Política

Luis Echeverría será recordado como el presidente que prohibió el Rock en México

Luis Echeverría, presidente de México de 1970 a 1976, pasará a la historia por ser el mandatario más longevo y un propulsor de prohibir el rock a raíz del festival Avándaro 

Por  Óscar Barrón

Luis Echeverría Álvarez(DEBATE)

Luis Echeverría Álvarez | DEBATE

México.- Luis Echeverría Álvarez fue presidente de México de 1970 a 1976, en uno de los periodos donde se vivían diferentes cambios en la población, entre ellos se venía arrastrando una serie de manifestaciones sociales que habían movilizado a las masas.

Previo al mandato de Luis Echeverría, la historia de México quedó marcada por el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz y la movilización contra los estudiantes que derivo en la llamada “matanza de Tlatelolco” en 1968.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Sin embargo ya como presidente, Luis Echeverría también sería responsabilizado por otra trágico hecho en 1971, el llamado “halconazo” que derivó en enfrentamientos entre estudiantes y represores del gobierno que desataron el caos en el Ciudad de México.

El rock en México

En la época de los años 70 el rock comenzaba a tomar fuera como género de música que a menudo era relacionado con la rebeldía, el descontrol, drogas y todo aquello que durante esos años era mal visto entre la población.

El 11 y 12 de diciembre de 1971 se realizó en México uno de los festivales más grandes de música de rock en español y en inglés.

El Festival Rock y Ruedas de Avándaro, conocido como el Woodstock Mexicano, fue realizado en el Estado de México y contó con la asistencia de más 300 mil jóvenes apasionados por el género.

En el festival participaron bandas como La Tinta Blanca, El Amor, Epílogo, Bandido, La División del Norte, Tequila y los Yaki, las cuales contaban con gran popularidad entre los fanáticos de la época y que eren reconocidas entre los consumidores del rock.

Leer más: El expresidente de México Luis Echeverría celebra 99 años de vida

Para sorpresa de todos, el festival que convocó a la multitud se celebró sin altercados que costaran vidas humanas o que generara conflictos derivados de la idea que se tenía respecto a los rockeros en los años 70.

Sin embargo existieron situaciones dentro del festival que no fueron muy bien recibidas por las autoridades mexicanas y que fueron replicados por la prensa de entonces con aires de libertinaje que causaron gran revuelo a nivel nacional.

Medios de la época que presenciaron el festival reportaron que muchos de los asistentes, incluso cantantes, optaron por quitarse la ropa en el furor del festival, además se reconoció el uso de drogas como la marihuana entre varios de los fanáticos.

El festival de dos días fue catalogado como una orgia hippie, donde hubo drogas y degenere sexual desenfrenado, causando gran indignación colectiva entre los ciudadanos de la época.

Sin embargo, hubo momentos durante el evento que no le gustaron al gobierno, como cuando el cantante de Peace & Love, Ricardo Ochoa, soltó un "chingue su madre el que no cante" y que, junto con la fotografía de una mujer que mostraba los senos y la canción "We got the power", le valió al festival es descrédito en medios de comunicación y el gobierno.

Leer más: Luis Echeverría Álvarez declarado presidente electo

Fue entonces que el Gobierno de México tuvo que intervenir en la situación que se estaba saliendo de control para las autoridades, además de la indignación nacional que la cobertura del evento tuvo por parte de los medios de comunicación.

Luis Echeverría se pronunció al respecto indicando que "aunque lamentamos y condenamos el fenómeno de Avándaro, también nos alienta nuestra convicción de que en este tipo de actos y espectáculos sólo es partidaria una reducida parte de nuestra población juvenil".

Para el año 1973, el presidente Luis Echeverría ya había promovido una iniciativa que fue aprobada  y prohibía los conciertos de rock en grandes escenarios y clubes e incluso se llegó a la penalización de estaciones de radio que transmitían el rock en español.

El descontento del entonces Gobierno de México fue tanto que la Secretaría de Gobernación catalogó a los organizadores y asistentes de Avándaro como “traidores de la Patria”, al promover el rock en todo el país.

Leer más: Hijo de expresidente Luis Echeverría es encontrado sin vida en su casa de Cuervanaca

Así el rock fue convirtiéndose en un género más callejero que era tocado en lugares clandestinos, pero que seguía generando fanáticos y seguidores aunque los grandes artistas no tenía permitido tener presentaciones masivas.

Una vez que terminó el mandato del presidente Luis Echeverría las medidas se fueron relajando y poco a poco el rock comenzó a ganar la fuerza que tenía antes de la prohibición.

Para la década de los años 80 el rock en México vivió una de las etapas más brillantes, además de que el consumo de música internacional creció ante el aumento de las bandas en el género que aún sigue asociándose a la rebeldía y el descontrol.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo