Política

Indígenas, rezagados de la participación política en las elecciones en México

Especialistas en ciencia política y antropología destacan que, por años, estos grupos han sido rezagado, aunque haya obligación de posicionarlos.

Por  Lorena Caro

Integrantes de la Asociación Civil de Profesionistas Indígenas del Noroeste en reunión en Sinaloa.(Debate)

Integrantes de la Asociación Civil de Profesionistas Indígenas del Noroeste en reunión en Sinaloa. | Debate

México.- Las dificultades de los grupos indígenas en Sinaloa y el país, no son pocas. La falta de oportunidades laborales, marginación de sus comunidades y la exclusión en la democracia y la política marcan año con año su rezago social.

En Sinaloa, de forma oficial se reconoce a los grupos yorome-mayo, tepehuanes del sur y tarahumara, que, de acuerdo con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, están distribuidos en los municipios de San Ignacio, Escuinapa, El Fuerte, Guasave, Choix, Ahome y Sinaloa de Leyva.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

No obstante, muchos de ellos han sido desplazados a otras regiones por la falta de oportunidades o por la violencia, y emigran a zonas como Culiacán o Navolato en búsqueda de trabajo de campo e, incluso, otros más llegan del sur del país por esta misma labor.

Leer más: Este domingo llega a Mazatlán la papelería electoral bajo fuerte vigilancia

Debate entrevistó a Bernardino Esparza, especialista en derecho electoral de la Universidad La Salle; a la antropóloga Stephanie Cortés y a Víctor Manuel Reynoso Angulo, experto en ciencia política y académico de la Universidad de Las Américas Puebla.

En concordancia, destacaron que la idea de que los indígenas en el país puedan alcanzar un puesto político para luchar por sus derechos desde la democracia sí está plasmada en la Constitución mexicana y es, además, una obligación de los partidos políticos; sin embargo, apuntaron que su cumplimiento ha sido insuficiente hasta ahora e inclusive, en algunos otros casos, inexistente.

Mandato y partidos políticos

Bernardino Esparza, especialista en derecho electoral de la Universidad La Salle, consideró que la inclusión indígena en el proceso electoral es una cuestión política, pero destacó que en el caso mexicano están los usos y costumbres, como el sistema normativo general, que desde la Constitución se tiene que aplicar y respetar para postular candidatos que representen a estos grupos.

En la República mexicana, explicó que hay 300 distritos electorales. Anteriormente había 13 distritos donde se tenían que postular a los grupos indígenas por parte de los partidos políticos, mientras que actualmente esa cifra ha pasado a 21.

A pesar de este panorama, consideró que el tema está en buscar convencer también a las personas que quieran participar bajo este tipo de usos y costumbres con el sistema normativo electoral, que en este caso es el de las elecciones del próximo 6 de julio.

“Sí, está ahí, sí se pueden presentar. Tienen una obligación los partidos políticos, sin duda, tener más o menos 20, 21, fórmulas de mayoría relativa en estos distritos de representación, en este caso de los grupos indígenas. Eso es lo que está ahí. Otra cosa es que en realidad al final del día ganen la elección y, por supuesto, que después representen a esa cultura, a esas costumbre, etc., ya del Poder Legislativo”, analizó.

La antropóloga Stephanie Cortés dijo en entrevista para Debate que la población indígena en México, durante siglos, ha sido marginada de todos los procesos económicos, sociales y políticos; lo anterior, a pesar de que estos representan un porcentaje importante de la población, lo que ha significado que la mayoría de las poblaciones indígenas se vean afectadas sobreproporcionalmente por la pobreza y la extrema pobreza.

La especialista hizo hincapié en que el proceso electoral 2021 supondría una oportunidad para estas comunidades, pero en la realidad, consideró, eso es insuficiente. “Si revisamos las cifras de las candidatas y candidatos indígenas postulados por los partidos políticos, a nivel estatal apenas y se cubre un 0.5 por ciento, esto significa que la representación política sigue siendo muy baja”, señaló.

En este sentido, dijo que lo que los partidos políticos deberían de buscar que los grupos indígenas tengan acceso a puestos de elección popular con la condición de que se vaya más allá de un trabajo social, sino que realmente se les incluya en la toma de decisiones acorde al desarrollo de sus pueblos.

Fallidas acciones de inclusión 

Stephanie Cortés abundó que hasta hace pocas décadas existía poca o nula representación política de los pueblos indígenas en los sistemas políticos formales. Explicó que el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006 propuesto durante el Gobierno de Vicente Fox Quesada buscaba una reorientación de la política nacional hacia la inclusión y respeto a la diversidad cultural indígena, así como la creación de programas específicos para ellos bajo una mirada horizontal del gasto público.

Sin embargo, la antropóloga destacó que en la práctica dicha propuesta no funcionó tanto, como la modificación del artículo 2.º constitucional, que incluía en la Constitución mexicana el concepto del “pluriculturalismo”, dándole con ello reconocimiento a los pueblos indígenas, sus estructuras políticas, sociales, económicas, su autodeterminación y garantizar sus libertades, derechos e igualdad de oportunidades.

“Lo que sí funcionó, y hasta la fecha tiene repercusiones, es que durante ese periodo en 2002 se publicara el Programa Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas 2001-2006, donde se buscaba una relación estado-pueblos indígenas-sociedad, con el fin de crear una nueva relación con principios para la política indígena enunciada”, expuso.

Ante este panorama, la antropóloga Stephanie Cortés, dijo para Debate que a partir de dichas propuestas poco a poco las comunidades, junto con sus demandas, han sido incluidas en los procesos y propuestas políticas, pero para que se concrete realmente el significado propuesto desde el concepto del pluriculturalismo aún falta un gran camino por recorrer, mismo que, según consideró, está lleno de incertidumbre.

“Los partidos políticos siguen intentando acreditar candidaturas a personas ajenas a las comunidades solo por cumplir con los requisitos señalados por el INE, es decir, que se sigue simulando la inclusión bajo propuestas y representaciones vacías. Lo que los pueblos indígenas quieren es que se les integre. Verse realmente representados significa que las propuestas sean hechas por y para ellos, que no sean utilizados solamente de relleno”, enfatizó.

El reconocimiento de la sociedad para este grupo ha empezado a cambiar lentamente, según la experta. En México, y en particular Sinaloa, opinó que solo se acuerdan de ellos cuando es Semana Santa o cuando se tiene que inaugurar un recinto cultural, pero en la realidad los grupos étnicos han formado movimientos que buscan la reivindicación de sus derechos y cada día exigen mayor participación en la toma de decisiones políticas.

Además, Stephanie Cortés mencionó que ha habido avances importantes en la aprobación de normas internacionales de protección de sus derechos por parte de las diferentes instituciones internacionales, pero enfatizó que lo que hace falta es que esas normas aterricen en las políticas públicas hasta que realmente tengan una participación política, en donde su intervención sirva para la defensa de la participación política ante hechos violatorios de sus derechos, amenazas eventuales o en la adopción de reformas estructurales.

Bernardino Esparza, especialista en derecho electoral de la Universidad La Salle, destacó que, si bien en zonas urbanas y aquellas a las que llegan señales de radio y televisión existen mensajes sobre la importancia de la participación ciudadana en las elecciones, desde su perspectiva, consideró que esa concientización es muy poca para los grupos indígenas, al destacar que el INE tiene un área de educación cívica con la responsabilidad de impulsar y concientizar a todos los ciudadanos del país para que participen los procesos electorales, conozca a sus candidatos, a los partidos políticos.

Impulsar sus necesidades

Víctor Manuel Reynoso Angulo, experto en ciencia política y académico de la Universidad de Las Américas Puebla, coincidió en entrevista para Debate al afirmar que, durante años, los indígenas han sido desplazados y marginados a regiones alejadas, en montañas y zonas con mayores carencias, además de que sus idiomas se han vuelto secundarios.

Reynoso Angulo destacó que ellos siguen pendientes en la agenda nacional y, aunque escuchar su voz para detener la exclusión es un paso importante, consideró que esto no ocurre en la actualidad. “Creo que, en general, el tema indígena es un tema que está pendiente en la agenda nacional, que tenemos que revisar, que integrar y que hemos ido muy lentamente, muy paso a paso, pero yo creo que se está basando hacia allá”, expuso.

