Política

PRD Sinaloa crítica altos cobros de la CFE

El dirigente estatal del PRD,  Audomar Ahumada Quintero señala que Andrés Manuel López Obrador no ha cumplido con la promesa de bajar el costo de la energía eléctrica.

Por  El Debate

Audomar Ahumada Quintero(Foto: Cortesía)

Audomar Ahumada Quintero | Foto: Cortesía

Sinaloa.- Hace apenas unos meses la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reclamaba en su comunicación social y en su publicidad ser “Una Empresa de Clase Mundial”. En tiempos de la “4T” ese lema se ha vuelto no nada más obsoleto, sino también representa una aseveración que pudiera tomarse como irrisoria dentro de la iniciativa privada.

Peor aún, la CFE, una empresa del Estado Mexicano, se está alejando cada vez más del ciudadano. No han trascurrido más de dos años de aquel junio 2018, cuando AMLO, desde Mexicali, prometía tarifas más bajas progresivamente.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

No sólo el costo de la energía eléctrica no ha disminuido sino que, de acuerdo a los cálculos derivados de las tarifas actuales, ha aumentado. El tema es simple, tome sus recibos “de la luz” de los recientes 6 meses, compárelos, y verá que en ningún momento ha bajado el cobro, por el contrario, proporcionalmente a su consumo, ahora es mayor. Juan “N”, en mayo paga $1,517 por su consumo de energía eléctrica, 120% más que abril y, más del 400% que en marzo.

Mientras el apoyo gubernamental de su último recibo es de $0.00, cuando en meses anteriores fue de más de $100. Es decir, Juan ahora paga más, y la CFE le ayuda menos… Casos como el de Juan “N” hay cientos de miles en Sinaloa, y millones en México.

Las redes están siendo saturadas de fotografías de ciudadanos que muestran gráficamente la cantidad que deberán pagar “de la luz”, al mostrar su recibo de la CFE; por lo que se quejan públicamente.

Quienes piensan que miles de personas se han puesto de acuerdo para hacer un “complot contra AMLO” y han tomado Facebook como “galería fotográfica de recibos de la CFE” tiene muy poco sentido común, y nada de conciencia social. Por otro lado, más de un millón de familias ahora se encuentran sin el sustento del salario, que se perdió.

Miles de micro, pequeñas y medianas empresasse tambalean y están desapareciendo. La crisis sanitaria y económica provocada por el COVID-19 está dejando a millones a la deriva.

En medio de la pandemia hay voces que señalan: ¡Para qué un préstamo (de AMLO) si el gobierno federal nos friega con la CFE!... Las acusaciones contra los cobros excesivos por energía eléctrica 2 aumentan, señalan a la CFE como el proveedor de capital del gobierno, no como un facilitador social de un servicio público básico.

En el sentido económico, de desarrollo de la industria y de responsabilidad ante el medio ambiente el asunto es también delicado: Han sido otorgadas suspensiones en tribunales federales, a favor de particulares que se han quejado de las nuevas posturas de la Secretaría de Energía.

Nunca estaremos a favor de contratos “leoninos” que perjudiquen el mejor interés de México. Pero, tampoco estamos a favor de la soberbia con la que el gobierno de AMLO actúa, cortando de tajo, sin agotar el diálogo; lo que ha ocasionado que las medidas del gobierno federal contra la generación de energíaslimpias, justas o injustas, estén perdiendo en los tribunales, y alejando miles de millones de dólares de inversión, no solo para asuntos energéticos sino también inversiones en prácticamente todas las industrias, que están viendo a México poco serio e irresponsable en la toma de decisiones.

El escenario para la CFE es complicado:

¿DE DÓNDE VIENE?

De administraciones con altos niveles de corrupción que no invirtieron suficiente en su modernización. Ni tampoco caminaron lejos, ni claro, ni con cuidado, hacia el mejor interés nacional; para cumplirlos compromisos de generar energíaslimpias, como se acordó en París.

¿DÓNDE ESTÁ?

La CFE está lejos del ciudadano y de las pymes. Está siendo exhibida en las redes como la abusiva empresa de gobierno, monopólica, que emite cobros excesivos. Que hace perder, justa o injustamente, a los inversionistas que apuestan por la generación de energías limpias.

¿HACIA DÓNDE VA?

Muchos empiezan a verla como “la caja chica de AMLO”. Para un gran segmento del País la CFE está cerca de ser generadora de capital para la 4T, que ahora, con la pandemia, está en númerosrojo.

Asimismo, en el futuro cercano la CFE enfrentará mástribunales dentro y fuera de México debido a su actitud soberbia, y limitante a la apertura, y a las energíaslimpias. Finalmente, inmersos en la crisis sanitaria, dentro de casa, los ciudadanos están consumiendo una mayor cantidad de energía eléctrica, al mismo tiempo que muchos pierden el empleo; mientras las tarifas eléctricas siguen a la alza, no a la baja.

El saldo es tan lógico como crudo: Hay mayor descontento y más desilusión contra el gobierno de López Obrador. Y, la CFE, de la mano de Bartlett, que está en medio, es la paraestatal que recibe gran crítica ciudadana y de la iniciativa privada, que mucha razón tienen en señalarla: Aquellas “aplaudidas promesas de campaña”, hoy incumplidas, están cobrando facturas a la 4T, y alejando a la CFE del mundo, de las pymes y del ciudadano.

Te puede interesar:

Coronavirus México: Últimas noticias de hoy 27 de mayo sobre el Covid 19

Cuántos casos de coronavirus hay en Sinaloa

Los daños de la Covid-19 en pulmones son distintos a los de la gripe

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo