Selecciona tu región
Política

Por ley, los menores sí pueden acceder a la vacuna Covid-19 en México

México debe cumplir con los derechos del acceso a la salud, la no discriminación y el interés superior de la niñez en la vacunación, aclaran expertos. 

Por Lorena Caro

-

México.- En México cerca de 262 menores han promovido amparos para recibir la vacuna contra el covid-19 y alrededor de 18 en Sinaloa, incluido Juan Pablo, cuyo nombre es un pseudónimo para este artículo. 

Juan Pablo, de 14 años, podría ser el primer niño de Sinaloa en recibir la vacuna contra el covid-19 por parte de la Secretaría de Salud en México. Aunque su madre, que es abogada, junto al Colegio de Abogados del Sur de Sinaloa, promovió un amparo que logró la suspensión de la política pública que lo excluye de recibir la vacunación, hasta ahora la autoridad sinaloense ha desacatado esa orden.

Juan Martín Pérez, secretario ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Redlamyc), lamentó que en México se cree una discusión, desde el Ejecutivo, sobre si los menores deben o no acceder a las vacunas en medio de la pandemia, ya que aseguró que negarles esta inoculación impacta los derechos del interés superior de la niñez, la no discriminación y el derecho a la salud.

El doctor en derecho Juan José González Márquez explicó que la ley tampoco permite hacer diferencias entre un menor con previa enfermedad y uno aparentemente sano, como lo ha anunciado el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, al señalar que México podría vacunar a un millón de niños con riesgo de padecer covid-19 grave por enfermedades previas. 

Tortuguismo 

Paola Luévano Carrillo, madre del menor sinaloense y abogada en derecho, explicó que la autoridad competente, el Juzgado Noveno de Distrito con sede en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, dentro del juicio de amparo tramitado para que su menor hijo reciba la vacuna contra el covid, turnó un oficio para que el director del Hospital General Mazatlán “Dr. Martiniano Carvajal”, Héctor Carreón Tizcareño, como encargado de la aplicación de la vacuna, rinda un informe donde se le dé cita al menor para que sea valorado por un médico especialista de ese hospital, como una medida precautoria para que sea un suministro vigilado por ser el primer caso en Sinaloa. Sin embargo, aseguró que hasta ahora esta revisión sigue en espera, al igual que la aplicación de la vacuna. 

Abundó que la instrucción se le turnó al responsable mediante el fallo dentro de la suspensión provisional otorgada y este la debió de haber presentado el lunes 10 de septiembre, sin embargo, aseguró que no fue así. 

“Nosotros como abogados lo que tenemos que hacer es estar dándole seguimiento al expediente. ¿Qué hicimos?, esperamos el dictamen del Juzgado con base al desacato del director del Hospital General Mazatlán.

Considerando que es un tiempo muy corto para que las autoridades señaladas como responsables rindan su informe provisional, se difirió la audiencia incidental para esta semana, sin embargo, el hecho de que el director del Hospital General no haya cumplido en el tiempo en el que se le notificó, es un desacato”, explicó Luévano Carrillo. 

Asimismo, explicó que en este caso, el desacato no es un acto reclamado, sino más bien es contra una suspensión y esta ya se dio. “La suspensión es suspender la instrucción dada para hacer una valoración médica y en su caso vacunar a los menores”, comentó,

Bullying Covid-19 

Juan Pablo, de 14 años, padece alergias desde que nació y con el tiempo y el consumo de algunos medicamentos prescritos desarrolló dermatitis. Hace un par de meses, el menor padeció un tortuoso covid-19 junto a su familia y de acuerdo con su mamá, esto no solo impactó su salud física, sino también señaló que fue víctima de bullying covid-19. 

“Entre jóvenes no miden el impacto de las palabras, lo dicen por el temor que sienten y es donde te das cuenta que la mayoría de estos jóvenes viven en el miedo de no estar vacunados. Mi hijo sufrió bullying covid, por sus propias primas, propios primos y amigos del colegio”, señaló.

Y es que cuando Juan Pablo pasaba la enfermedad, su círculo cercano le enviaba mensajes de texto pidiéndole que no los visitara por temor de que pudiera contagiar a sus padres o abuelos. Cuando superó el covid-19, el menor se negó a reunirse con sus amigos o primos. A partir de esa etapa es menos sociable. Por lo anterior, su madre que también es trabajadora social, considera que ese bullying lo reflejó en una realidad posterior y personas con las que convivía ya no quiere convivir. 

“Cuando le dije sobre el amparo, su expresión fue sonreír y decirme ‘me favorece’, fue todo lo me que dijo, es muy introvertido”, contó. 

Como madre, Paola Luévano Carrillo dijo para Debate que están emprendiendo una lucha a la que espera que se involucre más gente, que más gente haga conciencia y que menos señalen, porque consideró que el tema político no debe de ir emparejado con la seguridad del menor. “Los políticos pueden decir y hacer, pero a los que nos duele es a los padres y si los padres no defendemos a nuestros hijos quiere decir que estamos mal”, consideró. 

Violación a los derechos

Juan Martín Pérez, secretario ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Redlamyc) destacó en entrevista para Debate que hace 32 años México firmó la Convención sobre los Derechos del Niño, que es un tratado internacional que obliga a los Estados a legislar, desarrollar políticas y designar presupuestos para la garantía plena de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

En la negativa que ha manifestado el Gobierno federal por incluir en el plan de vacunación covid-19 a los menores mexicanos, el especialista destacó que hay al menos tres derechos implicados. 

Describió que uno de ellos es el interés superior de la niñez, que además ya está incluido en la Constitución mexicana desde el 2011 y que en su párrafo 8 del artículo 4.° constitucional establece que en toda acción de autoridad y diseño de políticas se tendrá como interés superior a la niñez.

Este artículo también establece el derecho a la salud, explícitamente el máximo de salud posible. Un tercer elemento, según destacó el especialista, es en términos de protección de la no discriminación de la Convención de los Derechos del Niño y en la Constitución mexicana, que en su artículo primero constitucional establece que todas las personas tienen los mismos derechos, lo que incluye a los niños, niñas y adolescentes. 

“Con estos tres derechos, que sería el interés superior de la niñez, la no discriminación y el derecho a la salud, no hay ningún argumento de ningún tipo que niegue la vacuna a niños y niñas, porque el plan nacional de vacunación es universal, esto significa toda la población que pueda recibir la vacuna”, explicó. 

Juan Martín Pérez añadió al respecto que constitucionalmente y en tratados internacionales está establecido, en términos de salud para el control de la pandemia, la vacunación universal y la propia Secretaría de Salud federal ya tiene a través de Cofepris la autorización para el uso de la vacuna Pfizer en menores (de 12 a 17 años), “entonces se tiene que vacunar por ley”, reafirmó. 

Por lo anterior, consideró que los amparos que hasta ahora se han emitido están siendo ganados y se les está otorgando suspensión, porque no hay derecho más importante o conjunción de derechos, que la salud y el interés superior de la niñez.

El doctor en derecho Juan José González Márquez explicó que el amparo es un instrumento jurídico cuyo objetivo es proteger los derechos humanos. Detalló que como existe el derecho humano a la salud, cualquiera que lo desee, adolescente o mayor, y que no tuviera acceso a la vacuna covid-19, puede demandar al Estado por el incumplimiento de su derecho y con eso el Estado tendría que vacunarlo. 

Niños sanos y niños enfermos 

¿Hay diferencia entre los menores que tienen comorbilidad y los que no, para solicitar y ganar este tipo de amparo? De acuerdo con el especialista no. Explicó que el amparo consta de dos juicios que van en paralelo, el juicio principal, que termina con la sentencia, pero mientras el juicio principal se desahoga, hay lo que se llama un incidente de suspensión.

Hay una suspensión que es la inmediata, la provisional, luego viene la definitiva y luego se resuelve el amparo de fondo. 

“Lo que se ha obtenido hasta ahorita son suspensiones, en varios casos han sido para niños, digamos adolescentes, que tienen alguna complicación de salud, pero también ha habido amparos para menores que no tienen ninguna suspensión de Salud. Yo creo que el amparo procede igual para unos que para otros, porque simple y sencillamente existe el derecho humano a la salud y ese derecho no está condicionado realmente a nada”, consideró.

Detalló que quizá el Gobierno pueda decir que dará prioridad a cierta población con alguna comorbilidad, pero esa es una política, que si se aplica con la regla del amparo no es tan relevante, lo relevante es que todos los seres humanos tienen derecho a la salud y por lo tanto merecen ser vacunados bajo cualquier circunstancia.

“A lo mejor es una cuestión de que no hay tantas vacunas, podría ser, pero legalmente no habría ninguna diferencia entre un adolescente que tenga una comorbilidad y otro que esté 100 por ciento sano, ambos tienen el derecho”, reafirmó.

¿Discriminación a la niñez?

Tanto el presidente López Obrador como el subsecretario de Salud han criticado la promoción de amparos para vacunar a los menores de México.

“Por cada dosis que por acción judicial por esta sentencia de amparo se desviara hacia un niño o niña, cuyo riesgo en menor, se le está quitando la oportunidad a una persona que tiene un riesgo mayor”, dijo en la conferencia presidencial matutina Hugo López-Gatell, lo que le valió la crítica mediática.

Días más tarde corrigió y aseguró en un medio de comunicación nacional que se buscaría vacunar a un millón de menores que tienen riesgo de padecer  covid-19 grave.

Falta una política nacional de vacunación para menores

Para Juan Martín Pérez, secretario ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Redlamyc) con sede en México, con esto se mantienen los argumentos de discriminación, de violación al interés superior de la niñez y violación al derecho a la salud. Destacó que el anuncio de vacunar a un millón de menores es una forma de control de daños, por el impacto tan fuerte que tuvieron en la opinión pública. 

Expresó que serán los hechos los que realmente den certidumbre al respecto y específicamente cuando los planes de vacunación incluyan a los niños, niñas y adolescentes, que hasta ahora no es así.

“En tanto no aparezcan, es una palabrería en cualquier medio de comunicación. Esto es importante de exigir, porque en tanto no estén en un documento oficial, solo hace control de daños, reduce el malestar, pero en los hechos, los niños, niñas y adolescentes siguen sin tener garantizado el derecho a la salud”, lamentó. 

Juan Martín Pérez añadió que es una vergüenza que en México esté en tema de discusión la vacuna a menores, mientras que en otras naciones como República Dominicana, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, países del mundo lo estén haciendo. 

“Es importante no perder de vista que esto es sostenido y sistemático contra la infancia, hay que agregar y es inevitable asociar a los niños con tratamientos de cáncer, que también se han negado y han tenido que recurrir a amparos y los que están teniendo algo de respuesta es por los amparos. Están en la misma dinámica los niños, niñas y adolescentes con diálisis renal”. Sin embargo, destacó que en estos dos casos se juega la vida. 

Para el representante de Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes en lo que coinciden casi todos los países en términos de América Latina, es que no tienen una política integral de atención de niños, niñas y adolescentes en la pandemia.

Lo que sí se ha observado es que un número muy importante de países, como Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, han cuidado mucho no afectar los servicios básicos con niños con cáncer, diálisis, cartillas de vacunación y demás. 

Para entender...

Vacunas para menores en el mundo

En Los Ángeles, Estados Unidos, el Gobierno pedirá de forma obligatoria la vacuna en menores de 12 a 17 años a partir de enero del 2022. Los menores de 12 a 16 pueden recibir la vacuna Pfizer y BioNTech gracias al decreto que permite su uso de emergencia. En Inglaterra, el Gobierno anunció que este otoño se ofrecerá la vacuna a todos los niños de 12 a 15  como parte de un plan de vacunación escolar. Otros países como Francia, Irlanda, Dinamarca, Italia, Alemania y Polonia  mantienen su campaña de  vacunación para los jóvenes de 12 a 15 años. 
Solo países como Cuba, Chile e Israel han vacunado a menores de 12 años.

Apoyo a menores de Sinaloa con amparos

El Colegio del Sur de Sinaloa de Abogados estará apoyando casos de gente que requiera el trámite de juicio de amparo para sus hijos y que sean de escasos recursos. Estos padres pagarían los gastos necesarios, suficientes y elementales para que el juicio se lleve a cabo, con base a un estudio socioeconómico. Las personas que lo deseen de manera muy particular pueden ser atendidas a los teléfonos 66 96 68 94 05 y se agendarán citas. A esta causa se suma el presidente de este colegio, Rolando Castro, y la asociación civil Refugio Pesquero y Administración del Parque Bonfil AC.

Los Datos

Amparos colectivos

De acuerdo con el doctor en derecho José González Márquez, la ley de amparos reconoce los amparos colectivos que también podrían ser una vía en este caso, además explicó que no es un trámite muy costoso. 

Leer más: En Baja California 120 menores se han vacunado contra el Covid-19 con amparos 

Vacunación

Pfizer anunció este 20 de septiembre que su vacuna covid-19 funciona para niños de 5 a 11 años, por lo que buscará la autorización de los Estados Unidos para este grupo de edad, un paso clave para comenzar a vacunar a los jóvenes.  

Síguenos en