Política

NYT liga a Salinas Occelli con secta que maltrata mujeres

 Nvixm ofrece cursos llamados Executive Success Programs, para ofrecer una presunta capacitación de autoayuda para eliminar “barreras” emocionales y psicológicas

Por  Jorge Luis Lozano

Una de las supuestas víctimas de la secta muestra la marca de iniciación.

Una de las supuestas víctimas de la secta muestra la marca de iniciación.

México.- Esta semana, el diario norteamericano The New York Times, publicó u reportaje sobre la forma como opera Nvixm, una organización vinculada en México a Carlos Emiliano Salinas Occelli  (hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari) dedicada al reclutamiento y capacitación de mujeres para su empoderamiento, pero sobre la cual se ha generado un creciente número de denuncias por maltrato.

De acuerdo con la investigación periodística realizada por Barry Meier, Nvixm ofrece cursos llamados Executive Success Programs, para ofrecer una presunta capacitación de autoayuda para eliminar “barreras” emocionales y psicológicas.

Según el informe del NYT ya había reportes de personas que adoptaban dietas extremas o tenían un cambio muy marcado de comportamiento por los cursos, que se ofrecen principalmente en Nueva York y en partes de Canadá y México.

No obstante, señala la publicación en su versión en Español,  en los últimos meses han aumentado las denuncias contra el programa y sus líderes, Keith Raniere y Nancy Salzman, por ciertas prácticas, como un ritual de iniciación en el que mujeres fueron marcadas y tenían que entregar material comprometedor para prometer no divulgar los secretos del grupo.

En su trabajo,Barry Meier estima que desde finales de los años noventa, unas 16 mil personas se han inscrito a cursos de la organización (que se pronuncia [nexium]).

Carlos Emiliano Salinas Occelli coordina In Lak’ Ech por la Paz.

Se trata de una iniciativa ciudadana que, basados en los postulados de Raniere y promueve el restablecimiento de la paz en México a través del fortalecimiento de la sociedad civil.

In Lak' ech busca poner un alto a la violencia utilizando la fuerza de la paz y la unidad de las personas.

"Nuestro objetivo es organizarnos como sociedad para recuperar espacios de manos de la apatía, miedo y el enojo que utiliza la delincuencia".

Las herramientas que utiliza son el boicot, la protesta y otros medios creativos para inspirar la transformación sin violencia.

"Nuestras actividades deben permanecer de contacto humano directo y libres de violencia", asegura la organización en su página de presentación. 

  • salinas
  • carlos emiliano salinas
  • occelli