfuegos había sido devuelto a México sin ningún tipo de condición de por medio. Asimismo, declaró que la liberación del extitular de la Sedena se dio debido a la decisión de el exfiscal William Barr, quien analizó la investigación llevada a cabo en la nación norteamericana y que había terminado con la detención del general, para finalmente concluir que el proceso debía realizarse por las autoridades mexicanas competentes.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo