Selecciona tu región
Política

Más juicio que verificado en el ‘quién es quién’ de AMLO, señalan

Especialista en verificación de datos expuso que el presidente está reforzando la estigmatización y descalificación a cualquier medio que le sea crítico.

Por Lorena Caro

-

México.- Para Luis Roberto Castrillón, periodista y experto en verificación de datos, el ejercicio “Quién es quién en las mentiras de la semana”, lanzado desde Presidencia para mostrar y aclarar supuestas noticias falsas vinculadas a la Administración federal, es más bien un juicio desde lo que el presidente y su equipo consideran que es información falsa.

El especialista apuntó en entrevista para Debate que las dos emisiones hasta ahora presentadas en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador no han implicado un ejercicio de fact checking y verificación bajo los estándares que se hacen a nivel internacional, que requieren, entre otras cosas, fuentes y metodologías.

“El riesgo a fondo de esto es incrementar el grado de estigmatización, porque ya no es que el presidente va a estigmatizar a los medios, ya lo ha hecho, ya lo ha logrado, ya lo ha conseguido, y ahora lo que está haciendo es reforzar esa estigmatización y esa descalificación a cualquier medio que le sea crítico”, consideró.

Leer más: ¡Hasta en 30 mil pesos! estas son las monedas de 10 y 30 centavos ofertadas en internet

El 30 de junio y el 7 de julio, la directora de Redes de la Vocería de Presidencia, Ana Elizabeth García Vilchis, expuso noticias de medios como El Universal, Reforma, Forbes y a periodistas como Joaquín López-Dóriga y Raymundo Riva Palacio.

Recrudecer la estigmatización

Para Luis Roberto Castrillón, que es titular de #ElEditordelaSemana, un proyecto de combate a la desinformación y promoción de la alfabetización mediática, el ejercicio “Quién es quién en las mentiras” puede traer un recrudecimiento de estigmatización que ya existe hacia los medios. 

Desde su punto de vista, opinó que sí es cierto que hay medios en México y periodistas que tienen una línea clara de ejercer una crítica poco sustentada o a veces ni siquiera sustentada en contra del presidente López Obrador. Además, opinó que hay medios que se han acomodado a tener rating a través del golpeteo noticioso al presidente López Obrador. “Eso no lo niego ni lo descarto, pero no son el general de los medios. El problema es que el presidente generaliza o escoge algunos y sobre esos se va”, apuntó.

La situación, según dijo, es que el público va a ver lo que dice el presidente como una generalidad y no solamente con el riesgo de generar más desconfianza en el ámbito periodístico en México, sino además estar sometidos a lo que muchos países ya están viviendo, que a lo mejor no se amenaza al periodista, pero es blanco de acoso en redes sociales. Por lo anterior, apuntó que se está ejerciendo una forma de violencia desde la Presidencia porque AMLO está evidenciando de forma particular. 

“Ya no es solo la estigmatización, sino estar incitando a la violencia hacia aquellos medios que son críticos, repito, entre los cuales puede haber quienes no estén haciendo su trabajo éticamente”, consideró.

Descalificar desde el Gobierno

Según lo analizado por Luis Roberto, este es el tercer intento del presidente de establecer una agenda en la que él y su equipo definen cuál es la información falsa respecto al quehacer del Gobierno federal. Lo anterior, ya que dijo que no están haciendo un escrutinio en general de todo tipo de información falsa, sino solamente de aquella que tiene que ver con el Gobierno federal, lo cual dejaría un sesgo en este tema.

El primer intento, según el especialista, fue cuando la agencia del Gobierno Notimex presentó su proyecto Verificado Notimex en 2019. Además, el periodista Johan Ackerman realizó una serie de actividades en la UNAM para dar talleres de capacitación sobre cómo detectar fake news en la población en general.

En ese taller participaba gente de Notimex y Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión de Estado Mexicano y otros actores identificados con el proyecto de Andrés Manuel. Sin embargo, apuntó que el proyecto de Notimex se cayó porque Verificado MX, que dirige Daniela Mendoza, demostró que el nombre está registrado ante el IMPI y que Notimex estaba incurriendo en una violación a la propiedad intelectual, más los problemas que se tienen con las huelgas.

Infodemia 

El segundo intento, según apuntó Luis Roberto Castrillón, fue en 2020, que a partir del tema de covid-19 y demás y de cómo se estaba politizando el asunto de las cifras que daba el doctor López-Gatell, Jenaro Villamil, a través del Sistema Público de Radiodifusión, sacó Infodemia, una vía de información verificada por redes sociales.

No obstante, de acuerdo con Castrillón, el proyecto de Infodemia no ha tenido tanta fuerza, ya que, a pesar de que muestra fotografías señalando si una noticia es falsa, no explica de dónde sacaron los datos, lo que, afirmó, es la clave de los verificados, para que así la ciudadanía pueda buscarlo y verificarlo a su vez.

Ante este panorama, el periodista y experto en verificación de datos, indicó que dentro de la dificultad también hay una oportunidad enorme de mostrar la calidad del periodismo que se puede hacer en México. Destacó que una forma de lograrlo es que los medios y periodistas utilicen a fondo los datos, que busquen a las mejores fuentes posibles y se verifique una y otra vez la información.

Para entender...

Descalificar al que critica

Luis Roberto Castrillón, periodista y experto en verificación de datos, indicó que el presidente ha sostenido desde su jefatura de Gobierno de la Ciudad de México que las conferencias matutinas son un espacio democrático, al destacar que de esa manera está dispuesto al escrutinio de la sociedad.

En ese sentido, consideró que las conferencias de prensa mañaneras pudieran ser reconocibles. El problema, añadió Castrillón, es que si bien en parte la conferencia de prensa matutina ha cumplido esa función, dijo que también se ha convertido en un espacio en el cual el presidente tiende a descalificar a aquellos medios, instituciones u organizaciones de la sociedad civil que ejercen la crítica que es necesaria hacerle al Gobierno.

Leer más: ¿Las vacas dan leche sin lactosa? Científicos rusos afirman que es posible

Esa situación, destacó, se está convirtiendo en las prevalecientes. Incluso, ejemplificó que cuando se le cuestionan los datos duros, que son obtenidos de las propias instituciones, los desconoce.

“Incluso, muchas veces el presidente ni siquiera discute los datos, sino simplemente exhibe al medio y lo descalifica, por razones que no tienen que ver a veces con lo que se está mostrando, sino simplemente que si el medio es de derecha, que si es neoliberal, etc.”, apuntó.

Click para cargar encuesta
VIDEO: Prueba de que ya no eres tan joven en 20 segundos
Síguenos en