Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Esta sola foto explica por qué México está tan mal

Diez de los 19 gobernadores priistas que se tomaron la fotografía con el presidente Enrique Peña Nieto están presos, procesados, están prófugos o se sospecha de ellos

La foto controversial.

México.-  La fotografía de la toma de protesta de Enrique Pea Nieto se ha convertido en los últimos días en vira, debido a que en ella se explican los graves casos de corrupción que enfrenta el país en casi todo su territorio.

La periodista Elisa Alanís habla de ello hoy  en su columna Razones y Pasiones que publica El Universal. La denomina "el retrato de un México herido a nivel estructural".

Es la fotografía del día que Enrique Peña asumió la Presidencia de la República.

Ahí, dice la periodista, posan los gobernadores que hoy están detenidos, los que enfrentan proceso, los que tienen orden de aprehensión, los denunciados, los fugados y los señalados. Los Duarte (Javier y César), Rodrigo Medina, el químico Granier, Borge, Ángel Aguirre, Juan Sabines, Fausto Vallejo, Torre, Sandoval, Anguiano, Moreira, Cué… En el centro, portando la Banda Presidencial, Enrique Peña Nieto.

Algunos todavía abrazan sueños presidenciales. Como los priístas Eruviel Ávila y José Calzada, el panista Rafael Moreno Valle, o el perredista Graco Ramírez.

 

Es el grupo de mandatarios cuya cita con la justicia comenzó, en gran medida, gracias al trabajo de periodistas independientes y de investigaciones internacionales.

Es la generación de los pactos, de la infiltración, de los narcogobiernos, de los conflictos de interés, de las cuotas y cuates, del saqueo, de los excesos, de la corrupción, subraya Alanís.

"Pero lo peor (y lo más importante a considerar) es que se trata de un grupo donde Javier Duarte no es la excepción. Donde fugas, pactos e impunidad, —como apunta el caso Karime—, son posibles".

 

¿Pero qué hay detrás de cada uno de los indicados?

El periodista Ciro Gomez Leyva lo ha diseccionado:

 

Diez de los 19 gobernadores priistas que se tomaron la fotografía con el presidente Enrique Peña Nieto están presos, procesados, están prófugos o se sospecha de ellos por malos manejos durante su mandato.

En la fortografía aparece el neoleonés Rodrigo Medina, ya procesado; el tabasqueño Andrés Granier, preso en un hospital desde 2013.

También aparecen, juntos en la imagen, los Duarte, César de Chihuahua y Javier de Veracruz, este último detenido en Guatemala; mientras que Duarte Jaques continúa prófugo. 


A la derecha del presidente Peña Nieto está Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo. Aunque aún no es prófugo, está escondido para cuando se gire la orden de captura en su contra. También aparece el michoacano Fausto Vallejo, quien dejó el cargo por escándalos criminales. El lugar de Vallejo fue ocupado por Jesús Reyna, hoy en prisión por la misma causa.

Atrás de Borge está el coahuilense Rubén Moreira, tocado por la sospecha de no haber actuado contra los supuestos excesos de su antecesor, su hermano Humberto Moreira.

En la postal también aparece el nayarita Roberto Sandoval, señalado por cubrir a su fiscal Edgar Veytia, hoy preso en Estados Unidos por narcotráfico; además del colimense Mario Anguiano, acusado de desvío de recursos por el Congreso local.

Jesús Reyna.

En la imagen también aparece el tamaulipeco Egidio Torre, señalado como sus predecesores en el cargo, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández de permitir la impune actuación del crimen organizado.

 

Mario Anguiano. 

 

Además están los gobernadores no priistas como el sonorense preso Guillermo Padrés del PAN, el perredista Ángel Aguirre de Guerrero, el oaxaqueño Gabino Cué y el morelense Graco Ramírez.