Política

La 63 Legislatura local, de las más improductivas

En un análisis de EL DEBATE, solo tres de cada diez iniciativas han sido aprobadas

Por  Francisco Castro

La 63 Legislatura local, de las más improductivas/Foto ilustrativa El Debate(Foto ilustrativa El Debate)

La 63 Legislatura local, de las más improductivas/Foto ilustrativa El Debate | Foto ilustrativa El Debate

La actual legislatura local se perfila como una de las más improductivas debido al escaso número de iniciativas aprobadas. También han destacado una serie de escándalos y conflictos que se han suscitado al interior del recinto parlamentario, lo que para especialistas refleja inexperiencia y falta de oficio político.

En un análisis realizado por EL DEBATE al informe legislativo correspondiente al primer y segundo periodo ordinario de sesiones, así como a la Diputación Permanente instaurada durante el primer receso (del 1 de octubre del 2018 al 31 de julio del 2019), fue posible confirmar que de las 852 iniciativas presentadas, solo 284 fueron aprobadas, lo que equivale a una tercera parte. Pero solo trece son nuevas leyes, lo que orilló al coordinador de los legisladores priistas, Sergio Jacobo, a reconocer que una nueva ley cuesta a los ciudadanos en promedio 20 millones de pesos, y así lo consignó el columnista Héctor Ponce [http://cort.as/-NBqz].

Del total de propuestas legislativas, el 37.08 por ciento fue hecho por miembros del Congreso, otra tercera parte por el Ejecutivo del estado; y el 21.36 por ciento lo hicieron llegar ciudadanos sinaloenses, esto de acuerdo con el informe general.

Precisar que ayer se llevó a cabo la primera sesión de la Diputación Permanente, que corresponde al segundo receso, y será a finales del próximo mes cuando culmine el primer año de ejercicio de esta legislatura.

Ilustración El Debate

La primera parte

De las 585 iniciativas presentadas ante el Congreso de Sinaloa durante el primer periodo ordinario de sesiones, que abarcó del 1 de octubre del 2018 al 31 de marzo del 2019, casi una cuarta parte fue aprobada por los diputados (140).

Sin embargo, al analizar la clasificación por tipo de iniciativas aprobadas, se advierte que la mayoría (95) son decretos para la autorización de pensiones, 19 son leyes de ingresos que correspondieron a los 18 ayuntamientos y al Gobierno del Estado, además de decretos para la autorización de valores catastrales en los 18 municipios. En la primera parte también aprobaron cuatro proyectos para la creación de leyes, entre estas la Ley de Austeridad y Ahorro del Estado de Sinaloa y la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

En cuanto al origen de las 585 iniciativas, 195 surgieron del Ejecutivo estatal, 167 de ciudadanos -en su mayoría exdiputados que acudieron a ratificar sus proyectos presentados en anteriores legislaturas-, 84 fueron ideadas por diputados y ciudadanos en conjunto, y 85 más por miembros del Congreso.

El resto fue obra de los ayuntamientos (43), grupos legalmente organizados (8) y tres minuta proveniente del Congreso de la Unión.

Segundo periodo ordinario

Durante el segundo periodo ordinario de sesiones, la Oficialía de Partes recibió del 1 de abril hasta el 31 julio otras 267 iniciativas, de las cuales 144 fueron aprobadas por el pleno.

De ellas, 110 proponían reformas a leyes vigentes y 97 son decretos para autorización de pensiones. También se presentaron 22 iniciativas para crear nuevas leyes, y se aprobaron nueve, entre estas la Ley en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Estatal de Búsqueda de Personas para el Estado de Sinaloa; la Ley para la Dotación Gratuita de Uniformes, Calzado Deportivo y Útiles Escolares para en Estado de Sinaloa; y la Ley de Profesiones del Estado de Sinaloa.

El origen de las iniciativas

De las 852 iniciativas presentadas hasta el 31 de julio en el Congreso, 316 fueron obra de miembros del mismo, pero solo 15 han sido aprobadas, lo que equivale a un 4.74 por ciento; mientras que de las 182 propuestas surgidas de la ciudadanía, solo ocho han sido avaladas (4.39 %), siendo el Ejecutivo estatal al que le ha sido aprobado el mayor número: 218 de 292 iniciativas (74.65 %), aunque en su mayoría se trata de decretos para la autorización de pensiones.

Las lecturas políticas

Los columnistas Saúl Lara Espinoza, Aarón Sánchez y Héctor Ponce Tizoc coincidieron, quienes refieren que además de la poca productividad, entre las iniciativas aprobadas por los integrantes de la 63 Legislatura no hay propuestas de gran impacto para el estado.

Aarón Sánchez, exrector de la Universidad Autónoma de Occidente, sostuvo que la actual legislatura está compitiendo fuertemente para convertirse en la peor en la historia de Sinaloa, con una congeladora rebosante de iniciativas que no se han dictaminado porque simplemente no hay trabajo en las comisiones que atienda los intereses de la sociedad.

Para él, esta ha sido una legislatura plagada de escándalos, de conflictos y de enfrentamientos estériles e inútiles no solo entre grupos parlamentarios, sino al interior de la fracción mayoritaria (Morena) y entre integrantes del Poder Legislativo con el titular del Ejecutivo estatal: Quirino Ordaz.

Los diputados no necesitan ser expertos en leyes para hacer un buen trabajo, la legislatura les permite tener asesores capacitados que los apoyen en su tarea legislativa, recordó Aarón: «Pero estos asesores solo sirven de secretarios o de choferes porque no conocen el quehacer legislativo», añadió.

Lamentó que no se estén cumpliendo las expectativas ahora que exista una amplia y diferente mayoría en Morena, porque «se pensaba que las cosas marcharían con mayor fluidez, pero la agenda de esta mayoría responde a otros intereses que no son propiamente los de la sociedad».

Por su parte, Saúl Lara, especialista en materia constitucional y asesoría legislativa, sostuvo que, aunque en lo general ve bien a la actual legislatura, en lo particular hay temas muy importantes que se han propuesto desde legislaturas anteriores y que no se han retomado, como una nueva ley orgánica del Congreso, una reforma integral.

Al igual que Sánchez, señaló que el gran problema es la falta de asesores de calidad, expertos en diversos temas y en técnica legislativa, pero que sean empleados del Congreso «para evitar que en cada Legislatura entren y salgan como pandillas que llegan por ser amigos, familiares o compadres de los diputados».

El también columnista Héctor Ponce refirió que los números no mienten: «Baja productividad de los diputados y una mediocre calidad de las iniciativas».

Hizo referencia a temas como los matrimonios igualitarios, iniciativa que la fracción mayoritaria de Morena no consensuó y fracasó en su intento por aprobar, y a la confrontación de los morenistas durante la aprobación del presupuesto y las polémicas reasignaciones al presupuesto, esto durante fin de año.

Informe: La 62 Legislatura votó casi el 60 % de iniciativas

De las 1602 iniciativas que se presentaron ante la Oficialía de Partes durante la legislatura pasada, 942 fueron concluidas; es decir, con dictamen votado en el pleno, cifra que equivale al 58.8 por ciento.

Pero habría que precisar que estas cifras corresponden a los dos años que duró la 62 Legislatura. Durante este periodo se aprobaron 34 nuevas leyes, se hicieron once reformas constitucionales, cien reformas a leyes vigentes y se sancionaron cuatro minutas.

En el informe disponible en la página del Congreso local [https://bit.ly/2LT3mVh] se detalla que además de las 942 iniciativas concluidas, otras 14 no alcanzaron la votación requerida para su aprobación; 620 quedaron en proceso, es decir, en fase de lectura o turnadas a comisión para su análisis y estudio; 20 fueron retiradas por sus iniciadores; y seis iniciativas no cumplieron con los requisitos de elaboración.

Por partido político.- De las 852 iniciativas contabilizadas del 1 de octubre del 2018 al 31 de julio del 2019, 349 son obra de los partidos político, esto es el 40.96 por ciento.

Por grupo.- De los 349 proyectos de ley hechos por partidos políticos en esta 63 Legislatura, 137 corresponden al PAS (16 %); y 88 al grupo mayoritario de Morena (10.3 %).