Selecciona tu región
Política

Preocupante contención en menores migrantes

Las condiciones en las que México recibe a los menores migrantes distan mucho de cumplir con las necesidades esenciales, según expuso para EL DEBATE

Por Lorena Caro

-

El Gobierno de México ha privilegiado hasta hoy el mecanismo de contención, de bloqueo fronterizo en el sur del país y no ha dado muestras de opciones para facilitar la regularización de las personas migrantes. En este contexto, lo más preocupante ha sido el trato que ha otorgado a los menores migrantes. 

Lo anterior fue destacado por Rafael Alonso Hernández López, coordinador del Doctorado en Estudios de Migración en El Colegio de la Frontera Norte (Colef), con sede en Tijuana. Explicó que lo alarmante parte de que no existen mecanismos claros y eficientes para la contención de dicho grupo vulnerable, e instituciones como el DIF, el Instituto Nacional de Migración y las agencias internacionales de protección a los derechos humanos no han realizado un trabajo eficaz frente a la situación, que lo amerita: «Esta población, de manera desafortunada, va a parar a estaciones migratorias del Sistema de Protección para la Niñez Migrante, y yo podría decir que es sumamente precario y dista mucho de lograr su cometido, y para muestra de eso es que no hay capacidad instalada en muchos estados para atender esta contingencia», comentó. 

Falta de coordinación 

Hernández López habló en entrevista telefónica para EL DEBATE. El también excoordinador general de Dignidad y Justicia en el Camino AC y excoordinador de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes explicó que también es preocupante la falta de coordinación entre las autoridades.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Es muy común —dijo— escuchar que los niños, las niñas y los adolescentes están en estaciones migratorias porque el DIF no tiene espacios para atenderlos: «Entonces, faltan mecanismos de coordinación que sean muy eficientes y que verdaderamente apelen a la protección de la niñez», enfatizó.

En dicho contexto, señaló que el papel de las agencias internacionales debería ser velar por que se garanticen los derechos humanos de las personas, y derivado de la especialidad de cada una de las agencias tendría que ser el tipo de posicionamiento.

Por ello, consideró imprescindible que en este escenario las agencias tomen más peso y su presencia sea más efectiva: «La más visible, a mi juicio, es el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, pero faltaría mucha presencia de Unicef, de la organizaciones internacionales para las migraciones, la organización internacional para el trabajo, porque la magnitud de fenómeno lo amerita», señaló.

Articular migración

En el panorama general indicó que lo preocupante es que se sigue reaccionado de manera muy emergente y no se ha logrado definir una política de carácter nacional que haga frente a los flujos de población.

Además, aseveró que en el marco de esta necesidad hace falta un componente, que es la articulación con los estados y los municipios: «En la frontera hay una preocupación real de qué va a pasar con estas personas, porque los albergues, que la mayoría depende de la sociedad civil, no del Gobierno, están rebasados, y, por otro lado, la asistencia y la atención de las necesidades de las personas que van a regresar no está bien clara de qué manera se va a realizar, y ya una presión para los municipios», advirtió. 

México es ahora no solo un país de tránsito y de destino, es también al que retornan migrantes diariamente.

El perfil

Nombre: Rafael Alonso Hernández

Profesión: doctor en Ciencias Sociales. Coordinador del Doctorado en Estudios de Migración en El Colegio de la Frontera Norte. Excoordinador general de Dignidad y Justicia en el Camino AC y excoordinador de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes.

Síguenos en