Política

Mi candidatura en Morena es la única que no tiene padrinos políticos: Gibran Ramírez

El aspirante a la presidencia nacional de Morena, Gibran Ramírez indicó que su candidatura no tiene padrinos ni aliados político, tal como lo tienen las de Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo.

Por  Estefanía López

Gibran Ramírez, aspirante a la presidencia nacional de Morena.(Foto: El Debate)

Gibran Ramírez, aspirante a la presidencia nacional de Morena. | Foto: El Debate

Sinaloa.- Tras cuestionar la compañía de políticos que evidencian alianzas de sus compañeros candidatos Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo en sus giras de campaña, el aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Gibrán Ramírez, aseguró que su candidatura es la única que no tiene padrinos ni aliados políticos, y tampoco está condicionada su participación con futuras candidaturas.

Esta declaración la hizo al  hacer su visita al estado de Sinaloa para exponer sus propuestas a una militancia morenista que será encuestada para la renovación de la presidencia y de la Secretaría General del partido fundado por el mandatario Andrés Manuel López Obrador

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Sin compañía alguna, sin diputados locales ni federales, alcaldes o senadores —a diferencia de sus compañeros contrincantes, que se han hecho acompañar por diversos personajes políticos locales—, Gibrán Ramírez estuvo de visita ayer en Culiacán.

El joven de 30 años manifestó que no se hacía acompañar de ningún personaje político local porque su candidatura a la presidencia de Morena no está condicionada y pactada con algún grupo o facción interna del partido: “Mal hacen los compañeros en decantarse por candidatos a la gubernatura. Si ganan ellos, van a tener favoritos de candidatos, y para contentar a las otras facciones van a darles otros cargos”, señaló.

Una práctica perredista

Como una práctica perredista y de la política de antaño catalogó las campañas de sus contrincantes al adelantarse a apoyar ciertas candidaturas, sobre todo en el caso de los aspirantes a la gubernatura: “Veo a mis compañeros que están de punteros. Mario es una candidatura del poder, de los entramados y de los diputados federales que están seguros que se reelegirán. Va a continuar la dinámica donde los pesos personales definen las candidaturas. Porfirio es una candidatura de camarilla, encabezada por Bertha Luján. El partido no está para cúpulas ni camarillas”, dijo.

Gibrán Ramírez lamentó que el partido de Morena estuviera paralizado por más de dos años, desde que Andrés Manuel López Obrador dejó la dirigencia del partido. Reiteró que, desde entonces, Morena ha impulsado cuadros políticos desafortunados que han decepcionado los objetivos de la Cuarta Transformación. 

Entre sus propuestas como candidato a la presidencia nacional de Morena mencionó la conformación de un área de comunicación política y de estrategia de campañas al interior del partido, puesto que considera que pagar asesoría electoral resulta caro para los procesos electorales, por lo que no es conveniente para el partido. 

Antes de dejar Sinaloa, dijo que también habrá una buena formación de cuadros políticos que asuman los cargos públicos, apegados a los principios rectores de Morena, y que ninguna candidatura será por “dedazo” o acuerdo político, sino por encuesta de la militancia, siempre aprovechando la presencia territorial y el liderazgo que tenga el candidato.

Desde ayer, y hasta el 28 de septiembre, se desarrollará la encuesta de reconocimiento de aspirantes a nivel nacional para definir a seis de entre 47 candidatos a la presidencia nacional de Morena y a igual número de entre 53 para la secretaría general.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo