Selecciona tu región
Política

La trascendencia de las resoluciones de la SCJN sobre el aborto en México

La representante de IPAS CAM considera que los fallos de la Corte son históricos, pero aún falta que los Estados regulen la interrupción voluntaria del embarazo.

Por Alejandro Witker

-

México.- Los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) han significado un cambio de paradigma sobre la interrupción voluntaria del embarazo: se declaró inconstitucional su completa criminalización, también se invalidó la protección de la vida desde la concepción y se fijaron límites para la objeción de conciencia del personal médico.

Para ello, Debate transmitió una entrevista con Fernanda Díaz de León Ballesteros, gerente del Programa de Incidencia y Acceso Comunitario en IPAS Centroamérica y México, quien celebró los criterios de la Corte, sin embargo, recordó que aún queda mucho por legislar.

IPAS es una organización cívica de apoyo a mujeres que intentan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos en países de la región con leyes restrictivas que las criminalizan.

Decisiones históricas

Fernanda Díaz recordó los casi 20 años de distancia entre el primer caso de aborto tratado en la SCJN y las resoluciones de las últimas semanas, las cuales consideró como históricas. 

“Estamos frente a tres decisiones históricos en materia de derechos reproductivos y de acceso al aborto”. Considerados como derechos humanos, reclamó la responsabilidad del Estado para su cumplimiento.

De ahí viene la trascendencia de dichas resoluciones: “las decisiones que ha tomado la Corte en estas últimas semanas son obligatorias para todas las juezas y jueces del país. Esto nos da la posibilidad de judicializar el acceso a servicios en aquellos Estados en donde se nieguen los servicios para las mujeres, ellas pueden recurrir a un amparo”.

Sin embargo, esos trámites son tardados, algo que complica la concretación del aborto debido al avance que vaya teniendo la gestación.

La deuda de los Estados con las mujeres

Aunque la especialista confirmó la exigibilidad del aborto mediante una resolución judicial, lo optimo sería que se despenalizara y se regulara debidamente: “los Estados, a partir de estas decisiones de la Corte, están en una deuda democrática con las mujeres”.

En este tenor, resulta complicado llevar a cabo una ley de observancia general o federal debido a que la competencia es exclusiva de los Estados; la legalización del aborto ya es posible en cuatro entidades federativas: Veracruz, Hidalgo, Oaxaca y la Ciudad de México.

Para el caso de los Estados donde la práctica abortiva sigue siendo un delito,  Díaz aseguró que las nuevas resoluciones de la SCJN garantizan seguridad jurídica para las mujeres que decidan interrumpir su embarazo.

“El juez deberá decir ‘esto no puede penalizarse, según la Corte’ y entonces liberar a la mujer o terminar la investigación o el expediente penal”.

La objeción de conciencia y el camino  

La última sesión del pleno de la Suprema Corte fijó los límites que deberá tener la objeción de conciencia. Al respecto, Fernanda Díaz consideró esto como algo necesario debido a la ambigüedad que mostraba la Ley General de Salud debido a que “cuando se reconoce un derecho como el de la objeción de conciencia, que pudiera poner en riesgo el ejercicio de derechos de otras personas, tiene que haber límites bien establecidos para evitar estos riesgos”.

Sin límites, esta figura se traducía en dilatación de los procedimientos, discriminación de las mujeres y violencia obstétrica.

Desde otro ángulo, Díaz de León denunció desconocimiento por parte del gremio médico al invocar la objeción de conciencia.

“Vemos profesionales de la salud que, por desconocimiento legal, aducen la objeción de conciencia porque no tienen un conocimiento de hasta dónde llegan sus obligaciones o cuál es la reglamentación del Estado en el aborto”.

Complementó su aseveración con un estudio llevado a cabo en Jalisco y el Estado de México, por parte de IPAS CAM, para conocer las causas de los objetores de conciencia donde “la mayoría, más del 90 por ciento del personal de salud, dicen ‘yo no me quiero meter en problemas legales y, entonces, objeto la práctica’”.

Este panorama sirve para reflexionar sobre los asuntos pendientes a atender, como la capacitación a los trabajadores de la salud, concientización a la población general para el respeto a los derechos humanos, independientemente de las opiniones personales, además de los litigios y cabildeos que se tienen que dar en los Congresos para lograr despenalizar y regular el aborto en todos los Estados del país. 

Para entender...

Los límites de la objeción de conciencia

Desde la óptica del derecho y las ciencias políticas, la objeción de conciencia ocurre cuando hay negativa por motivos personales para el cumplimiento del mandato de una autoridad.
Sin embargo, en los casos médicos, las autoras del cuaderno Casos sobre la Objeción de Conciencia, publicado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM en 2019, señalaron ambigüedad en su regulación jurídica.

“Esta ambigüedad se debe a su posición confusa dentro del ordenamiento jurídico, pues, como hemos visto, la objeción se mueve entre reconocimiento de los derechos humanos e insumisión a la noma de derecho. Asimismo, puede ser vista como oposición, negativa, excepción, incumplimiento, derecho, dilema, recurso, rebeldía o rechazo”.

Leer más: México, entre los 10 países de América Latina que sí regula la violencia política en razón de género

El Dato

Judicializar

Se refiere a llevar por vía judicial un asunto que podría conducirse por otra vía, según el diccionario de la RAE.

Protesta de comerciantes termina en zapes al presidente municipal de Cuautitlán
Síguenos en