Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Qué homenaje hizo la primera dama la noche del grito?

Varios alcalde de Chiapas regresaron a la capital del país, pese a que la instrucción del presidente fue que se mantuvieran en su entidad atendiendo a damnificados 

México.-  La esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera de Peña, sorprendió con un vestido negro a los hombros realizado por artesanos del estado de Oaxaca. Este atuendo fue confeccionado con flores plateadas bordadas. El ahora icónico vestido es un homenaje a los pueblos afectados por el sismo que sacudió al país el 8 de septiembre.

La escolta de la bandera nacional es conducida hacia el presidente. 

Por otro lado, su hija Sofía Castro lució un vestido blanco asimétrico y con cuello halter, mientras que Fernanda Castro eligió un tono lila y su hermana, Regina, un vestido en tono obscuro. Cabe mencionar que  Paulina y Nicole Peña apostaron por tonalidades verdosas y cortes distintos: un vestido satinado para Nicole con los brazos cubiertos y un corte mucho más estilizado con brazos descubiertos para Paulina.

El presidente de la república y su esposa caminan por el salón de Palacio Nacional.

La familia presenció el espectáculo que se realiza como de costumbre después del grito de independencia. 

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó anoche, desde el balcón central de Palacio Nacional, la ceremonia de El Grito de Independencia, rompiendo el protocolo y la arenga tradicional para destacar la solidaridad de los mexicanos con las comunidades de Chiapas y Oaxaca, devastadas por el terremoto del pasado 7 de septiembre.

 

 

En el 207 aniversario de la Independencia de México, minutos antes de las 23:00 horas, el Presidente de la República salió de su despacho, cruzó los salones de Palacio Nacional y en el Salón de Recepciones una escolta de cadetes de la Escuela Naval Militar, integrada sólo por mujeres, hizo entrega de la Bandera de México.

El presidente Peña salió al balcón y tocó en cuatro ocasiones la histórica Campana de Dolores, ondeó el lábaro patrio, y entonces clamó:

“¡Vivan los héroes que nos dieron patria y libertad!, ¡viva Hidalgo!, ¡viva Morelos!, ¡viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡viva, Allende!, ¡viva Aldama!, ¡viva Galeana!, ¡viva Guerrero!, ¡viva Matamoros!, ¡viva la solidaridad de los mexicanos con Chiapas y Oaxaca!, ¡viva la Independencia Nacional! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!”.

 

Dentro de Palacio Nacional hubo mil 400 invitados, entre ellos los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial, integrantes del cuerpo diplomático y agregados militares.

Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera la noche del grito en Palacio Nacional. 

Pese a que el Presidente había ordenado que los secretarios de Estado desplegados en Chiapas y Oaxaca se mantuvieran en acciones de apoyo a la población afectada por el terremoto, ayer, al concluir la gira que realizó en Cintalapa, Chiapas, varios de ellos regresaron a la Ciudad de México.

La pareja presidencia con sus hijos en el palco principal de Palacio nacional. 

Presidencia no confirmó si en Palacio Nacional estuvieron los titulares de Gobernación, de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina,de Hacienda, de Economía y Energía.

La ceremonia ahí duró apenas 14 minutos, de los cuales cuatro fueron para la arenga y la entonación del Himno Nacional y diez para un espectáculo de juegos pirotécnicos.

Así se vivió el grito de independencia en Mazatlán