Política

Rechazo de AMLO al G-20 envía mensaje negativo

Analistas y politólogos entrevistados por EL DEBATE destacan que México pierde la oportunidad de hablar de viva voz sobre la situación económica que enfrenta con Estados Unidos

Por  Lorena Caro

Rechazo de AMLO al G-20 envía mensaje negativo(Foto: Xinhua)

Rechazo de AMLO al G-20 envía mensaje negativo | Foto: Xinhua

Andrés Manuel López Obrador no va a la cumbre internacional del G-20. Esto lo anunció hace unos días en sus conferencias matutinas. Aunque señaló que enviará una carta sobre la desigualdad en el mundo con su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y Carlos Manuel Urzúa Macías, secretario de Hacienda, para analistas y expertos políticos entrevistados por periódico EL DEBATE declinar es un mal mensaje para la comunidad internacional. 

Según coincidieron, México perdería la oportunidad de que su jefe de Estado exponga ante las diversas naciones participantes la situación actual del país y a su vez planear estrategias que beneficien, sobre todo con las amenazas económicas y migratorias de Donald Trump. 

El G-20 está conformado por los países que representan el 80 por ciento del producto interno bruto del mundo y más del 60 por ciento de la población mundial [ver mapa]. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Plataforma internacional 

Jorge Gamaliel Arenas Basurto, académico en relaciones internacionales y ciencia política de la Universidad de las Américas Puebla, indicó que la idea del G-20 es regular el mecanismo del financiamiento internacional y las instituciones bancarias, por lo que tiene una participación muy importante en los acuerdos que logran las naciones más poderosas del mundo: «Sé que la política actual del presidente es moderar, tratar de contener los arranques de este presidente tan impulsivo (Donald Trump); pero, al final del día, sí es un foro importante, porque otras naciones podrían hacer eco de sentirse amenazadas por el Gobierno de Trump», dijo el experto. 

Sobre el mensaje que estaría enviando el presidente, Arenas Basurto sostuvo que, en política, la forma es fondo, y el hecho de no asistir muestra una implicación de fondo muy fuerte. Ello —según expuso— permite que quizá otros países lleguen a la conclusión de que AMLO desestima la importancia de los organismos, por lo que, en ese sentido, es delicado: «No quiero decir que a Obrador no le interesen los asuntos internacionales, pero creo que debemos tener muy presente que es importante su presencia». 

Debido a que el evento es el próximo 28 y 29 de junio en Osaka, Japón, el politólogo Gerardo Morales Sandoval destacó que el presidente está a tiempo de valorar la gran oportunidad y la palestra que es la cumbre para hablar de viva voz y como jefe de Estado sobre los asuntos de carácter económico y político que le atañen a México: «Hay muchos asuntos de carácter político a nivel mundial que puede tratar».

Asimismo, el abogado constitucionalista señaló que en dicho encuentro se pudieran lograr elementos de adhesiones y simpatías para establecer criterios favorables por relaciones binacionales. Sin embargo, de no asistir el presidente, vio como positiva la designación de Marcelo Ebrard y Carlos Manuel Urzúa como los asistentes en nombre de México.

Reconstrucción social

Jerry Jáuregui, consultor político mexicano reconocido por The Washington Academy of Political Arts and Science, señaló que el periodo político actual está siendo juzgado por propios y extraños, y cualquier paso en falso puede ser desastroso para su futuro.

Por lo anterior, vio como urgente la necesidad de un experto en comunicación e imagen gubernamental para AMLO: «En siete meses de Gobierno se ha presentado una infinita diferencia a la imagen del candidato que llenaba de esperanza a miles de mexicanos y que lo llevó al triunfo; hoy es motivo de discordia y división en el país. Definitivamente, algo cambió en su imagen», pronunció.