Una metáfora de esta exclusión, la identificó en Benito Juárez. Reynoso Angulo explicó que el expresidente de México era un indígena zapoteca que acabó vistiéndose de traje y que terminó hablando bien latín, francés e inglés. “Para los liberales del siglo 19, el indígena es el que dejaba de ser indígena. Ahora las cosas son distintas. Ahora, en las lenguas indígenas hay cosmovisiones y hay que conversarlas y darles a ellos la oportunidad de decir si quieren conformar su cultura, bienvenida”, explicó.

Destacó que hoy en día los indígenas son un grupo importante demográficamente. De acuerdo con el Censo Poblacional 2020, elaborado por el Inegi, 7 millones 364 mil 645 personas de 3 años y más hablan una lengua indígena; y 11 millones 800 mil 247 personas son población en hogares indígenas. En Sinaloa, a su vez, 35 mil 539 personas de 3 años y más hablan una lengua indígena, y 56 mil 784 conforman hogares indígenas.

“Es importante que se reconozcan como grupos que deben tener voz y voto, como grupos que tienen sus derechos culturales a tener educación en su propio idioma, creo que por ahí deben estar los cambios”, enfatizó.

Aunque reconoció que no son un grupo mayoritario numéricamente, lo ideal, dijo, es darles la palabra para que sean ellos quienes pongan dentro de la agenda de inclusión qué es lo que quieren, cuáles son sus problemas culturales, económicos, sociales; y no otros que hablen a nombre de ellos. Y un paso para que eso ocurra, consideró, es su representación en el Poderes Legislativo, “suficiente, no es suficiente, hay que seguir avanzando”, concluyó.

Candidatos 

Hasta ahora, Bernardino Esparza, especialista en derecho electoral de la Universidad La Salle, destacó que las campañas han mostrado que los candidatos están dirigidos a otros sectores, menos a los grupos indígenas.

“El candidato, a lo mejor, dice ‘me dan más votos otros sectores de la sociedad que el propio sector indígena’. En ese sentido, eso no lo sabemos, habría que hacer aparte ese análisis, pero la percepción en principio es que todo el discurso va dirigido, por supuesto, a otros contextos, menos a la cultura indígena”, opinó.

Sin duda, reconoció que, a pesar de que la Constitución es muy clara respecto a las comunidades indígenas, sobre todo abordar la protección y garantía de estos pueblos y comunidades, aseguró que se quedaron ahí, simplemente, nada más en la Constitución y todavía falta mucho por avanzar en ese sentido.

A finales de abril, en Sinaloa, el candidato a la gubernatura Rubén Rocha, por Morena y PAS, recibió en El Fuerte el bastón de mando de la comunidad indígena yoreme, como símbolo de su confianza en manos de Joaquín Valenzuela Bacasegua, gobernador indígena. Sin embargo, este mismo representante indígena entregó hace unos días el bastón de mando también a Mario Zamora, candidato del PRI, PAN y PRD por la gubernatura de Sinaloa, lo que ha generado algunas dudas y cuestionamientos.

Entrevistas

Omar Castro, candidato a diputado local por el Distrito 1, por el Partido verde

“Conozco de fondo el sentir y vivir del yoreme”

Omar Castro habla y canta en el idioma de quienes busca representar. No solo el español de los ciudadanos de El Fuerte y Choix, sino también el yoreme-mayo, lengua de los indígenas habitantes de diversas comunidades en esos municipios. 

Omar Castro es candidato a diputado local por el Distrito 1, del Partido Verde, y en entrevista para Debate reconoció que son amplias las necesidades de las comunidades indígenas en salud, vivienda, trabajo y apoyos culturales, por lo que aseguró que, de llegar a la curul, buscará una revisión a la Ley Estatal Indígena para ver su operatividad y visibilizar los artículos que no se están aplicando correctamente. “Una ley reglamentaria de operatividad de dicha ley, o sea, estamos conscientes de que hay una ley, de que hay presupuesto, pero no está bien claro una ley reglamentaria de operatividad”, destacó.

Por más de 30 años, Omar Castro ha estado activo en el Centro Ceremonial San Jerónimo de Mochicahui, que pertenece a la cultura yoreme-mayo, con diferentes actividades distintivas de la cultura, canta venado y practica los oficios dentro de la danza y el ritual. Tiene un grupo musical que lleva por nombre Los Cedreños, que por más de 20 años concretan el uso de la lengua materna con canciones bilingües yoreme-mayo, que han servido incluso como canciones ilustrativas, lúdicas, infantiles y pedagogas en la región.

Además, forma parte de la estructura de fiesteros, en la fiesta de San Juan y la Santa Cruz. “Por ello tengo datos, información de cómo se han manejado dichos recursos o cómo no se han manejado dichos recursos, no nada más en lo tradicional, sino en la salud, en la educación y vivienda.”

“Diosem chaneabo ketchem aleya. Simenme taka lau lopola,inapo Omar Castro candidato diputadopo carapoe betana ento choji betana ne ane, emchim bechibo tequipanoa bareca eiya, ari bechivo te siali betana ne ane,diosem Chiocore”, que en español significa: “Buenos días, Dios con ustedes. Los saludo a todos con mucho gusto. Yo soy Omar Castro, candidato a diputado local por El Fuerte y Choix , por el Partido Verde , vengo con muchas ganas de trabajar por el pueblo. Muchas gracias”.

Omar Castro, candidato a diputado local por el Distrito 1 por el Partido Verde.

Román Rubio , candidato a diputado local por el 6.to Distrito, por Morena-PAS

Muchos indígenas ni siquiera pueden votar

Román Rubio es un luchador social por más de 40 años en Sinaloa, particularmente en apoyo a las comunidades indígenas, a quienes durante todo ese tiempo ha acompañado y visitado para llevarles ayuda. Estas últimas semanas vuelve a visitarlos, pero como candidato a diputado local por el distrito 6 de Morena, que abarca los municipios de Sinaloa y Guasave. En entrevista para Debate, Román Rubio apuntó que es lamentable la exclusión de los indígenas en la política, al considerar que no hay representación en los Ayuntamientos, en los Congresos es muy poca y en las presidencias municipales es nula. 

Rubio aseguró que existen pendientes importantes, por ejemplo, una ley para el desarrollo de los pueblos indígenas y comunidad. “Esa es una prioridad de mi parte, impulsar en el Congreso del Estado que sea aprobada a la brevedad posible, pero también que no pase a ser letra muerta”, mencionó.

Durante su campaña, ha recorrido comunidades indígenas yoris y cabochis en toda la parte yoreme baja del municipio de Sinaloa, en la región de Ocoroni, con algunos taramaris. Ha pisado regiones en las que sus habitantes indígenas ni siquiera pueden votar, ya que no cuentan con credencial de elector. “Muchos de ellos todavía no pueden votar, muchos de ellos todavía no tienen su credencial, entonces la aspiración es acompañarles en la misma lucha que hemos impulsado, manifestarles nuestra disposición a que nuestra lucha va a continuar, seguir a favor de ellos”, aseguró.

Leer más: Denuncian presunto hallazgo de 10 mil despensas con fines electorales de Delfino Ortega

Un ejemplo, dijo, se encuentra en la comunidad de Jicapori, en el municipio de Sinaloa, que aseguró no tienen credencial de elector porque los Gobiernos estatales de Chihuahua y Sinaloa todavía están en discusión sobre si Jicapori pertenece a Chihuahua o al municipio de Sinaloa. En ese panorama, cuestionó que mientras eso se aclara, qué pasa con sus derechos humanos, qué pasa con sus derechos a la salud o la educación. 

“Nosotros, los que estamos en el plano de la lucha social y de sus derechos más elementales, no nos vamos a esperar a que los Gobiernos se aclaren entre ellos. Es una obligación con una fuerte carga moral para mí de demostrar que no soy igual que los anteriores, de demostrar que ellos tienen sus derechos universales”, dijo el candidato.

Román Rubio, candidato a diputado local por el distrito 6 de Morena-PAS.
 
Animalistas manifiestan su rechazo en caso del perrito Rodolfo Corazón en Los Mochis
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo