Política

Colosio, entre lo mítico y el candidato del sistema

Analistas sostienen que ideales de Colosio Murrieta siguen vigentes más que nunca en el país

Por: Ernesto Montoya

Colosio, entre lo mítico y el candidato del sistema

Colosio, entre lo mítico y el candidato del sistema

Culiacán, Sinaloa.- Hoy se conmemora un aniversario luctuoso más del extinto candidato a la Presidencia de la República del Partido Revolucionario Institucional Luis Donaldo Colosio Murrieta. A 24 años de su asesinato en Lomas Taurinas, Baja California, todavía persiste la incógnita de su muerte, pero también si sus ideales, como justicia social y combate a la pobreza, siguen vigentes, a más de dos décadas de su homicidio.

El hecho ocurrió en el marco de un país convulso y tenso por el levantamiento del Ejército Zapatista y que pasaba del sueño de ser parte del primer mundo con la firma del Tratado de Libre Comercio a una pesadilla donde la nación parecía desmoronarse sin menoscabo de la crisis económica que azotaba a México. En este entorno se desarrollaban las elecciones federal de 1994.

Los tres principales candidatos a la Presidencia de la República eran Luis Donaldo Colosio Murrieta, candidato del PRI; Diego Fernández de Cevallos, del PAN; y Cuauhtémoc Cárdenas, abanderado del PRD.

En el periodo de campañas presidenciales, Colosio Murrieta acudió a Tijuana, Baja California, a un mitin. En ese lugar, al bajar del templete después de emitir su discurso, se dirigió a saludar a los asistentes. Mientras se abría paso en medio de una multitud, se realizaba una transmisión en directo por televisión. Justo en ese momento se alzó una mano empuñando una pistola y le dio un tiro en la cabeza. Segundos después, otro disparo, mismos que acabaron con la vida del político sonorense, describen periódicos nacionales, los cuales condenaron su muerte.

Quien lo sustituyó en la campaña presidencial fue Ernesto Zedillo Ponce de León, quien era el jefe de la campaña de Colosio. 

Legado político

Para Saúl Lara Espinoza, analista político, el legado de ideales de Luis Donaldo sigue vigente más que nunca porque, al igual que hace 24 años, había un pueblo con sed y hambre de justicia, lo cual todavía existe en el México actual en muchos sentidos: «Por ejemplo, en materia de seguridad pública, en materia de corrupción (combate), en materia de pobreza, sigue vigente todavía el famoso discurso del 6 de marzo de 1994 emitido en el Monumento a la Revolución.

Que México tiene hambre y sed de justicia, bueno, eso no es una gran cosa. El punto es hacerlo, y él no tuvo oportunidad»
Lorenzo Meyer
Historiador y académico

En ese sentido, expresó que actualmente existen ciertas condiciones similares desde el punto de vista sociopolítico, como los que había a mediados de los años 90: «Muchos de los rasgos que él dibujó en su discurso todavía hay muchas características de esa naturaleza», ahondó el también doctor en Derecho Constitucional.

A decir de Jaime González Ochoa, experto en temas político-electorales, a Colosio lo mataron por sus ideas, aunque precisó que hasta la fecha no se sabe quién es el autor intelectual de su asesinato. Reconoció que sus ideas siguen vigentes, pero habría que ver quién está peleando por ellas: «Yo no veo todavía a alguien que diga “yo creo que esto que dejó pendiente Colosio lo tengamos que sacar adelante”. Lo citan en sus discursos porque vende, pero hasta ahí», cuestionó.

El analista político matizó que si bien todavía no inician oficialmente las campañas electorales, habría que esperar las propuestas de los candidatos para ver si alguien dice «México tiene sed y hambre de justicia. Bueno, cómo vamos a saciar esa sed y esa hambre de justicia. El hambre la vamos a combatir así». 

El candidato del sistema 

González Ochoa sostuvo que en estas elecciones la violencia sigue vigente y con palpables riesgos, tomando en cuenta que hay registros de muertes de alcaldes, legisladores, servidores públicos y precandidatos a algún puesto de elección popular, principalmente en algunos estados del sur y sureste del país.

De acuerdo con las cifras oficiales emitidas por la Secretaría de Gobernación (Segob), a cargo de Alfonso Navarrete, treinta candidatos a puestos de elección popular han sido asesinados en el país desde el 8 de septiembre del 2017 (ver nota en https://goo.gl/oTftbd).

Desde el punto de vista de Lorenzo Meyer Cossío, historiador y académico mexicano, Luis Donaldo Colosio no tenía nada en especial, nada que lo haya distinguido de otros miembros del gabinete o aparatos del PRI: «En fin, es la voluntad de Salinas más que la carrera de Colosio, que hubiera sido fulgurante, increíble, estupenda». Manifestó que en el discurso no está la explicación: «Que México tiene hambre y sed de justicia, bueno, eso no es una gran cosa. El punto es hacerlo, y él no tuvo oportunidad; no estaba en las circunstancias de hacer algo por sí mismo. Él es parte del sistema, del presidencialismo, encarnado en Salinas, y alguien lo mató», explicó el académico. 

En palabras del historiador, Colosio Murrieta no fue un agente de cambio dentro del partido. 
Expresó que la pregunta clave es quién mató a Colosio. En ese sentido, cuestionó cómo se resolvió dentro del sistema un entuerto que alguien decidió: «(Lo mataron)no tanto por Colosio mismo, porque él no representaba ningún peligro para nadie hasta ese momento. Que en el discurso, a qué hora, a posterior, se dice “¡qué bárbaro!, ¡qué manera de romper con Salinas!”. Yo ni vi ninguna manera de romper con Salinas así», asentó.

Meyer Cossío planteó: «Pero ¿qué hubiera llegado a romper con Salinas? A la mejor no sería el primero. En la mecánica de la selección del candidato oficial por parte de presidente está siempre la posibilidad de romper con el presidente. Se tiene que romper, no es que quiera o no quiera, sino que es un imperativo», explicó el académico.

El también autor de Distopía mexicana (2016) señaló la falta de legitimidad del gobierno actual. Explicó que el regreso del PRI al poder ha provocado una no solución de sus problemas como partido, y en general de México: «La corrupción, la violencia, ganar las elecciones al estilo del Estado de México en el año pasado, ya no queda ningún gramo de legitimidad. Simplemente seguimos con la inercia, pero legitimidad ya no le queda», expuso el profesor emérito de El Colegio de México y miembro emérito del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt. 

El PRI actual y la historia de Colosio 

Manlio Fabio Beltrones, exdirigente nacional del PRI, amigo cercano de Luis Donaldo Colosio y gobernador de Sonora cuando ocurrió el magnicidio, asegura que, a 24 años de la muerte del también sonorense, sus ideales siguen más vivos que nunca: «Sigue habiendo un México con hambre y sed de justicia», dijo, al tiempo que se dijo respetuoso de las decisiones de la familia y particularmente de Luis Donaldo Colosio Riojas, quien es actualmente candidato a diputado local por Movimiento Ciudadano en Nuevo León.

Vía telefónica, David López Gutiérrez, diputado federal de la fracción parlamentaria del PRI, comenta para EL DEBATE que el legado de Colosio es vigente al día de hoy. Además, agregó que fue un hombre de visión y de principios que plasmó su pensamiento para la transformación de fondo de las estructuras políticas, económicas y sociales de México.

En esta nota:
  • Luis Donaldo Colosio