Política

Polarización de la política por muertes de gobernadora y de senador

Analistas resaltan comportamientos de políticos y de partidos después del accidente en el que Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle perdieran la vida el pasado 24 de diciembre

Por  América Armenta

Polarización de la política por muertes de gobernadora y de senador

Polarización de la política por muertes de gobernadora y de senador

La guerra entre grupos políticos se acentuó con el accidente en el que Érika Alonso, quien fuera gobernadora del estado de Puebla, y Rafael Moreno Valle, senador de la República, ambos panistas, fallecieran el pasado fin de semana, cuando sin tardanza se empezó a culpar al grupo en el poder, Morena, de causar el incidente, mientras las diligencias siguen llevándose a cabo.

"No hay nada más que hacer que administrar la polarización. Es una situación normal. Dentro de lo desagradable que es, es normal", comentó el analista político Lorenzo Meyer en entrevista para EL DEBATE, destacando que es un accidente y que los grupos políticos buscan sacar provecho del mismo. El reto ahora, dijo el historiador, es administrar el incidente inesperado con instituciones dañadas.

Lorenzo Meyer. Foto: Reforma

Pedro Brito, académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la UAS, señaló que falta objetividad en el actuar de la ciudadanía al hacer aseveraciones sin que las autoridades hayan dado alguna declaración sobre el accidente en Puebla:

En la información siempre son primero los hechos y después las interpretaciones

Además, declaró que se adhiere a una conducta de racionalidad de la ciudadanía de no hacer especulaciones sin conocer las pruebas del desplome. Asimismo, destacó que los grupos se están dejando llevar por pasiones, no por evidencias.

Los accidentes pasan

"Inevitable, más no deseable", definió Lorenzo Meyer en entrevista con este medio de comunicación el accidente que tuvo lugar en Puebla el fin de semana. "Los aviones y los helicópteros se caen", reiteró, afirmando que en una ocasión estuvo en un avión que se cayó, aunque por fortuna no explotó. En este incidente, lo extraordinario para Meyer es que quienes viajaban era la gobernadora de Puebla y el senador que lideraba su partido en la Cámara:

No es algo insólito; sin embargo, refleja bien la polarización de la política, en particular en Puebla 

El académico señaló que la polarización en ese estado ocurrió desde el momento en que la ciudadanía dejó el Poder Legislativo estatal en manos de Morena y su coalición, pero la gubernatura con el PAN y sus aliados: "Hay algo extraño en que los mismos votantes hayan dividido su voto de esa manera, pero, en fin, se dan esos casos. Entonces, ante lo inesperado o lo insólito, reaccionan no de la mejor forma, pero sí de una forma esperad", afirmó.

Respecto a las reacciones que no tardaron en llegar por parte de internautas en las que manejaban comentarios que acusaban a algunas personas por lo sucedido, entre ellas al presidente de México, el analista político lo ve como un reflejo más de la división política de México. 

Mismas situaciones, nuevos problemas

Tal como sucedió con Sánchez Cordero al ser señalada como asesina y que López Obrador dijo que sabía lo que sucedería si él acudía al evento fúnebre de los panistas en Puebla, Meyer narró que en el funeral de Eugenio Garza Sada, en 1973, cuando Echeverría acudió, el grupo de Monterrey usó el sepelio para agredirlo y casi culparlo del asesinato, aun cuando era parte de las acciones de los grupos armados de izquierda que en realidad no querían matar a Garza Sada, «pero se usó entonces igual que ahora, no es un espectáculo constructivo, pero tampoco es extraño», recalcó.

Ahora, el problema más grande que comenta el académico es saber quién suplirá a la gobernadora en lo que se realizan nuevas elecciones, si será del PAN, ya que ese partido dice que le corresponde; también se ha pedido o sugerido a Morena que no se presente para las elecciones por la gubernatura en ese estado. "Me parece una verdadera imbecilidad, de mala fe", dijo, pues quien lo declaró fue Rubén Aguilar, exvocero de Vicente Fox, quien —según Meyer— no tiene que decidir, sino la ciudadanía de Puebla: "Si los poblanos apoyan a quien sea candidato de Morena, pues bien; si no, no, y listo. Pero ya es un problema quién suceda temporalmente a Érika Alonso, y sobre todo la elección va a ser polarizante en extremo", abundó.

Pasiones sin objetividad

Interpretar, echar culpas, especular y hacer aseveraciones como las que se presentaron en redes sociales desde que ocurrió el accidente de los políticos poblanos sin analizar la situación y las causa es prueba para el analista Pedro Brito de que no se está usando el raciocinio para referirse al incidente fatal en Puebla, sobre todo una vez que se señala quiénes son los «asesinos» y referirlo sin tener nada claro aún en las investigaciones. 

Para Brito, las culpas de un bando a otro en la política para sacar partida y desacreditar es absurdo, ya que las muertes duelen a toda la ciudadanía y no se deben usar para aumentar la crispación política, la cual considera que siempre ha existido, pero se incrementa con las afirmaciones que hacen los grupos políticos, llevando a la polarización, que no abona a una sociedad democrática:

"Nadie duda de que existan confrontaciones políticas. En una confrontación hay una elección, y si hay resultados que no son del todo claros, hay una lucha por ver los resultados; pero entran este tipo de cuestiones, aprovechándose de las circunstancias", enfatizó Brito, añadiendo que esto solo hace difícil la coexistencia y la convivencia de los grupos que buscan el poder.

Explicó también que están usando una lógica amigo-enemigo que busca descalificar al adversario, de ahí que se hayan usado los llamados bots y los trending topics en redes sociales contra AMLO, principalmente orquestados por el PAN, así como gritarle asesina a Sánchez Cordero en el funeral.

Sobre quién gobernará en Puebla, una de las principales interrogantes, señala que no se debe privar al estado una participación democrática, coincidiendo con Meyer: "Qué culpa tienen los poblanos de que por esa situación (accidente) no tengan una competencia democrática", argumentó, reiterando que Morena debería participar en las elecciones.