Política

"No moriremos de coronavirus, sino de hambre", afirma Salinas Pliego

El empresario Ricardo Salinas Pliego dijo: "Paralizar toda la actividad económica de tajo significa hambre y por lo tanto, dentro de poco tiempo se desatará la delincuencia, la rapiña y el caos"

Por  Carmen Leticia Villegas Moreno

"No moriremos de coronavirus, sino de hambre", afirma Salinas Pliego. | Especial

Ciudad de México.-En un mensaje dirigido a sus directivos, el presidente de Grupo Salinas, el empresario Ricardo Salinas Pliego externó su desacuerdo por la paralización de la economía en el país, derivado del aislamiento de un número importante de mexicanos por temor a contagio del Covid-19, y sentenció que de continuar con ello "no moriremos de coronavirus, sino de hambre".

Asimismo, dijo que “paralizar toda la actividad económica de tajo significa hambre y por lo tanto, dentro de poco tiempo se desatará la delincuencia, la rapiña y el caos. Porque resulta que el estómago no sabe esperar”, agregó.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Entre sus comentarios refiere que "este virus existe, sin duda, pero no es de alta letalidad, debemos olvidarnos de la ecuación equivocada que virus es igual a muerte, no es cierto”; por lo que consideró que no es mortal.

Lo que sí resulta mortal, dijo: “es el aislamiento y la crisis económica que dejaría a miles de personas sin empleo, sin servicios y eventualmente sin comida. Como van las cosas, parece que no moriremos por coronavirus, pero sí vamos a morir de hambre”, reiteró.

Agrega en su discurso que: “En México, la inmensa mayoría de la población no vive de un sueldo, no vive de sus ahorros, no vive del gobierno, la inmensa mayoría vive al día. La mayoría de la población dejará de generar ingresos hoy y mañana simplemente no tiene qué comer”.

Insistió que la vida no puede detenerse ante la pandemia, y recomendó que lo que se requiere es salir a luchar y no detenerse ante la tempestad económica.

En su opinión, destacó que: "Hoy estamos mal, las calles vacías, todo cerrado, escuelas vacías, hoteles vacíos, restaurantes vacíos, esto no puede ser, la vida tiene que continuar”, consideró en su reflexión.

Lamentó las consecuencias que trairán la paralización de la economía y  comentó que: “Sabemos que el miedo es muy mal consejero, nos han metido a todos el miedo a morir por el virus. Veamos primero los datos duros del virus”, comunica el empresario.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo