Política

Probeis, el as político y social de AMLO

Diversos actores públicos destacan para EL DEBATE la prioridad que debería existir 
en la Presidencia para destinar presupuesto a otros programas sociales

Por  Lorena Caro

Probeis, el as político y social de AMLO(Foto: El Debate)

Probeis, el as político y social de AMLO | Foto: El Debate

El beisbol tiene en México su propia oficina para promoción y desarrollo: Probeis. Andrés Manuel López Obrador ha hecho público en repetidas ocasiones su gusto por el rey de los deportes, y es la primera vez que un mandatario decide que su deporte favorito impacte de manera directa a miles de niños y adolescentes. A Probeis se la han asignado 350 millones de pesos anuales en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, con los que esperan llegar a las escuelas primarias, crear academias profesionales y lograr, en la medida de lo posible, exportar jugadores a las Grandes Ligas. 

El programa, a cargo del exbeisbolista Édgar González, ha sido blanco de críticas por parte de analistas políticos y activistas sociales. El motivo: el presupuesto asignado a este nuevo programa, el cual supera temas prioritarios, como la violencia de género, becas para estudio de ciencia y matemáticas, derechos humanos o apoyo a madres indígenas. 

Este año, Probeis tendrá un monto mayor que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, a la que se le asignaron 260 millones 483 mil 143 pesos, de acuerdo con datos analizados por EL DEBATE de la Secretaría de Hacienda; lo mismo ocurre con las becas de apoyo a la educación superior de mujeres estudiantes de carreras de ingeniería y tecnología y ciencias físico-matemáticas, la cuales tendrán un presupuesto de 202 millones 669 mil 763; los proyectos productivos para el bienestar de las mujeres jefas de hogar, principalmente indígenas, rurales y en condición de pobreza y mayor vulnerabilidad, que contarán con un recurso de 73 millones 204 mil 908 pesos; mientras que la implementación de procesos de calidad en mastografía dirigido a equipamiento y recursos humanos con capacitación de personal en área de salud, técnicos y médicos radiólogos, tendrá un presupuesto de 8 millones 381 mil 062 [ver gráfica]. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Lo anterior sumado a la desaparición del subsidio a estancias infantiles luego de que la Secretaría de Bienestar anunciara su sustitución por el Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras, con el cual el Gobierno entrega el recurso de manera directa a la madre, al padre o al tutor, no a la guardería, lo que ha provocado que varias de ellas cierren, ya que los padres y las madres optan por aprovechar el recurso para gastos y cuidar al niño en casa o encargarlo en otro sitio. 

Ilustración El Debate

Deporte y política 

Diversos sectores fueron cuestionados por EL DEBATE al respeto, y mientras algunos coincidieron en que el programa de Probeis responde a una estrategia política de AMLO, otros esperan que el recurso destinado cumpla con el fin social de lograr mejores ciudadanos para México. 

El analista político Roberto Soltero indicó que la promoción del beisbol con designación de recursos y la creación de Probeis no son más que una estrategia política de Andrés Manuel López Obrador. Explicó que el mandatario sabe que el beisbol puede atraerle muchos seguidores, y, en ese sentido, le es más fácil orientar todo lo que sea hacia el deporte y eliminar los gastos o disminuirlos de las estancias infantiles, según contó. 

Abundó que precisamente la cancelación del programa de Estancias Infantiles o la disminución de recursos para las mujeres, entre otros, podría generarle reclamos de la ciudadanía: «En la medida de que la población despierte, dijéramos del letargo, entonces en esa medida habrá presiones hacia el presidente de la República para inducirlo a reorientar el gasto y no dejar de lado las mujeres violentadas o las estancias infantiles», opinó. 

Sin embargo, puntualizó que la ciudadanía deberá asumir el reto, enfrentarse y exigir a través de las instancias legales que se cumpla con los derechos ya otorgados, esperando que se pueda incidir en la opinión del Ejecutivo federal. 

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el beisbol sea un capricho personal del mandatario, el analista señaló: «Sabemos que es muy caprichudo, muy terco, ya lo dijo Diego Fernández de Cevallos, que el presidente es más terco que una mula. Pero es obviamente que responde al interés por tener o hacer crecer el avance de adeptos en torno a su proyecto de la Cuarta Transformación», enfatizó. 

Paulina Contreras, vocera de las responsables de estancias infantiles en Sinaloa, contó que, al respecto, ellas no se encuentran en contra ni de los nuevos programas ni de las nuevas iniciativas, como la del deporte con Probeis, simplemente —dijo— han estado buscando que el apoyo que originalmente era para los niños se les dé a los niños. 

Con la desaparición del programa se han levantado amparos, y mientras que el juez ya hizo la petición de pago al Gobierno federal del presupuesto que les correspondía, hasta el momento no se les ha retribuido nada. «Nosotros lo que estamos haciendo ahorita es continuar laborando, ya completamente separados de lo que es el Gobierno federal».

Comentó que operan como estancias privadas. Asimismo, lamentó que con la decisión del mandatario se haya reducido en un 50 por ciento el padrón de niños en las guarderías que originalmente estaban afiliadas a la extinta Sedesol. 

Aunque el presidente del Club de Beisbol Cañeros de Los Mochis dijo desconocer si se recortaron programas sociales para beneficiar a Probeis, indicó que sería importante que el apoyo etiquetado dé frutos para mejorar a la juventud y a la niñez de México: «Édgar quiere ir más allá, al área de educación, al área de ayudar a recomendaciones de equilibrio emocional, a los jugadores. Ojalá que todo esto forme a mejores ciudadanos, y bueno, entonces el dinero no fue un gasto, sino una inversión social», opinó.

Sobre la creación de academias que esperan colocar a jóvenes en el extranjero, el experto señaló que en ese sentido la tarea ya está hecha al destacar las academias profesionales de la Liga Mexicana del Pacífico. Por ello, enfatizó que el programa debería aprovecharse en la niñez: «Se necesita masificar el beisbol. Yo creo que la tarea más complicada que tendrán es masificarlo, hacer que más niños juegan el beisbol cada día, y creo que eso es el mejor beneficio para la niñez; hay fuentes de trabajo, y, por qué no, hacer que esto crezca, que se fortalezca, y obviamente va a dar resultado en el profesionalismo», sostuvo. 

Prioridades sociales 

Carlos Castaños, diputado federal por Acción Nacional, señaló que es importante que se dé impulso a todos los deportes.

En el caso del beisbol, reconoció que este genera los más altos valores que puede tener el ser humano: disciplina, entrega, compromiso, lealtad, espíritu de equipo e integración familiar, y en Sinaloa se comparte la afición, y sin duda se entiende; sin embargo, destacó que también hay prioridades que se deben defender con esa misma pasión, y no se está haciendo: «Los recortes presupuestales de los últimos meses a diversos programas sociales amenazan su implementación, y algunos no lograrán cumplir sus metas. Programas relacionados con la evaluación educativa de los alumnos, el agro, la salud o el empleo temporal han sufrido reducciones en el presupuesto asignado, lo que ha impactado muy negativamente en sus resultados», comentó. 

Ante esto, destacó que, aunque importante, la prioridad no es el beisbol, es la vida de la gente: «No puede estar por encima una afición que el bienestar de la población», sostuvo.

Señaló que el presidente no ha tenido la misma apertura en cuanto al tema del beisbol que con el caso de las estancias infantiles, los refugios de mujeres violentadas o la crisis de medicamentos. «Las prioridades están así: la reorganización del presupuesto federal del Gobierno de México asignó 350 millones de pesos para la promoción del beisbol en el país, que a lo largo de seis años sumará la cantidad de 2 mil 100 millones de pesos, una cifra que este año fue recortada del Presupuesto de Egresos para el programa de Estancias Infantiles».

Ante esto, agregó que la gran preocupación es cómo se están priorizando los recursos: «Lo que entienden como austeridad es inoperante, y es criminal poner vidas en juego por no tener claridad de cómo operar».